Habitantes del Caos

La Corporación como Entidad Mágica, por LVX23


Este artículo explora la identidad de la entidad corporativa y cómo a menudo puede convertirse en una entidad independiente, fuera de control con respecto a cualquier individuo en particular. En términos mágicos la corporación, en virtud de su presencia en el espacio memético y su influencia sobre el intelecto colectivo, puede convertirse en un constructo mágico conocido como egregor. Mucho de esto puede aplicarse a todos los grupos que forma una empresa o cooperantes, pero los proveedores de estilos de vida que bailan en nuestras televisiones, nos acompañan en la calle, el tráfico, y amablemente invaden nuestras casas y mentes, son lo más poderosos y apremiantes.

La corporación moderna es mucho más que simplemente un edificio lleno de personas que crean un producto o manejan recursos. Existe en el espacio físico, en el espacio de la información, y en el espacio etérico. Es un grupo de voluntad intencional perpetrada para autoconservación, crecimiento, y generar beneficios. Esgrime el lenguaje y los medios de comunicación para establecer su presencia y su identidad en la era del comercio global. La corporación está unificada en su foco, realiza sus deseos, y manipula recursos en conformidad con su intención. Es de alguna manera un individuo compuesto de muchas células trabajando en común. Como el cuerpo humano, la corporación mantiene su identidad y su función a pesar del reciclaje continuo de sus células. La estructura persiste por su propia voluntad e inercia. Una corporación no está vinculada a algún sitio. Puede moverse, propagarse y distribuirse a través de redes de datos. Actúa con una voluntad única, conocida y consentida por las voluntades del colectivo que está en la corporación, cuyos fines comparten: mantener la existencia y continuo crecimiento de la entidad corporativa.

El génesis de la corporación fue una representación de los intereses compartidos de un grupo. Pronto evolucionó hasta tener el estatus legal casi equivalente al de una persona. Se ha convertido en una entidad independiente con los mismos derechos de un individuo (o más). Esa patina de persona refuerza su identidad, que proyecta para con el mundo. Quiere dar la apariencia de ser humana para ser considerada como tal. Ésta es la única forma de lograr intimidad con el consumidor; Es la única forma en la que la corporación puede generar confianza y aceptación. Esta identidad comienza con la visión corporativa pero pronto se mueve hacia las mentes de la cultura del consumidor donde puede conectarse con un nivel más profundo de asociaciones emocionales. Es aquí donde ha evolucionado de una entidad comercial a una psíquica.

 

AndroidJones_1_ObscuraDigital-copy

 

El Sigilo Corporativo

La corporación es reconocida por sus productos... y por su imagen. Esta es el resultado de su voluntad colectiva manifestada en el plano material, construcciones que edifica alrededor de sí misma, intencional e involuntariamente, por medio de la publicidad, el marketing, sus acciones y sus transgresiones. Como la imagen corporativa se vuelve cada vez más enfocada y definida, es más fácil de empaquetar y entregar a las mentes de los consumidores. Mientras la identidad corporativa de puertas adentro puede llevar puesta una máscara, su cara pública normalmente enseña otra. Es este engaño básico que le da el poder al egregor emergente y le permite semejante acceso a nuestros sueños y deseos.

El logo corporativo es un sigilo usado para representarle en el mundo. El logotipo es una forma de narrar de forma resumida un sistema altamente complicado en una imagen sencilla y fácil de asimilar. Mientras mejor construido esté el sigilo corporativo, más se identificarán sus posibles consumidores con él y más difícil será ver más allá de su representación del ideal corporativo. El sigilo es un hechizo lanzado al mundo para atraparnos en su atractivo y desviar nuestros ojos de sus indiscreciones. La imagen corporativa emplea a un vasto ejército de psicoingenieros adiestrados, contratados para explotar las debilidades psicológicas y de percepción de la cultura del consumidor. Ellos destilan su identidad cuidadosamente elaborada dentro de agregados emocionales, abstracciones quirúrgicamente diseñadas para reasociar a la entidad corporativa con ideas, imágenes y lemas que son atractivos para el animal humano a un nivel subconsciente.

El logotipo corporativo es además una ulterior abstracción de la imagen elaborada, conteniendo dentro de si mismo el peso cultural de sus asociaciones, envueltas en una imagen simple fácilmente asimilable y recordable. La entidad corporativa se viste a sí misma en significados y usa simbolismos para representar dicho significado. Ahora el logotipo de Nike representa mucho más que simplemente una compañía que vende calzado. Es atletismo, aventura, competencia, aguante, trabajo y lucha. Pero es también el símbolo de fábricas donde se explota al obrero y atenta contra la individualidad del consumidor.

 

El Egregor Corporativo

Un egregor es una entidad mágica que funciona con voluntad propia. Es diferente de una deidad o forma divina en lo referente a que es expresamente una creación humana, en lugar de un arquetipo inherente o representación psíquica. Recibe vida por la determinación de su creador y es preliminarmente diseñado para cumplir con cierta meta. Éste es típicamente el rol de un servidor como un criado a su amo. Pero si el servidor obtiene bastante poder puede convertirse en un egregor, independiente de la voluntad de su creador. Cobra vida propia. Cuando los ejecutivos de Nike se van a su casa después del trabajo, el egregor vive en los medios de comunicación, en las mentes de los consumidores y en sus productos tras los escaparates, caminando por las calles, metiéndose en nuestras casas. Ciertamente, si tiene éxito, continuará a través de generaciones, atrayendo sirvientes devotos a sus aposentos, sirvientes que trabajarán duramente para prolongar su presencia en la noosfera.

La sátira y apropiación cultural son indicadores que un meme ha crecido más allá de la escala de su objetivo original. A medida que permee más y más cabezas su identidad se expandirá más allá de la mente global. A medida que el egregor reporte más de su identidad a la cultura de masas, crecerá más allá del control de sus sirvientes. que deben responder y adaptarse al ambiente del consumidor. Hay un lazo sutil de información retroactiva aquí. El egregor influencia la cultura, lo cual a su vez fija mayores demandas en el egregor y su producto.

La asociación de marcas con género, estilo de vida, e identidad cultural le dan sentido y profundidad a al egregor corporativo, de natural inhumano. Su poder aumenta a medida que ocupa más ancho de banda en el espacio memético, y a medida que se reviste con añadiduras emocionales, fomentación de sueños y deseos. Como la cultura pop evoluciona, así también las máscaras del egregor, reclutando celebridades y tendencias populares para pregonar su producto. Aun después de la inevitable muerte de su base material, el egregor sigue viviendo como una reliquia de la antigüedad, un recuerdo de la cultura pop.

 

Los Objetivos

Con este perfil del egregor corporativo, debería poder identificarse los puntos de entrada de los ataques mágicos. Si el egregor ocupa el espacio etérico, puede ser atacado ahí. Debe recordarse que es él quien se ha metido en nuestro espacio y que a fin de cuentas somos nosotros los que ponemos las reglas.

Un método es reprogramando las asociaciones de las marcas. Capta el sigilo corporativo directamente, luego metódica e internamente ponle nuevas atribuciones y temas. Crea asociaciones contrarias a las de sus intenciones publicitarias. Recalifica tu concepción de Nike con debilidad, explotación, materias plásticas, subproductos petroleros, y fracaso. Cambiando tu representación etérica interna de la marca corporativa restas fuerzas a su control en la psique colectiva.

cunt

El sigilo puede ser adicionalmente rediseñado alterándolo para tener un mensaje satírico o contradictorio. Luego puede ser reasociado en trance y ritual, o se pueden imprimir en camisetas (remeras o playeras), carteles, pegatinas (adhesivos), etc. Luego envíaselos a sus empleados. Usa propaganda subversiva para el rediseño del meme corporativo en una modalidad que sea contraproducente para sus metas. Revela su secreto escondido de una forma satírica y pública.

Como el egregor corporativo se expande en la memesfera y se vuelve cada vez más y más integrado a la cultura pop, deja más y más rastros de sí mismo. Logos, anuncios, product placement en series o films, envoltorios con marca, las noticias, las parodias y la sátira.. todo esto puede ser considerado como sus hijos, tentáculos dispersándose a través del éter. Como tal, son puntos potenciales de entrada ...túneles de regreso a la fuente. Esta técnica es peligrosa a todas luces. Ponerse en un estado alterado sumamente evocativo (sugestivo) y luego refundirse en un logotipo corporativo no es recomendable. Pero para aquel que sea osado, hay un posible camino de esta forma.

Los asaltos mágicos pueden utilizar estas técnicas para invocar al egregor, pero ¿qué puedes hacer con ello? El supuesto básico dentro de la corporación es que su producto es importante, que los bienes y servicios de la empresa son necesarios para la supervivencia y felicidad del ser humano. Por otro lado, la verdad más terrorífica para ella es su carácter transitorio, el ser perecedera. Siempre está luchando contra factores de mercado, accionistas, y cifras de clientes que varían; contra la negligencia y estupidez de los empleados; Las instituciones y agrupaciones que las vigilan o los periodistas atrevidos. Golpea con la paz interior de la transitoriedad. Golpea con el cambio implacable del tiempo, que reduce todos los intentos de orden. Golpea con dioses con cabeza de halcón y reinas egipcias. Golpea con las leyendas y los mitos de la humanidad, ricos en profundidad, significado e integridad. En los entresijos de la Historia, la era de las corporaciones es un mero parpadeo. Muestra esta verdad. Planta semillas de caos etérico.

 

Los Big Boys

La mayor parte de este escrito ha sido basado pensando en los proveedores de estilo de vida y fabricantes mayoritarios. ¿Pero qué hay de las fuerzas oscuras, los arcontes de guerra y explotación? ¿Tienen los asaltos mágicos algún efecto sobre tales entidades? ¿Son seguros? Grupos como Bechtel, Halliburton o Carlysle [emporios internacionales relacionados con gobiernos, petróleo y armamento] son los poderes reales asechando el planeta. Estos egregores prefieren mantenerse con un perfil bajo lo más discreto posible. No encontrarás ninguno de sus sigilos corporativos esparcidos por doquier como claves para llegar a sus fortalezas. Un método efectivo es usar el viejo método de la prensa guerrillera. Publica la palabra. Cuando la usura y las mentiras llegan a ser de conocimiento público, el egregor oscuro queda al descubierto y se debilita. Ya no puede funcionar sin restricciones. Ahora el egregor está bajo asalto. Sácalo de las sombras, luego ataca con la luz.

La mejor magia es la práctica. Tu dinero es tu voz. Intenta no comprar productos corporativos. Compra productos nacionales o regionales de empresas independientes. Si compras ropas de estos diseñadores, no lleves sus etiquetas distintivas. Córtalas o erradícalas. No hay forma de dejar completamente de darle de apoyar a las corporaciones. El lujo del primer mundo es sostenido por la mano de obra barata del tercer mundo. Pero da apoyo a las buenas compañías y no le des tu dinero a las malas. Instruye a las personas acerca de las peores corporaciones, y golpea a los egregores en sus momentos de debilidad inevitables.

Finalmente, nunca menosprecies los rituales Budistas tibetanos de compasión. Si logras el acceso a la unidad central del egregor, llénale con tu amor inherente hacia la belleza de la naturaleza, la madre creadora, el enlace genético que nos conecta con la vida el amor y la luz. Los ideales y los sueños del animal humano son las armas más poderosas que tenemos en nuestro vasto arsenal de tecnología evolucionista. Sigiliza tu más profunda adoración del reino terrenal y entrégalo como ofrenda al corazón del egregor corporativo.

 

Traducido por Kaosmos

 

La imagen previa en sumerio pertenece al material promocional del documental The Corporation, que puede ser un documento interesante si os interesan estos entes jurídicos y sus formas de operar. La de interior es arte de Android Jones con Kali sobre edificios, más aquí.


Fuentes

Originalmente publicado en la antigua ZDC (Zona de Caos.com) hoy extinta. Traducido por Kaosmos. Texto original (republicado): https://flux64.wordpress.com/2007/06/06/the-corporation-as-magickal-entity/


Enviado por: Frater Organ

33 artículos publicados

Visto 1450 veces



Tags:

Egregores Magia del Caos


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse