Habitantes del Caos

Claves del Lemegeton (y la goecia en general)


La tradición de la magia ceremonial cree que Lemegeton Clavicula Salomonis (en español, La llave menor de Salomón) describe un método viable para evocar espíritus, a través el uso de conjuros, símbolos (talismanes o pentáculos), oraciones y actuación. En la época actual, muchos magos se ven disuadidos por la complejidad del método y la atención al detalle que se le adjudica como la única posibilidad para una evocación exitosa. Así que mientras las claves del Rey Salomón y la Goetia son preciadas guías de referencia, su utilidad real es limitada.

Hay más que mera metodología en el texto de estos libros. Las extensas plegarias y conjuraciones no son una manera de evocar un espíritu desde las profundidades del infierno, o de dondequiera que un practicante pueda creer estas entidades moran. Páginas tras páginas de ruegos y súplicas centran al mago hacia un propósito específico. Es por eso que es recomendado que si el primer intento de la evocación no tiene éxito, una segunda sea probada, y una tercera, y una cuarta. Cada una requiere más detalladas palabras y acciones. Ya que, si el practicante no está en verdad concentrado, ninguna operación mágica tendrá éxito.

La operación mágica a la cual nos referimos es aquella del conocimiento de uno mismo. No son métodos para evocar entidades externas; son una manera de sacar a la luz los más secretos aspectos del ser, que permiten hacer uso de un potencial quintaesencial, como Crowley escribió: el cambio en conformidad con la Voluntad.

Los atributos listados para cada uno de los demonios son rasgos de lo más profundo del ego humano, estos deben ser explorados por el iniciado y pueden ser usados con fines mágicos. La prueba de esto es el hecho de que los autores originales de esta y otra obras similares de esa época, no tenían la más somera idea de los trabajos sobre psicología de hoy día e intentaron explicar los fenómenos mágicos o milagrosos como los trabajos de entidades externas.

Así como numerosos escritores sobre magia desde entonces han confirmado, que lo que el mago evoca es una manifestación de sus demonios interiores (o ángeles, o como quieras llamarle).

Él/ella está tratando de comprenderse a sí mismo/a.

¿Desde este punto de vista, cómo aprovechar el Lemegeton de una mejor manera? ¿Cómo ir más allá de las oscuras y largas peroratas a una deidad a la que pocos practicantes consideran reales?

 

0demononwolf

Ilustración de Le Bretón para el Diccionario Infernal de Plancy 

 

Estudio y contemplación

Para llevar a la práctica La llave menor de Salomón en particular o la goecia en general, una gran preparación debe preceder cualquier operación. Un estado de ánimo correcto es menester antes de que un mago pueda abrir su círculo.

Para lograr éxito también se requiere mucho trabajo. Meditar en los rasgos de cada entidad implicará hallar y admitir los rasgos correspondientes en uno mismo. Esto no será fácil y a veces puede ser categóricamente desagradable. Pero como seres humanos todos tenemos el potencial para toda forma de comportamiento, aun cuando no podamos involucrarnos con la mayoría de ellos. Sin embargo, admitir que estos rasgos existen en nuestro interior da al mago el poder sobre ellos y los subordina a la Voluntad de uno.

Tal como se dice que un demonio inapropiadamente desterrado puede causar luego problemas a un mago, así también una meditación inadecuadamente concluida puede mantener un rasgo específico en la mente de uno, incitando a cambios no deseados en el comportamiento u otras alteraciones de la conciencia. Devolver un rasgo a su lugar correspondiente es de gran importancia para la salud psicológica de uno. Siempre haz que las energías de una meditación hagan tierra a su conclusión.

A los lectores se les advierte que su mal uso puede causar locura. Esto es muy cierto, como se muestra arriba. El equilibrio personal (mental o emocional, físico y espiritual) es imperativo antes de embarcarse en este camino. Cualquier sistema mágico confirmará esta declaración. Uno debe tener salud física (o cualquier tipo de problemas de salud bajo control), una estabilidad en cuanto a la espiritualidad personal (un sistema estable de creencias) y es especialmente obligado el contar con la estabilidad emocional y capacidad intelectual para entender estas técnicas.

Contrariamente a las afirmaciones de algunas publicaciones modernas sobre magia, no es posible descifrar un texto, musitar un hechizo e instantáneamente lograr amor, riqueza o poder. Estudio interminable y constante esfuerzo dan como resultado la confección de un mago verdadero y serio.

Vigilancia, conciencia de las acciones y actividades de uno son parte de este entrenamiento. Reconocer de que la magia no es un camino fácil y que sin el conocimiento de sus bases y sin la voluntad de siempre aprender más no hay esperanza para el progreso.

Con este equilibrio, el practicante puede tomar el Lemegeton y trabajar a través de sus páginas para descubrir el poder mágico que radica en las profundidades ocultas de su propio alma.

 

Traducido por Kaosmos

 

Las ilustraciones, previa y de interior, son del Diccionario Infernal de Jaques Collin de Plancy (editado en 1863). Puedes leer sobre él y acceder a versión online y para descarga en los enlaces bajo la imagen de este texto.

N. del E.: el editor desea expresar que esto es un enfoque psicológico o psicologista de ete tipo de trabajos para orientar a principiantes. No obstante, no es la única perspectiva existente (ni vigente en la actualidad) sobre los fundamentos de la goecia. 


Fuentes

Publicado originalmente en la antigua ZDC (Zona de Caos.com), hoy extinta, con el título de ''La Clave de las Claves (y de la Goecia)''. Escrito por Soror Samekh Rosae y traducido por Kaosmos. 


Enviado por: Frater Organ

33 artículos publicados

Visto 1572 veces



Tags:

Goecia Lemegeton


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse