Habitantes del Caos

Alquimia Iniciática (Tercera Parte)


herbomagiaEl Ens

Según Paracelso, el Ens es una de las más poderosas medicinas, y aún así una de las más fáciles de hacer. El ens o entia (plural), es una influencia, o principio que nos afecta, y es una cosa definidamente espiritual, psíquica, o física. aunque cinco de esos principios producen enfermedad, la tintura ens, creada desde el Reino Vegetal, puede ser usada para corregir esos desbalances y obtener salud física y mental.

Un autor dijo, "El Ens manifiesta la más alta virtud iniciática de la plata con la cual está hecho".

 

Iniciación espiritual

"La única iniciación que predico y que busco con el ardor de mi alma es aquella por la que podemos entrar en el corazón de Dios y hacer entrar el corazón de Dios en nosotros, para realizar un matrimonio indisoluble que nos habla el amigo, el hermano y la esposa de nuestro Divino Reparador. No hay otro medio para llegar a esta santa iniciación que el de sumergirse, cada vez más, hasta las profundidades de nuestro ser y de no retroceder hasta que hayamos alcanzado la viva y vivificante raíz."
- Louis Claude de Saint Martin, místico y filósofo francés del siglo XVIII


Es pues, este aspecto iniciático, el que buscamos cuando creamos e ingerimos el Ens de una planta en particular. Las autoridades parecen estar en desacuerdo sobre la naturaleza de las medicinas espagíricas cuando se trata de este aspecto. Al menos una autoridad afirma que la iniciación es el único objetivo del producto alquímico. Otras, particularmente Frater Albertus, Bacstrom y Manfred Junius sugieren que medicinas efectivas para enfermedades físicas son producidas usando el proceso alquímico. Un punto medio también ha sido contemplado, declarando que el creador del producto obtiene más beneficio espiritual de su ingesta, mientras que otro obtendrá más beneficio físico de su uso. La tradición y leyendas herméticas también sugieren que, así como es posible que el recipiente no haya asistido en la creación de las medicinas, reaccionará de manera mucho más fuerte al súbito incremento en su campo vibracional, algunos incluso de manera violenta en el caso de medicinas metálicas y minerales. Como variable, debe ser que alguien que no se involucra en actividades espirituales o esotéricas de manera regular encontrará una reacción más físca, o un shock más violento, a los efectos de la medicina.

Si la iniciación es la meta objetiva del ens, ¿qué es, pues, la iniciación? ¿Por qué deberíamos buscarla?

La naturaleza de la iniciación esotérica suele ser tergiversada por esos que la busca, incluso a veces, ¡por los que pretenden otorgarla! Basta decir que la iniciación es el inicio de un nuevo aspecto de nuestro desarrollo interno. Uno puede tener experiencias internas; sin embargo, la iniciación las separa llevándolas progresivamente a donde les corresponde, sus funciones, intensidad y propósitos. De esto modo, se podría decir, que el fin de la iniciación es asistirnos en tener y comprender nuestras experiencias interiores progresivas. Esto, sin embargo, puede ser un pequeño inconveniente. Muchas escuelas, órdenes, y sociedades ofrecen iniciaciones en varios de sus grados, con sus correspondientes rituales, títulos y demás. Aún así, el estudiante de alquimia, seguramente se habrán dado cuenta al empezar sus estudios alquímicos, que esas iniciaciones externas no son sino sombras ritualizadas, imitaciones, grandes promesas, pero que la iniciación real, auténtica y duradera, sólo viene desde dentro.

Pero entonces nos surge la duda ¿son los dos siempre algo separado? ¿Son, en esencia, todos los rituales externos una pobre imitación de un estado interno? No, de ninguna manera es eso algo determinante. Desgraciadamente, para que un ritual iniciático, tenga el efecto deseado, el iniciador, o iniciadores si es una ceremonia larga, deben poseer una vibración psíquica mayor que el que recibe el estímulo psíquico. En nuestra sociedad moderna, raramente se da el caso.

Ya que la alquimia no tiene definidos rituales, ni logias, ni métodos de desarrollo más que La Obra en sí misma, toda iniciación se dice que es interna esta forma de esoterismo. Nos iniciamos a nosotros mismos en La Obra, y La Obra nos inicia en niveles de más altos (y profundos). Para quienes estén en contra de esa afirmación, reflexionad sobre esto: "¿No somos siempre nuestros propios iniciadores?" Eso es, ¿no somos los únicos responsables de nuestro inicio, progreso y final de El Camino? ¿No es nuestro Yo Superior lo que nos empuja a seguir? Es por este Yo Superior que en meditaciones, sueños, y flashes de lucidez y claridad espontánea que somos iniciados; iniciados, eso es, en la presencia de nuestro Verdadero Yo, el centro y origen de nuestro Ser.

A la luz de ello, una iniciación debe venir a nosotros, y debe estar completamente desprovista de rituales o ceremonias. Puede ser un evento repentino que cambie nuestras vidas completamente, y las dirija hacia adentro. Puede ser incluso una verdadera encarnación de un pathworking kabbalístico o alquímico, desarrollándose a nuestro alrededor. Al final, como la palabra implica, iniciación es sólo el comienzo de una nueva etapa de desarrollo, y esa fase sólo está completa cuando hemos sido iniciados en la siguiente, de mano de nuestro Maestro Interior, nuestra misma Alma. Nos hace poco bien ir por ahí recolectando iniciaciones rituales de intentos de, o incluso, verdaderos maestros, ya que no es algo que se pueda colgar de la pared como un diploma. Es mejor si concentramos nuestras energías en un camino concreto, y lo completamos, en vez de correr por ahí buscando atajos sin llegar a ninguna parte.

Nosotros pues, como egos buscando un estado interno de lo espiritual, sólo podemos prepararnos para la iniciación, presentarnos en la puerta de nuestro Templo interior, y llamar. Se suele decir, "Llama a la puerta, y será abierta para ti; pide y te será otorgado." Hemos de tocar, preguntar, esperar con paciencia en silencio, pero nunca exigir. La verdadera iniciación interna ocurre sólo una vez y es experimentada una vez, puesto que eso es todo lo que se necesita, ya que crea en nosotros un cambio permanente en la consciencia. Un cambio permanente que es de naturaleza expansiva, unificadora, comprensiva y evolutiva. Es una espiral ascendente de lo que Israel Regardie llamó, Luz, Vida, Amor, Ley y Libertad.

Cuantas iniciaciones experimentemos depende del camino elegido, sea alquímico, kabbalístico, o ambos. Pero incluso entonces, la idea de división es más una función de nuestra consciencia externa que de nuestra percepción interna. Consumimos comida espiritual y material en dosis pequeñas para no atragantarnos o sufrir indigestión, aún así, al final de nuestro almuerzo toda la comida necesaria para nuestro crecimiento y supervivencia ha sido consumida. Con la iniciación ocurre lo mismo, en que es un pequeño trozo de otro más grande de Conciencia Vital. Recibimos en nuestra iniciación interno exactamente lo que necesitamos para nuestro crecimiento, ni más, ni menos. Cuántas de esas cucharadas de vida tomemos depende de nuestro Camino interno elegido, y el grado de progreso que hagamos en él. Pero, de nuevo, la responsabilidad y obligación es nuestra.


En resumen, parece que pueda ser dicho que debemos esperar experimentar una iniciación por cada plano de Conciencia, y uno por cada de sus sub-planos. Cómo funciona eso de manera matemática es objeto de debate. Una escuela de pensamiento sugiere que hay doce planos, siete mayores, cinco menores, cada uno con su propia sub-división de cinco planos, haciendo un total de sesenta niveles de existencia (del Ser) progresivamente disponibles para nosotros. Aún así, cada vez que experimentamos una iniciación, es en realidad un único Ser quien la vive, y nuestra conciencia de ese "Uno" se expande. Preocuparse de los números o el lugar de creación antes de que sea revelado es alimentar el ego, no el alma.

Las escuelas Kabbalísticas exponen diez planos de conciencia, tal como algunas escuelas Budistas, con cada uno dividido en cuatro sub-planos con un único plano unificador al final. Por lo tanto, se dice que cada esfera tiene sus propios aspectos de Tierra, Agua, Aire, Fuego y Espíritu. Cada plano corresponde a un nivel, cualidad, o potencia planetarias, a excepción de los dos primeros. En kabbalah, representan la unidad primordial, y su expansión como primera fase de la creación. De ahí en adelante toman simbólicamente los títulos planetarios de Saturno, Júpiter, Marte, El Sol, Venus, Mercurio, La Luna y La Tierra

La naturaleza de las tinturas espagíricas, y en particular el ens, es limpiar los bloqueos en nuestra mente y anatomía, similar a lo que es llamado nadis en yoga o los meridianos en acupuntura. Esta anatomía sutil permite el intercambio de información entre el denso mundo físico de la materia, el punto final de la creación, y el sutil mundo psíquico del cual es una extensión. En la creación no hay ceses, brechas, o agujeros, tales existen en nuestro conocimiento o realización de La Realidad. Haciendo cambios en este sutil plano intermedio, a veces llamado etérico, podemos incrementar el flujo y la calidad de la energía desde esos finos mundos "superiores" a nuestro físico mundo "inferior".

Con cada correspondiente incremento en intensidad, una iniciación puede ser dicha que ha tomado lugar, si de hecho, la energía se vuelve permanentemente disponible para nosotros, y no es un salto temporal a un nivel superior.

W.E. Butler declara que esos canales/nervios psíquicos existen en el planeta así como en la humanidad, en forma de líneas ley. El poder natural de la creación, o kundalini, como es llamado en Sánscrito, es la fuerza que continuamente va cambiado toda la creación, empujándola a niveles más y más refinados. Cuando creamos e ingerimos productos alquímicos o espagíricos, estamos ayudando a la Naturaleza, agilizando nuestro proceso de evolución personal.

"Kundalini trabaja en la premateria en niveles etéricos; y, como todas las sustancias, y todos los elementos tienen sus bases en esa premateria, pueden ser trabajados de esa forma, si sabes cómo ajustar y dirigir la Kundalini."

En algún lado añade:

"El poder de la Kundalini nos permite tener control sobre lo que llamamos naturaleza inanimada. No es que haya algo realmente inanimado. Hay vida en toda la materia; nada está muerto. Simplemente hay diferentes grados de vida; está en trance en la roca; duerme en la plana; despierta en el animal; y se vuelve consciente en la humanidad. Una (vida) detrás de todas las cosas. Así que como puedes ver tenemos mucho potencial en nosotros."

 

La creación del Ens

Como nuestra tintura previa descrita anteriormente, la tintura de Ens puede ser hecha para cada uno de los siete regentes planetarios, para cada día de la semana. De este modo, mediante la hierba regida o influenciada por un planeta particular, buscamos la iniciación en la esfera o plano gobernados por ese planeta. De todas formas, diferente a una piedra vegetal, la cual se explicará a continuación, el Ens tiene menos poder iniciático, aún así es verdaderamente sorprendente. En la piedra vegetal, los cuatro aspectos de los elementos Tierra, Aire, Agua y Fuego se encuentran en equilibro. En el Ens, el elemento Fuego es predominante, por razones que ya veremos. La ventaja yace, en la simpleza de su creación, permitiendo a cualquiera, sin importar su nivel de experiencia, crear una tintura Ens.

Desde otro punto de vista, el Ens puede ser comparado con los Elixires, en los cuales la tintura ha sido "exaltada" mediante el procesamiento repetido y en la cual las Sales calcinadas han sido añadidas al proceso. De todas formas, los elixires casi siempre contienen también varias plantas.

Mientras existen varios métodos para crear el Ens, el siguiente es fácil, seguro, y no requiere equipamiento especial.

Se usan los mismos materiales que se describieron anteriormente. Además, alrededor de 1 ½ libras de carbonado de potasio serán necesarias, y un plato de cristal de no menos de una pulgada de profundidad. 

Se esparce el carbonato de potasio en una fina capa dentro del plato, con un grosor máximos de ¼ pulgada (1 cm. aprox).

Se deben extremar precauciones para evitar la exposición al carbonato de potasio en su estado seco y/o cuando se vuelve líquido tras la exposición al aire nocturno. Es tóxico y puede causar sarpullido, o quemazón en las membranas mucosas. Lávate las manos meticulosamente tras su manipulación para evitar la exposición accidental o la contaminación de tus ojos u otras zonas sensibles. El carbonato de potasio también dejará marcas en los lados del contenedor de cristal usado durante el experimento.

Pon el recipiente en un área donde sea expuesto al aire nocturno. Al licuarse (se vuelve delicuescente*) el carbonato de potasio (o tartrato disódico), absorbe el agua del aire de la noche. Este agua, o humedad, es el vehículo del Fuego Universal, llamado prana (en Sánscrito), y es más fácil de obtener en verano y primavera.
*Delicuescente significa que absorbe la humedad del aire y se disuelve con ello

Este Fuego Universal es lo que pone en acción nuestra Kundalini y la Kundalini planetaria a varios niveles.

Aquellos con un entrenamiento kabbalístico en magia ritual observarán una similitud entre la idea presentada aquí y los atributos Elementales del círculo mágico. El prana, (Ruach en Hebreo, Spiritus en Latín) es la Fuerza Vital contenida en el Aire (el Este) de la cual extraemos el principio vital, o lo experimentamos como Fuego (el Sur) gracias al Agua (el Oeste) y lo afianzamos en el medio físico de la hierba Terrestre (el Norte)

Decanta o filtra el líquido cada mañana, asegurando que no sea expuesto al sol, o a una fuente de agua, como la lluvia. Para hacerlo usa una jeringa, un cuentagotas grande, una perilla, o una pipeta de laboratorio.

Cuidado: ¡¡¡No lo hagas con la boca!!!

aloe-vera-planta-magica-salud-taoistaCuando tengas cuatro o cinco onzas (150-200ml), puedes comenzar la primera tintura ens. Para prevenir perder demasiado de este precioso líquido, por el filtrado, puedes querer ponerlo en una jarra o un frasco y filtrarlo todo de una vez antes de usarlo. Recuerda: dejará marcas en el recipiente en que lo almacenes. Asegúrate de sellar bien el recipiente para prevenir que absorba más líquido del aire del ambiente.

Pon una once (52gr.) o entre 50 y 60 gramos de hierba picada finamente en una jarra nueva y vierte el líquido transparente que has recogido y filtrado. De nuevo, recuerda que comenzar la operación en el día planetario y/o la hora del planeta que preside la planta te ayudará en La Obra. Pon suficiente líquido para cubrir toda la hierba y poder agitar fuertemente. Dependiendo de lo seca o absorbente que sea la hierba elegida, esto puede ser desde 100ml a 200ml del concentrado para cubrir adecuadamente cada planta. Si queda algo de "xxxxxxxx" guárdalo para el futuro.

Echa una cantidad igual de alcohol en grano y agítalo a diario para asegurar que los dos líquidos se mezclan ya que el alcohol al ser menos denso flotará en la parte superior. Este alcohol será la tintura Ens que se utilizará cuando el líquido se torne de un color rojo oscuro. ¡Recuerda! El carbonato de potasio es cáustico y no será agradable tragarlo.

Debido a la naturaleza magnética de la delicuescencia, es importante que no haya componentes metálicos en el recipiente, o que la boca del recipiente sea envuelta en plástico antes de taparlo. También puedes querer envolverlo en papel de aluminio para reducir el contacto psíquico que el líquido recibe.

 

Cómo usar el Ens

Toma diez o como mucho veinte gotas en un vaso de agua preferiblemente destilada en el día del planeta de la planta en la hora siguiente al amanecer, si esto no es posible, entonces en cualquiera de las otras tres horas planetarias de ese día. Como antes, antes de consumirlo puedes consagrarlo con rituales kabbalísticos o astrológicos, como harías con un talismán.

Dado que el ens es un producto iniciático, tendrá efecto en el cuerpo sutil o astral del usuario. Anota detalladamente tus sueños en un cuaderno, así como las fases de la luna o cualquier ocurrencia psíquica o coincidencia que ocurra.

 

Cómo elegir una planta

Para los que quieran crear los siete Ens a la vez, lo siguiente debe ser tenido en cuenta cuando elijas una planta por primera vez.

Debes elegir una planta según su signo planetario, así como una para alguna deficiencia que tengas.

Un ens Lunar abrirá el mundo psíquico, los de Yetzirah y Yesod en particular. También puede ser usado con Pathworkings relacionados a la luna, el 32º, 30º, 28º y 25º.

Un Ens de Alchemilla (Alchemia) dará acceso a Netzach-Venus, y otorgará información relacionada a la espagiria, de ahí su nombre oficial - Alchemia.

Un ens del Sol ayudará a despertar la intuición, auto-control, y la esfera de Tiphareth en Yetzirah. Puede incluso mostrar destellos del Mundo Briático (el Mundo de los Arquetipos/Mente Superior). También puede ser usado en Pathworkings relacionados al Sol.

Un ens de Saturno, especialmente Cola de Caballo, puede ser usado en el 32º Sendero, abriendo Briah-Saturno en Yetzirah, e incluso otorgando atisbos del Mundo Briático y la Eternidad.

 

Anotaciones sobre los Ens atribuidas a Paracelso

En su biografía sobre Paracelso, Franz Hartman cita un manuscrito desconocido, supuestamente en una colección privada, en el cual Paracelso describió la creación de un Ens de Melisa y sus virtudes.

"Este principio de Ens Melissae es preparado de la siguiente manera: Toma media libra de potasa pura, y exponla al aire hasta que se disuelva (atrayendo el agua de la atmósfera). Filtra el fluido y añádele tantas hojas frescas de la planta melissae como admita, hasta que el fluido cubra las hojas. Déjalo en un recipiente de cristal bien cerrado, en un lugar moderadamente cálido por veinticuatro horas. El fluido debe ser separado de las hojas y estas últimas descartadas. Se vierte alcohol puro encima del líquido, hasta que lo cubra una o dos pulgadas, y se deja reposar por uno o dos días, o hasta que el alcohol se vuelva de color verde intenso. Este alcohol se toma y se preserva, y nuevo alcohol es añadido al fluido alcalino, y la operación es repetida hasta que todo el color sea absorbido por el alcohol. Este fluido alcohólico es entonces destilado y el alcohol evaporado hasta que se vuelva como una melaza pegajosa, que es el Principio Ens Melissae: pero el alcohol que ha sido destilado y el líquido de potasa serán usados de nuevo. El líquido de potasa será de una gran concentración y el alcohol de gran fuerza, de otra forma se mezclarían y el experimento fracasaría.

En una nota a pie de página de ese texto, Hartman cita Lesebure, un físico de la corte de Luis XIV de Francia y su "Guía para la Química" (Chemischer Handleiter, impresa en Nuremburg, 1685, página 276), en la cual Lesebure describe los resultados de un experimento que asevera haber observadorespecto al uso repetido del Primium Ens Melissae

"Una de mis más cercanas amistades preparó el Primum Ens Melissae, y su curiosidad no lo dejaría descansar hasta haber visto con sus propios ojos los efectos de este arcano, para estar seguro de si las virtudes atribuidas al mismo eran o no ciertas. Por lo tanto hizo el experimento, primero en sí mismo, luego en una sirvienta mayor de setenta años, y luego en una vieja gallina que tenía en su casa. Primero lo tomó él, cada mañana al amanecer. Un vaso de vino blanco con la tintura de este remedio, y después de usarlo por catorce días, las uñas de sus dedos -de las manos y los pies- empezaron a caerse, sin causar dolor alguno. No tuvo la valentía de seguir con el experimento, pero le dio el mismo remedio a la sirvienta. Ella lo tomó cada mañana por diez días aproximadamente, hasta que empezó a menstruar como en su juventud. Eso le causó una gran sorpresa, porque no sabía que había estado tomando una medicina. Aterrorizada, rechazó continuar con el experimento.  Mi amigo tomó entonces algunos granos, los bañó en el vino, y se los dio a su vieja gallina para que los comiese, y en el sexto día, el ave empezó a perder sus plumas, y siguió perdiéndolas hasta que quedó sin una sola, pero al cabo de dos semanas, nuevas plumas crecieron, las cuales tenían colores mucho más vivos, su cresta se levantó de nuevo, y empezó a poner huevos nuevamente."

De acuerdo a un manuscrito moderno de alquimia, un experimento similar con melissae usando un método de extracción diferente, produjo efectos más suaves y menos violentos en las gallinas a las que les fue suministrado, a la vez que incrementaba el la producción y el tamaño de sus huevos.

Aunque eso no sea dicho para alentar al uso prolongado de la tintura, es por estas historias que conocemos las legendarias cualidades de curación y rejuvenecimiento de los productos alquímicos.


Primera parte del artículo:
http://www.habitantesdelcaos.com/a60/Espagiria%20B%C3%A1sica%20(Primera%20Parte).htm
http://www.habitantesdelcaos.com/a72/Espagiria%20B%C3%A1sica%20(Segunda%20Parte).htm


Fuentes

Practical Plant Alchemy -- Part Two de Mark Stavish - Traducción propia con asesoramiento de Calabaza


Enviado por: Alep

12 artículos publicados

Visto 3831 veces



Tags:

Paradigmas Alquimia Espagiria


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse