Habitantes del Caos

Magia Meteorológica


Casi todos los que se inician en la magia, sea esta del tipo que sea, tienen una lista de prioridades entre las que lograr el amor, algo de dinero y curar algún malestar son los primeros puntos. Independientemente de si estos se cumplen o no, cuando se avanza un poco más por el camino mágico, surgen otros intereses. Parece que el control del clima es uno de los siempre presentes.

rayos-2 

Nos pasa que nos agobian los días extremadamente calurosos en los que aún así debemos estudiar o trabajar; soportamos mal el continuo frío de un rígido invierno. Los largos períodos de lluvia nos aburren y cuando el viento sopla incansablemente nos ponemos de un humor de perros (de paso, qué absurda es esta última frase hecha, porque los perros suelen tener, casi todos y casi siempre, mejor carácter que los humanos). Todos los motivos anteriormente descritos nos parecen más que suficientes para querer meter mágica mano en cuestiones climáticas.

Este deseo de gobernar a los elementos es muy primitivo, y estaba antiguamente en manos de hechiceros tribales y chamanes, que a veces convocaban a toda la aldea para colaborar en tan magna tarea. Se trataba, casi siempre, de conseguir el favor de los dioses o los ancestros y terminar con ásperas sequías que causarían la hambruna de la tribu, o erradicar, hasta la próxima temporada a los monzones, que devastaban la tierra y destruían las cosechas. Los magos actuales, urbanos y cosmopolitas, no tenemos los mismos altos ideales y si queremos torcer el brazo de Thor en una pulseada es simplemente para poder celebrar algún evento menor al aire libre o poder sacudirnos el pesado abrigo de encima.

Se cuenta que algunos personajes poseían un alto grado de control de los elementos climáticos. Hay quienes atestiguan haber observado a Aleister Crowley subir, empapado, una colina cercana a su residencia y gritar algunas palabras al cielo, determinando un casi inmediato cese de la tempestad que, en ese momento, les estaba complicando a él y algunos invitados el tránsito por un camino de tierra que llevaba a su propiedad.

Buscando información para este artículo, me he encontrado variados métodos de corte mágico o científico (dejaremos de lado el proyecto secreto HAARP, al menos por ahora) que apuntan a lograr un control meteorológico. Paso revista a los más destacados y dejo datos, en algunos casos, de cómo realizarlos. En todos ellos recomiendo encarecidamente el uso del sentido común y tener en cuenta las posibles consecuencias antes de emplear cualquiera de las técnicas que se detallan a continuación. Si funcionan no es la pregunta, la pregunta es cuánta certeza tienes en tu propio poder como creador de la realidad que te circunda.

 

1) La Danza de la Lluvia: Es clásica y se vincula sobre todo a las tribus nativas de América del Norte, o al menos, se popularizó en relación a algunas de ellas, aunque se sabe que también se realizaba en el antiguo Egipto. Aún en el siglo XX son practicadas en zonas de los Balcanes, en un ritual conocido como Paparuda (en rumano) o Perperuna (en lengua eslava). Se la utiliza sobre todo en épocas de sequía. Los nativos americanos la llevaban a cabo con el fin de que los cultivos crecieran y produjeran una cosecha abundante, especialmente en el suroeste, donde siempre llueve poco y en agosto, el mes más caluroso y seco. Históricamente, los hombres y las mujeres realizan la danza. Para la mayoría de otras ceremonias y rituales, sólo los hombres participaban. Hoy en día, algunas tribus de indios americanos todavía realizan este ritual. Durante una sequía grave en 1988, Leonard Crow Dog viajó hasta el norte de Ohio desde la Reserva Rosebud Sioux en Dakota del Sur para realizar una danza de la lluvia (no sabemos cómo le fue, pero el dato es interesante, porque a menudo aparecían viajeros que sólo estaban de paso por los poblados, durante la época de sequías, con la finalidad de hacer la danza y lograr lluvia. Aseguraban que cobraban únicamente si la lluvia se producía en cierto lapso de tiempo. La mayoría de estos era, simplemente, un fraude).

Cómo realizarla:

Necesitarás

 

Nivel de dificultad: Moderadamente difícil

 

Instrucciones

  1. Formar dos líneas paralelas entre dos grupos de bailarines, de alrededor de 1,20 m de distancia. Los hombres de pie en una línea y las mujeres en la otra.
  2. Da un paso adelante con el pie izquierdo.
  3. Levanta tu pie derecho mientras te mueves hacia adelante y pon el pie en el suelo. Los hombres pueden pisar con más fuerza que las mujeres.
  4. Continúa con un paso adelante de esta manera, el pie izquierdo, pie derecho más arriba, pisar el suelo. A diferencia de otras danzas nativas americanas realizadas en un círculo, los bailarines de danza de la lluvia se mueven en un patrón cuadrado alrededor de los lados de la habitación o zona en la que están bailando.
  5. Durante uno de los compases de la canción y mientras te mueves hacia adelante, voltea a la derecha. Durante el siguiente compás, voltea a la izquierda. Se formará un patrón de zigzag a medida que continúes de esta manera.
  6. Entre los compases, los bailarines pueden parar y girar imitando al viento, lo que muestra la promesa de lluvia. Las mujeres pueden corear o cantar la canción que se está tocando y los hombres pueden gritar con el ritmo.

 

Nota aclaratoria: Estos pasos de baile a veces parecen saltos pequeños dados dos veces con cada pie, mientras se va avanzando de manera zigzagueante.

 

Más datos, consejos y advertencias

546Encuentra música auténtica de los nativos americanos para acompañar tu baile. Para una actuación verdadera, utiliza accesorios usados tradicionalmente por los indios americanos específicamente para una danza de la lluvia. Se utilizan plumas, turquesas, tambores, sonajeros y máscaras para la ceremonia. Hay que resaltar el enorme simbolismo de los diferentes objetos utilizados así como su significación mágica. Las plumas, además de simbolizar el viento, se estructuran igual que el aura humana y se pueden emplear no sólo para desplazar el viento en la dirección adecuada sino para alisar las fibras áuricas. Por ello se utiliza tanto la pluma como herramienta curativa. Nuestras fibras áuricas se pueden enredar igual que el cabello humano. El movimiento de la pluma hecha por un experto chamán las desenreda y las vuelve a su sitio, para ello el chamán debe ser capaz de ver, intuir o notar lo que no está bien.

La turquesa, piedra semipreciosa, simboliza la lluvia. Para los indios americanos, las piedras son los “parientes” más antiguos del hombre, de otro reino o ámbito de existencia. Los animales, plantas y minerales para el indio son también hijos del Gran Espíritu, por ello su comportamiento hacia ellos no puede ser de dominio o explotación, sino de mutuo respeto y colaboración en beneficio de todos.

Para los nativos americanos la visión del mundo es holística, se considera que todo tiene vida. Las formas no humanas son simplemente, maneras de experimentar la vida que están organizadas de un modo diferente. Cada una tiene conciencia de lo que es, aunque tal conciencia esté alejada de la humana.

Todo por tanto merece ser tratado con respeto ya sea planta, animal o piedra, porque toda vida es sagrada, es decir tiene una utilidad y una función concreta. El chamán los utiliza como “aliados” integrando la energía-poder de éstos para conseguir unos conocimientos que le permitan realizar actividades que de otra forma no podría llegar a realizar. Hay piedras que tienen unas cualidades que el chamán es capaz de detectar; él las guardará hasta que alguien las necesite y las entregará con amor, conociendo el valor de lo que la piedra puede ofrecer.

El toque de tambor se utiliza para inducir un estado mental alterado con el que la percepción del individuo llega al nivel adecuado para desarrollar la actividad chamánica (gnosis). El tambor representa también el poder espiritual que se asocia con la Fuerza de la Vida. El golpe del tambor sincroniza el latido del corazón, ritmo de la Fuerza de la Vida, con el ritmo del cosmos, el “latido” del universo. El monótono golpear y la baja amplitud del sonido del tambor relaja al cerebro y las neuronas entran en sintonía con la velocidad de vibración de mundos invisibles.

Por su parte el sonajero, hecho de calabazas secas o cuero sin curtir, contiene semillas o cristales pequeños que suenan cuando se agita el instrumento. Simboliza el movimiento vibratorio de las fuerzas cósmicas que se expande en todas direcciones y da origen a la ley, es equivalente a la palabra de la divinidad. Su sonido relaja la mente y desacelera la actividad cerebral, eliminando la barrera existente entre la percepción del mundo material y el reino de las realidades espirituales, es decir, sirve de puente entre los dos mundos.

Respecto a la máscara es un medio de expresión de los poderes internos, sobre todo en danzas ceremoniales u otras donde sea necesario traer a tierra esas energías. Puede representar un animal, un aliado o un guía de otro mundo y se lleva para que el contacto interior con él sea más potente. Las pinturas en la cara también son, de hecho, una máscara más sencilla.

Los hombres llevan una máscara de color turquesa con una franja que se extiende de oreja a oreja en toda la faz de la máscara. El fondo es una banda de color azul, amarillo, rojo y rectángulos. En la parte de abajo del máscara tapando el cuello se cuelgan unas tiras de crin. Tres plumas blancas cuelgan de la parte superior de la máscara de sexo masculino.

La máscara de la mujer es algo similar pero en lugar de una franja de color turquesa, la suya es blanca y no tienen rectángulos ni crin en la parte inferior. Una pluma se cierne sobre su rostro.

En relación al resto de la indumentaria, los hombres llevan pelo largo ondeando al viento y las mujeres lo llevan recogido en una envoltura a ambos lados de la cabeza. Los hombres también tienen sus cuerpos pintados por las normas tribales, piel de zorro colgada detrás de ellos y también un brazalete de plata y un delantal blanco de tela. Los mocasines de color turquesa. Las mujeres llevan un vestido negro y van descalzas.

La Danza de la Lluvia es una ceremonia de transmisión oral de generación en generación. Cuando los nativos (Cherokee, Hopi, Apaches, etc.) fueron llevados a las reservas, el Gobierno Norteamericano prohibió realizar ésta y otras ceremonias religiosas. Sin embargo continuaron haciéndose de una forma camuflada, negando, en caso que se descubriera, que estaban realizando dicha danza. La danza continuó, trasmitiéndose de padres a hijos, manteniéndose hasta hoy.

 

xacojblack2) Xacoj – Servidor de control climático: Hay poca información sobre este curioso servidor; puede leerse en alguna página que su autor es Chaos Artist, que es sencillo de usar, su autor recomendaba utilizar instrumentos musicales o gritar su nombre varias veces para ser evocado y que algunos usuarios lo describieron como “caprichoso” (no al autor, sino al servidor).

Puesto que, durante la época en que Xacoj fue creado yo solía relacionarme a diario con su creador, tengo algunos datos de primera mano que les voy a compartir.

Chaos Artist y yo nos conocimos en un concurrido foro de Magia del Caos y quizás el hecho de vivir cerca fue lo que hizo que congeniáramos. Lo cierto es que él me contó que había desarrollado este servidor fundamentalmente porque él adoraba las tormentas. Su nombre significa precisamente eso, en Ouránico Barbárico y el lugar de residencia era una pulsera que usaba Chaos Artist. Creo que nació como una prueba, un prototipo.

Xacoj fue difícil de controlar desde el comienzo, y recuerdo que ya en sus primeras apariciones las violentas y constantes lluvias tomaron la zona por sorpresa; tormentas con abundante caída de agua, granizo y sobre todo, intensa actividad eléctrica. Sin embargo, Xacoj no tenía término medio y eran frecuentes los vientos huracanados o los temporales que inundaban parte de la ciudad. Por ese motivo, en algún momento su creador decidió que ya estaba bien, que no se podía seguir así y se propuso desactivarlo. Sin embargo, algunos otros magos comenzaron a usarlo, por lo que se viralizó y en ese proceso, pareció aquietarse un poco. De todos modos, mi recomendación es que se use con precaución y sólo bajo estricta necesidad.

 

3) Técnica con el mudra ZAI (): Tengo una amiga española que me ha salvado la noche un par de veces con esta técnica. En principio, y por haberla probado, tengo que mencionar que los resultados no surgen siempre las primeras veces. Hay que adquirir algo de práctica y para ello, aunque parezca redundante, hay que insistir. Es mucho mejor, al comienzo, hacer este ejercicio entre varias personas, ya que los resultados mejoran en función de la energía invertida.

 

El Mudra ZAI (在) es el “Sello del anillo del sol”. Se realiza con las manos extendidas al frente, con el pulgar e índice tocándose. Tiene significados ligeramente diferentes de acuerdo a la escuela que lo utilice, pero los más conocidos son:

Sintoísmo: Para hacer aparecer algo, dar o crear existencia.

Ninjutso: Cielo o elementos de control.

Budismo: Aparecer, aparecer frente a uno.

 

La técnica

mudra zaiPara hacer este ejercicio primero debemos poner las manos en la posición del mudra ZAI, que se puede ver en la imagen. Los brazos extendidos delante de nosotros, pero en una postura cómoda, con los codos ligeramente doblados.

Tenemos que tratar de localizar el centro de la energía KI, que se encuentra unos dos dedos por debajo del ombligo. Hay que sentir, o por lo menos visualizar, como una bola de energía situada justo allí. Si no se la capta de momento se deberá imaginar y es posible que en un futuro no muy lejano se la pueda sentir efectivamente.

Luego haremos una inspiración lenta y profunda mientras doblamos los codos, acercando las manos al pecho. Al mismo tiempo, imaginaremos que la energía KI sube desde el abdomen hasta el chakra del corazón. Es importante hacer las tres cosas al mismo tiempo (inspiración, energía y movimiento de brazos).

Contenemos el aliento un par de segundos, sintiendo la energía en el pecho, y espiramos el aire con fuerza mientras estiramos los brazos e imaginamos que la energía fluye desde el chacra del corazón hacia las manos. Según la práctica que tenga cada uno trabajando con energías se puede sentir claramente el calor en las manos.

En ese momento puedes decir algo como:

 

- ZAI, mi fuerza espiritual controla el clima.

O bien:

-ZAI, mi espíritu controla los elementos.

 

Y das la orden. “Es mi voluntad que mañana llueva”. O bien “Ordeno que ahora salga el sol”. Eso ya como cada uno se sienta cómodo. Al mismo tiempo imaginamos que llueve (o que deja de llover). Mantenemos la postura unos 5 o 10 minutos.

Y eso es todo.

 

Datos de interés

Hay que tener en cuenta que detener una lluvia ligera es más fácil que hacerlo con una tormenta, y detenerla siempre será más fácil que provocarla. Para parar la lluvia solo hay que dispersar las nubes, pero si queremos que llueva hay que traer nubes de lluvia, a veces de muy lejos. En ese caso es conveniente que varias personas trabajen al mismo tiempo, aunque con práctica una sola persona puede provocar una tormenta. Normalmente tardará al menos un día o dos, mientras que detenerla puede ser cosa de pocos minutos con un poco de práctica.

Su autora nos cuenta que, debido a que en la zona donde vive no se producen tornados o huracanes, no puede asegurar que esta técnica funcione bien con ellos. En caso de incendios forestales, se debe ordenar al viento que cambie de dirección, de forma que empuje las llamas hacia la zona que ya está quemada, con lo que el fuego se apaga solo por falta de combustible.

También funciona a distancia, se puede controlar el clima de una ciudad que no es en la que vives, siempre que se la visualice o se repita su nombre (doy fe que lo último ha funcionado a miles de kilómetros y casi de manera inmediata).

 

4) Brujería y Magia Simpática: Scott Cunningham, en su libro “El Poder de la Tierra”, deja algunos hechizos que son interesantes y que, con ligeras variantes, vienen siendo realizados por generaciones de brujos.

 

Lluvia

Quema fuera de casa, en un lugar salvaje y solitario brezo, helecho y retama. Cuando se eleve el humo, visualízalo formando nubes, y las nubes volviéndose negras y, finalmente, arrojando su carga de lluvia al suelo.

O arroja puñados de arroz sobre el tejado de tu casa.

 

Tormenta

Llena un cubo o caldero de agua. Añade unas hojas secas y desmenuzadas de helecho y llévalo afuera, donde quieres que caiga la lluvia junto con una escoba completamente nueva. Con el extremo con el que se barre de la escoba remueve el interior del caldero en sentido de las agujas del reloj, incrementando suavemente la velocidad, hasta que esté trillando el agua salvajemente, y el mango de la escoba parezca girar por sí mismo.

Mientras haces esto, visualiza una tormenta en su más salvaje esplendor, el terrible poder de la Naturaleza desencadenando toda su ira en una tremenda explosión.

Cuando puedas visualizar vivamente la lluvia golpeándote y el viento soplando, levanta el extremo mojado de la escoba hacia el cielo, y agítalo con todas tus fuerzas.

Vuelve a sumergirlo en el caldero y repite el proceso, visualizando todavía la tormenta, poniendo en juego todas sus fuerzas alrededor de ti.

Tira la escoba, levanta el recipiente, y lanza su contenido hacia arriba.

 

Levantar el viento

  1. Primer hechizo.

-Invierno: Viento del Norte.

-Primavera: Viento del Este.

-Verano: Viento del Sur.

-Otoño: Viento del Oeste.

Vuélvete hacia la dirección adecuada y da un silbido largo y penetrante con un tono decadente al final (3 veces).

Nota: La mejor hora para llamar a los vientos es la salida del Sol.

 

  1. Segundo hechizo. Toma varios puñados de arena y arrójalos al aire. Al tercer o cuarto puñado, el viento debe haber arrebatado la arena de tu mano. Usa arena fina y limpia para este hechizo.

 

Levantar la brisa marina

Coge un trozo de alga, enróllalo sobre tu cabeza formando un círculo, y silba.

 

La Cinta del Tiempo

Usada para levantar vientos de diferentes intensidades. En una vieja correa de cuero, de un brazo de longitud aproximadamente, haz un nudo a tres pulgadas (1 pulgada = 2,45 cm.) de un extremo, un segundo nudo a seis pulgadas del primero, y un tercer nudo a nueve pulgadas del segundo. Para activar el hechizo, han de desatarse los nudos.

 

  1. Primer nudo: Brisa suave. Visualización de hojas al viento y hierba danzante.
  2. Segundo nudo: Viento fuerte. Visualización de un viento que llena las velas de un barco.
  3. Tercer nudo: Temporal. Visualización de una tempestad.

 

Invocación de los Cuatro Vientos

Muchos hechizos y rituales pueden estar precedidos por una invocación de los Cuatro Vientos. Esto es especialmente eficaz si estás trabajando con los vientos.

La idea de llamar o invocar a los vientos es antigua, remontándose a la Grecia Clásica, o antes. No es sólo la reunión de su poder, sino también el anunciarles tus intenciones. Reunir los poderes de los vientos y pedirles su ayuda es una buena forma de empezar un hechizo.

 

  1. Una vez que hayas dispuesto todo lo necesario para realizar el hechizo (preferiblemente, al exterior), vuélvete hacia el Norte y di:

“¡Vientos del Norte! ¡Impetuosos y poderosos! ¡Os invoco!”

 

  1. Vuélvete hacia el Este y di:

“¡Vientos del Este! ¡Deslumbrantes y resplandecientes! ¡Os invoco!”

 

  1. Vuélvete al Sur y di:

“¡Vientos del Sur! ¡Ardientes y radiantes! ¡Os invoco!”

 

  1. Vuélvete hacia el Oeste y di:

“¡Vientos del Oeste! ¡Dulces y boyantes! ¡Os invoco!”

 

Para detener una tormenta que se aproxima

Busca un hacha que haya sido usada para cortar madera. Llévala hasta el límite de tu propiedad, y eleva el hacha sobre tu cabeza. Agítala en sentido contrario a las agujas del reloj de cara al viento, como si lo estuvieses cortando. El viento se extinguirá, la tormenta se moverá hacia algún otro sitio, perdonándote a ti y a tu propiedad. La magia del hacha afilada ha hecho su trabajo.

En un tiempo esto era popular entre los granjeros para evitar que la tormenta destruyera sus cosechas. Si se advertían nubes de granizo, lo anterior concluía trazando una gran cruz con los brazos de medidas iguales y enterrando, con fuerza, el hacha en el medio de la misma.

 

5) El Poder de las Runas: Hay quienes usan las runas con el objetivo de lograr que el clima se pliegue a sus deseos. Para ello, hay que tener en cuenta ciertas correspondencias.

Una lista de las runas con los patrones climáticos

 

Clima Frio, Nieve, Helada: Isa

Día Soleado, Clima Cálido: Sowellu

Ventiscas: Hagalaz

Niebla: Nauthiz

Tormenta: Thurisaz

Lluvia: Laguz

Viento: Ansuz

 

Procedimiento

22Tome una piedra o una rama de una planta originaria del lugar de donde se desea cambiar el clima. Esto puede ser complicado, pero funciona como mapa necesario del lugar. Ambos elementos deben ser lo suficientemente grandes para permitir dibujar y tallar las runas seleccionadas en ellos.

Active la runa apropiada asumiendo el stödhur y cantando su Galdr (Mantra de la Runa). Dependiendo de lo que haya llamado deberá esforzarse por imaginar sentir algún cambio, por ejemplo: el calor del Sol en su piel, el suave toque de la lluvia, el frio del viento en su rostro o el olor de la nieve. Esto debe repetirse a menudo, esforzándose por sentir el clima deseado.

Dibuje ahora la runa en la piedra o madera y continúe cantando los Galdr. Incluya también la fecha prevista para dicho cambio climático.

Una vez hecho lo anterior asuma el stödhur de Ingwaz, dibuje la runa junto a los elementos anteriores y enlace su energía a la runa, permitiendo que la misma se transfiera a la fecha. Lleve la piedra o madera al centro de su altar y cada día una su energía al poder de las runas elegidas. Finalice con Rito del Martillo y céntrese en sí mismo.

 

Datos de interés

Quienes han trabajado con esta modalidad advierten que la práctica de la misma consume muchísima energía, por lo que se sugiere comenzar con ejercicios como el Pilar del Medio, con el objeto de no sentir el agotamiento posterior.

 

6) Generadores de Orgón “Towerbusters” y “Cloudbusters” (Rompenubes): Habrá quienes se pregunten por qué incluyo a este tema dentro de elementos mágicos de control climático. La respuesta es científica y sencilla: El orgón o energía orgónica es una idea propuesta y promovida en la década de 1930 por el psicoanalista Wilhelm Reich, antiguo colaborador de Sigmund Freud, que creó originalmente ese término para describir cloudbuster_jpg_CROP_article920-largeuna fuerza vital universal. La idea fue rápidamente desacreditada y descartada por los científicos. La orgonita y sus supuestos beneficios entrarían pues en el campo de la pseudociencia, ya que no existen estudios científicos fiables que lo puedan convertir en un fenómeno comprobable y experimentado según el método científico.

Supuestamente, el Dr. Wilhem Reich fue capaz de detectar y medir la existencia de la Energía Etérea (Energía Vital, Prana, Chi, Ki…) y la llamó Orgón. Descubrió que la Energía Etérea podía ser atraída y acumulada como una energía beneficiosa para nuestra salud.

Reich utilizó Orgón para crear una alternativa curativa y en sus investigaciones encontró Orgón Positivo (POR/Positive Orgon Radiation) y Orgón Negativo (DOR/Deadly Orgone Radiation). Comprobó que el orgón negativo afectaba al bienestar de las personas y que tenía una relación directa con la climatología y las precipitaciones que se dan en una determinada zona.

A finales de los años 90,  Don y Carol Croft mejoraron el acumulador de energía etérea del Dr. Reich dando forma a un generador de Orgón, mezclando la fibra de vidrio con metal y añadiendo cuarzo en su interior. La presión hace que el cuarzo sufra un cambio piezo-eléctrico, es decir, sus puntas se polarizan eléctricamente.

Cualquier aparato eléctrico que tenemos en casa produce DOR, que causa efectos negativos en la salud después de un tiempo prolongado de exposición.

Orgonitas-4La orgonita funciona atrapando las fuentes de Orgón negativo (DOR) y transformándolas en Orgón positivo (POR), reciclando así la contaminación en la atmósfera, suelo y especialmente en el agua, purificando el ambiente.

Por explicarlo de un modo más sencillo, los metales empleados atraen cualquier tipo de energía, que una vez en la orgonita hacen que la resina la mantenga pasando finalmente por el cuarzo, ordenando la energía y transformándola en positiva. Se suele modelar esta resina en recipientes pequeños, a veces con moldecitos de flan o pastelillos y se los conoce como towerbuster. Idealmente se los debe colocar cerca de aparatos eléctricos, para neutralizar sus dañinas emisiones energéticas.

Pero si bien los generadores de orgón towerbuster son interesantes, el tema del artículo que nos mueve es el cloudbuster. Este dispositivo es ampliamente difundido entre aquellos que acreditan la existencia de los chemtrails. Los beneficios del cloudbuster son muy parecidos a los producidos por la orgonita. Don Croft, quien mejoró la fórmula del acumulador de energía etérea, siguió investigando en este campo. Más tarde descubrió cómo fabricar un generador de energía POR (positiva) y hacer así que llegase a alcanzar kilómetros de distancia.

El cloudbuster, también llamado rompenubes, se utiliza en exteriores, actúa en un radio de mayor tamaño, alcanzando hasta 200 Km a la redonda  y hacia arriba.

CLOUD-BUSTER-3-500x500Quienes están a favor de este sistema, aseguran que las funciones de este varían respecto a los beneficios del towerbuster, amplificando los efectos:

 

 

Cómo construirlos

Las orgonitas towerbuster son muy comunes en la actualidad y han llegado al mercado de la mayoría de las ciudades. Pueden ser adquiridas en variadas formas, tamaños y colores y todas son decorativas y atractivas a la vista. Si deseas hacerlas, hay cientos de páginas con información para ello. Son relativamente económicas y no requieren mayores habilidades.

La construcción de un cloudbuster no es tan simple y debe ser realizada por alguien que tenga un mínimo conocimiento del uso de las herramientas más comunes. Debido a que lleva varias varas de cobre de diferente longitud su manufactura no es tan económica, pero para quienes apuestan a un ambiente más saludable y con frecuentes lluvias, no deja de ser una alternativa interesante.

 

Datos de interés

La teoría de Wilhem Reich sobre la existencia del orgón y sus peculiaridades está muy desacreditada por el campo científico, lo que no ha impedido su enorme divulgación entre entusiastas de la idea de una energía que puede usarse para beneficio personal y social. Si desea conocer más al respecto, puede hacerlo aquí.

 

 

 

Referencias:

“Cómo realizar una danza de la lluvia”. Linda Covella, traducido por Gabriela Nungaray.

“El Poder de la Tierra”, Scott Cunningham.

“La Danza de la Lluvia”, Josep Bartolí en http://embolica.blogspot.com.ar/2008/10/la-danza-de-la-lluvia.html

“Curiosidades: La Danza de la Lluvia” en “Josa y sus cuentos”, https://josamotril.wordpress.com/2009/05/05/curiosidades-la-danza-de-la-lluvia-%C2%BFverdad-o-leyenda/

“Humanidad libre”, http://www.humanidadlibre.com/cloudbuster.html

“Xacoj, el servidor de control climático”en “Sigilos y servidores del caos”, http://sigilosyservidoresdelcaos.blogspot.com.ar/2014/09/xacoj-el-servidor-de-control-climatico.html

“Orgonitas y cloudbusters” en “Resistencia al Nuevo Orden Mundial”, https://resistenciaalnuevoordenmundial.wordpress.com/2013/10/06/orgonitas-y-cloudbusters/¡Org

“Manipular el clima para combatir el calentamiento global”, http://www.swissinfo.ch/spa/manipular-el-clima-para-combatir-el-calentamiento-global-/40807472

Magia meteorológica, invocar a la lluvia”, http://www.ekiria.org/content/magia-meteorologica-invocar-a-la-lluvia

“Orgón”, en https://es.wikipedia.org/wiki/Org%C3%B3n

 

 

 

 

 

 



Enviado por: Astrid Griesser

31 artículos publicados

Visto 7270 veces



Tags:

Clima Meteorología Magia climática Orgón


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse