Habitantes del Caos

8 Consejos en distintas direcciones para un principiante del Caos


El autor odiraría que se pensase que por ofrecer unos cuantos consejos es una autoridad en cualquier sentido. Simplemente, ha sido y aún es muy novato como para haber pasado por estos problemas y peligros sin tenerlos bien cercanos en el tiempo o aun presentes. Recordar estas cosas que enumero me ayuda diariamente, así que espero que pueda ser de utilidad para alguien más. Gracias.

 sigfried

 

 1. Lee, pero empieza a practicar, Mago es aquel [con pene] que hace magia.

Enfrascarse en la lectura de material sobre Magia del Caos es algo necesario y muy recomendable. Desgraciadamente, abundan más las introducciones a principiantes (o los tutoriales sobre cómo empezar) que los consejos o las crónicas de resultados. Así que puedes verte estudiando dos veces lo mismo, presentado de distinta forma e incluso con algunas variaciones, pero no obtener guía más allá de los procesos básicos y poco sobre cómo asimilar o detectar resultados.

Aún peor, puedes ir recopilando información, saturar tu disco duro de material sobre el tema y no verte capaz de leer todo, aburrirte cuando lleves unos cuantos por repeticiones o acabar teniendo demasiados reparos a practicar porque pienses que dejas atrás algo importante teniendo que repasar todo lo anterior o que el siguiente libro o artículo puede ser necesario para que te salga bien.

Esto no es un peligro, en absoluto, a menos que llegues a creerlo. Cualquier introducción o tutorial a la Magia del Caos (al menos los que he encontrado yo), son buen comienzo sin necesitar de ningún otro para complementarlo antes de dar tus primeros pasos. Podrías empezar a practicar magia tras 15 minutos de atenta lectura si te sientes seguro para hacerlo. Desgraciadamente, esto no suele pasar.

Busca material para aprender, empieza por lo básico y lee, pero no te dejes sepultar por la cantidad de textos disponibles, no te dejes intimidar. Lee, pero estima que has de empezar, porque ya dijo alguien mucho más capaz que yo que ''mago es aquel que hace magia'' y yo solamente añado que eso de mago será si eres hombre y te gusta el término. Podrás decirte maga, brujo/a, hechicero/a o como quieras.

Yo aún con los años, sigo teniendo reparo de llamarme a mí mismo ''mago''. Y al decirlo de viva voz me entra risa. Al menos no suelo toparme con muchos practicantes en persona, pero estamos divagando. Mira, esto es Magia del Caos, no importan los detalles, importan los resultados, y para ellos habrá que practicar. Lee, pero en cuanto sientas que puedes probar algo, hazlo. Sigue tu impulso e intuición tras documentarte un poco.

 

2. No (re)inventes la rueda.

Si las técnicas elementales caotas fueran una sistematización del emparejamiento humano, vendría a ser algo así: persona indeseablemente sola conoce a alguien cuyo caso es similar y aumenta la intensidad de sus encuentros en el tiempo. Aparece sexo y estabilidad en la ecuación. Convivencia plena, reproducción y matrimonio legal opcional. Se elimina soledad, se establece comunicación, comprensión y tolerancia mutua, no muriendo solos si funciona.

Claro, me dirás ¿Puedo regalar rosas? ¿Cuándo es el momento? ¿Debemos compartir todos los amigos? Detalles, ajustes. Van bien según cada caso y cada quién. Observa también que la descripción va libre de toda emoción, belleza romántica o todo lo que haría de ello algo evocador y hermoso. Las técnicas elementales de la Magia del Caos se sirven esencializadas de esta manera por algo. Las teorías sobre el amor en este caso, vendrían a ser como los paradigmas a usar: cada uno tiene idea de lo que le viene bien o cómo se siente, pero lo fundamental está ya explicado con lo de antes. ¿Por qué ser tan concretos? Pues para que no erres, dejando solo lo importante. En lo anterior no cabe tras la fase del sexo un ''y no llames en un tiempo, busca otra persona y contrasta, si te gusta más el sexo que te da, cambia, si no, llama al sujeto anterior'' porque seguramente te estropeará la incipiente relación. En cómo se exponen técnicas pasa algo parecido: van muy desnudas de adornos y belleza, pero lo que hay conviene tratarlo con cuidado de ser fiel a las instrucciones básicas que se te dan.

He visto a un caota principiante tener la desfachatez de exponer un sigil en la red y decir que no necesitaba ser cargado, que bastaba que otros lo miraran para que les concediese cualquier deseo por el poder de unas runas que le había pintado por encima. Esto es una anécdota real. Evidentemente, no funcionó. Gente muy capaz se ha encargado de describir lo mínimo necesario para enseñar cómo es un sigil funcional, y es lo mínimo, pero también todo lo necesario. No te pongas a hacerte el listo, la gente de IOT eran magos ceremoniales y sabían lo complicado antes de hacerlo simple. Si crees que al empezar puedes reinventar lo simple sin conocimientos de magia tradicional o experiencia en caos moderno... igual lo simple es tu cabecita.

Tienes una base. Los detalles, como el estilo, el paradigma o los complementos (¿capucha o nudismo?) son cosa tuya. Experimenta y juega primero con las piezas que has de colocar tú. Necesitas éxitos para ir aprendiendo a detectar y analizar resultados, por no hablar de reforzar tu confianza y dejar con cara de tonto a tu censor psíquico ¿No sabes lo que es el censor? Lee un poco más. 

 

3. Pero... Las técnicas no están escritas sobre piedra

Lo que viene a contradecir el punto anterior. Efectivamente, existen unos conceptos y métodos básicos a seguir, como la gnosis, la carga o el sigil; pero eso no dice que se deba seguir todo lo que encuentres al pie de la letra para que funcione. Por ejemplo, podrías encontrar un ritual para dejar de fumar, pero está creado por alguien desde las palabras que tienen fuerza para él o ella, siguiendo su propio paradigma y su gusto. Es más que posible que si lo configuras un poco para ti será más funcional y te ''entrará'' mejor si lo adaptas.

Esto es más relevante e influye más de lo que piensas. Actualmente existen varios métodos, parecidos pero diferentes, para crear servidores ¿Cuál es el mejor? Ninguno. Prueba el que mejor te parezca, cambia a otro si vuelves a necesitar trabajar en ese campo, añade elementos de uno y otro para crear el tuyo. En combinación de métodos ya probados, mejor es añadir que quitar, ya que (sin pasarse) es mejor hacer un intento que supone rematar al muerto que quedarte sin disparar suficientes balas para matarle; acepta esta flexibilidad, vive y compone con ella... quizás llegues a desarrollar tu propia variante probando sobre lo que ya te dan. Esto vale tanto como para servidores mágicos como para cualquier otro área.

 

4. Tu diario es un registro de experimentos, úsalo

El diario mágico y su cuidado constante merecerían un artículo propio, pero mencionar lo esencial es necesario. El diario te permite revisar luego, incluso meses o años después, qué técnicas usabas cuando decidas variar o pulir algo, cosa muy recomendable para no quedarte atascado. Te permite hacer memoria de detalles importantes (empezando por los propios deseos si eres hábil en olvidarlos), y el ponerte a escribir en él, hablar íntimimamente a ti mismo y sin pudor sobre magia, te ayudará a sentirte más seguro o reflexionar sobre los hechos para establecer nuevas conclusiones, esto ocurre en el momento que escribes y también cuando al tiempo repases entradas antiguas buscando por algo en concreto. Es más útil que una caosfera, tenlo muy en cuenta.

 

5. Cuídate de Choronzón

Ay, Choronzón ese tipo feo del abismo, da mucho para hablar y es visto de muy distintas maneras en el Caos y en su papel en la formación (y desgracia) de los jóvenes caotas. Una vez más, voy a ir a lo esencial a sabiendas que uno o varios artículos monográficos se le podrían dedicar. Voy a tomarlo por su corriente o interpretación más psicológica o filosófica.

Choronzón va a intentar hundirte. Esa es la mala noticia. La buena es que posiblemente se trate de una abstracción o una forma de hablar sobre una faceta de la propia mente de cada uno, y es por esto lo que digo antes de tomar esta vía porque lo que dice es lo más esencial. Que Choronzón exista como entidad separada y única en algún lugar inalcanzable para ti, pero influyéndote (algo así como tu cantante de música favorito) o que sea la forma de denominar a un mecanismo mental interno no es importante para lo que tengo que contarte. Podría venir de otra dimensión a susurrarte al oído cuando se aburre o ser una vocecilla en tu cabeza que personaliza la culpa o los deseos del inconsciente, pero el caso que está ahí.

Choronzón tiene dos principales métodos de ataque y no solamente estaría fastidiando a practicantes de magia, pero los del gremio lo padecemos más. El primero es decirte que aunque la magia funcione, tú nunca dominarás la técnica ni alcanzarás gran poder porque no vales nada. Es quien te dice que cuando estás borracho eres patético y que la chica guapa nunca te hará caso siendo mejor que ni te acerques. Pura inseguridad y sabotaje. Mantén la calma y practica, espera resultados. No te dejes convencer por él/ello. Aleja esos malos pensamientos, da igual que sean tuyos o te los haya metido algo en la cabeza.

El segundo método de buscar tu ruina es todo lo contrario: hacerte creer que eres el mago más poderoso del universo, Gandalf, Naruto, Neo o simplemente el elegido. Esto es incluso peor y puede arrebatarte la salud mental. Estoy hablando muy en serio. No te abandones a ello. Aparte de hacerte insoportable en la comunidad, si no te tildan de algo peor, harás poco o ningún bien a otros practicantes primerizos y los veteranos te rehuirán como si tuvieras pulgas.

Esta vía de actuación de Choronzón tiene como resultado que no avances. El que todo cree que lo sabe y todo lo puede ¿Para qué va a molestarse en abrir un libro de Sherwin que no tiene rituales ni procesos mágicos? y seguramente esa confianza, borracho de absurda seguridad en tu magia, te meterá en problemas. El menor que puede causarte es que intentes algo muy, muy complicado para lo que no estás preparado y no te salga. O que pidas algo absurdo como objetivo de la magia, por ejemplo, cambiar tu color de pelo (¿acaso no hay tintes?) no obteniendo resultados. La falta de resultados cuando te creías una especie de dios te hará tanto daño que puede que abandones, incluso diciendo que la magia es cosa de condicionamiento, autoengaño o solo el malinterpretar casualidades.

 

6. Trabaja en el plano mental: las emociones.

Cuando un mago veterano, versado y figura del medio dice que el verdadero poder de la magia [del caos] está en controlar las propias emociones, no lo dice gratuitamente o para llevar la contraria. El control de la propia psique y superar los condicionamientos conlleva eso. Buda tampoco parecía una persona que se enfadara con facilidad. Seguro que si te has visto alguna vez embargado e incapacitado por la tristeza sabes que serías mucho más libre si no dependieras de tus propias emociones. Aprende a controlarlas. Es algo que te digo por más razones que el evitar que te asusten ciertas cosas evocadas o los resultados mágicos venidos a través de medios indeseados.

Esto no significa que debas ser un robot, un replicante o una especie de vegetal antropomorfo como los de La Invasión de los Ladrones de Cuerpos/ Ultracuerpos. En absoluto. Además, hay emociones que gusta el tenerlas, como la alegría, y la risa es muy útil como destierro. Hablamos de aprender a ponerles coto, a controlarlas pero no eliminarlas, simplemente no dejarnos arrastrar por ellas. Como primer paso, aprende a provocarlas.

Verse embargado por la emoción hasta el nivel de no poder pensar con claridad es un buen método de gnosis. Debes conseguir al menos aumentarlas hasta ese punto si las tienes en ese momento (es más complicado sacarlas de la nada), pero también debes saber cómo irlas apagando para que no te marquen y monopolicen el día contra tu voluntad. Si cargas sigiles con ira por la mañana, por ejemplo, y discutes con tus amigos estando enfadado el resto de la jornada, no estás controlando nada aunque seas capaz de recordar algo que te saque de quicio para provocarte gnosis. Aprende a desterrarlas también, a minimizarlas o desviar tu atención del objeto, situación o recuerdo que las produce... hay muchos métodos. Normalmente, cuando empiezas a encontrarte con que las aumentas, las tomas menos en serio, comprendes que son maleables y abres tu mente a la posibilidad de aplacarlas también. Al menos, este es el orden que de forma natural apareció en mi carrera mágica. Quizás sea también el tuyo, puede que al revés. Quién sabe.

Recuerda siempre que no es cosa de no sentir (aunque las emociones no son ''sentimientos'', pero digámoslo así) sino de controlar cuando aparezcan, llevarlas a niveles aceptables y no ser víctima de tu estado de ánimo.

 

7. Trabaja en el plano mental (y 2): las obsesiones

Se dice que la obsesión es un peligro para todo mago, y no sin razón. Las obsesiones son fijaciones, pensamientos recurrentes, y suelen venir acompañados de dependencia, ansiedad y mucha miseria mental nada recomendable; y eso sin contar la tremenda posibilidad de hacer el idiota (y mucho) bajo su influencia. Un mago puede obsesionarse como cualquiera, marcando eso su trabajo y progresión, haciéndote insistir una y otra vez en intentar conseguir tu deseo, pero, por irónico que esto sea, esa misma fijación insana pesará sobre tu concentración para el acto mágico, e irá haciendo que sea más complicado que olvides tu deseo para que se cumpla.

Sí, amigo. El amor suele ser una obsesión, y todo tipo de obsesión que pone a una persona por encima de todas las demás no es siempre amor, este tipo de obsesión siempre es algo malo, pero es aún peor para un practicante de magia. Estoy harto de escuchar o leer peticiones de amarres. Amar a alguien no es atarlo o enloquecerlo para que necesite estar para ti por encima de su propia voluntad o deseo, e intentar eso con magia una y otra vez, aunque no fuese por obsesión, ya es malo de por sí en un proceso mágico.

No lo digo por ninguna cuestión moral, habrá quien diga que si eres especial como para ser practicante de magia puedes tomar o incluso matar a quién quieras, no voy a discutir eso. Lo que me preocupa es ¿Te haces bien a ti mismo preocupándote tanto de conseguir lo que quieres? No es ya el intentarlo o tener resultado, lo que repruebo indicando que es desaconsejado es el meramente el desearlo y desearlo tanto… por no hablar que conseguir este tipo de cosas no suele agradar tanto como se pensaba, que, si aparece, pesa la culpa o que cuando una mente inmadura (poco entrenada) consigue algo que le obsesionaba, se apaga el deseo.

No soy tu pastor, tu psicólogo o tu maestro. Solo piénsalo un poco. Conócete a ti mismo, evita ser un ser caprichoso y egoísta, te harás mucho bien. Si la magia es poder, ya sabes que el poder corrompe. Para colmo venimos de una sociedad donde se nos programa para desear y consumir, nos crean obsesivos. Tienes un largo trabajo mental por delante. Desmonta tus obsesiones y evitar asumir nuevas. Vigila dependencias y adicciones del Ego.

¿Amor sano? Sí, lo hay, quizás pueda describirse como amor sin posesión o amor bajo la voluntad, pero no hemos venido a hablar de eso. En otra ocasión, quizás.

 

8. Cuida la escena y la comunidad

Eso del estudiante y/o practicante solitario, que tiene la Wicca a muy buen juicio considerar como una realidad patente en el mundillo, está muy bien y es muy respetable. Pero, acéptalo joven caota: no has salido de la nada ni nacido solo. Provienes de libros y artículos de otros antes que tú, puede que hayas usado ya servidores y/o sigilos prestados. Hay que ser honestos, esto supone cierto tipo de deuda. Tarde o temprano deberías aportar a la comunidad y para eso se forma parte de la escena, no para lucir pomposamente en la red como poderoso hechicero posmoderno mientras en la vida real pasas desapercibido y apenas llegas a fin de mes o tienes amigos.

Me estás leyendo, así que algo de razón tengo al menos en lo primero. Yo tampoco aprendí lo que sé por mi cuenta sin contar con nada, y alguien me habló de la dirección a la que debía dirigir mis pasos. Puede que formes parte ya de foros, grupos en redes sociales o comentes en blogs especializados que sigues. Eso está muy bien. Quien se toma la molestia de escribir o traducir textos merece encontrar comentarios, pero que sea para algo más que exponer dudas o pedir más material.

Se paciente con aquellos que empiecen tras de ti y atiende dudas cuando creas que puedas hacerlo. Al tiempo, seguro que puedas dar algo más como artículos como este que lees. Busca donde hacerlo y hazlo. Necesitamos más gente ingeniosa y divulgadora como Grant Morrison y muchos menos presumidos que poco hablan, poco se les entiende y se dedican a reírse de los nuevos en las comunidades. Mi actitud constructiva te aporta este texto desde mi experiencia (y errores cometidos). Si te gusta puedes indicarlo, pero si quieres agradecer mi trabajo y el del resto de la gente de esta comunidad, continúalo aportando tus propias cosas.

Suerte, entereza y constancia. La vas a necesitar.

 


Fuentes

Material original de Frater Organ, para este medio. 


Enviado por: Frater Organ

33 artículos publicados

Visto 9749 veces



Tags:

Choronzón Magia del caos


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse