Habitantes del Caos

Creando entidades magickas (Parte II)


El siguiente texto es la segunda parte de otro anterior, que deberías leer antes. Si has llegado a este sin hacerlo te remitimos a él aquí.

 

servitor

6. Eligiendo un nombre

Dar nombre a una entidad puede ser una de las cosas más difíciles a hacer para algunos magos. Algunos, innecesariamente agonizan con qué tipo de nombre haría justicia a su creación. Otros se asustan de no ser bastante creativos para dar con un nombre original. Otros temen que el nombre que elijan entrará en conflicto con otras entidades preexistentes.

Para la mayoría, sin embargo, nombrar a una entidad es justo tan fácil como respirar. No hay realmente ninguna razón de por qué deberías ser diferente al respecto. Hay muchas fórmulas y métodos diferentes que puedes emplear, para ayudarte a sacar a la luz un nombre que sea conveniente para tu entidad.

Una de las más fáciles formas de nombrar una entidad es derivar su nombre de la declaración de intención. Esto se hace tomando en primer lugar la declaración de intención, "To influence and attract fine art purchasers that are able to and that will purchase my sculpture for price that I set (Influir y atraer compradores de bellas artes que son capaces y comprarán mi escultura por el precio que le he puesto)", por ejemplo, y quitando todas las palabras innecesarias como "y", "de", "que", etc. Idealmente deberías dejar alrededor de tres a nueve palabras, por ejemplo "influence attract fine art purchasers able will purchase my sculpture price I set". Como puedes ver por el ejemplo, la ley de "dejar de tres a nueve palabras" no será válida en todo caso.
Lo siguiente que harás es tomar la primera letra de las palabras restantes, y combinar esas letras para formar el nombre de la entidad. Así en nuestro ejemplo, tendríamos "iafarawpmspis." Como puedes ver, este nombre es muy ininteligible y no fácilmente pronunciable. En este caso reduciremos más el nombre eliminando todas las letras repetidas. Cuando hagamos esto, surgirá "iafrwpms."

El resultado es un poco más manejable, pero faltan algunas vocales, es todavía difícil trabajar con él. En tales casos, querremos añadir las vocales que nos permitirán crear un nombre que sea pronunciable. Elegir las letras extras puede hacerse de muchas formas diferentes. Una de las más fáciles es escoger y elegir las letras que piensas que complementarán mejor el nombre. Otra forma es elegir las letras que tienen simbolismo numérico que llevarán al nombre a un número, vía numerología, que resuene con la tarea de la entidad. Para nuestro ejemplo, tomaremos la ruta numerológica, la cual nos da "firiwaspim" con una numerología equivalente al número 6 (magnético, sociable, artístico, etc.) usando el sistema Pitagórico de numerología. Ahora éste es un poco más fácil de leer y decir, pero iremos un poco más allá dividiéndolo en dos. Haciendo que resulte "Firi Waspim."

Algunas veces puede que quieras nombrar a la entidad después de su función, como "buy new car (comprar coche nuevo)". Puede que quieras deletrearlo hacia atrás como "rac wen yub," y combinarlos para formar el nombre de "Racwenyub." Los nombres pueden ser largos, o impronunciables en la forma larga. Si este es el caso, será correcto partir el nombre como "Racwen Yub," o "Rac Yubwen." La razón para deletrear las palabras hacia atrás es liberar tu mente del significado del nombre y también le da el sentimiento de los "anticuados" nombres de los espíritus de la antigüedad, a menudo encontrados en los libros de hechizos y semejantes - esto no es necesario, es meramente un punto de gusto persona. Algunos magos consideran que el trabajo con entidades de "extraños" nombres, parece ayudarles a centrarse en el trabajo mágicko entre manos, mientras que otros sienten que eso les obstaculiza. Usa lo que se sienta y funcione mejor para ti. Sea el tipo que sea el que utilices como convención para nombrar, es una buena idea probar, si es posible, a incorporar de alguna manera la tarea de la entidad dentro del nombre. Esto servirá para favorecer la conexión de la entidad con la tarea deseada y creará poder en el uso de la entidad.

Una cosa que debería ser mencionada aquí, es que deberías ser cauteloso con cualquier sentimiento negativo que te provoque un nombre, si construiste el nombre de cero o simplemente elegiste las palabras descriptivas. Si el nombre te da una sensación negativa, o tiene palabras descriptivas negativas, puede impedir tus trabajos mágickos. Lo cual no implica que si estás construyendo una entidad para maldecir a alguien o algo, que no debería sonar negativo en general, sino que más bien que el nombre no te debería sonar negativo a ti, que eres el que está trabajando con él. Si te suena negativo a ti, en otras palabras, que no te gusta el nombre o que te deja un mal sentimiento cuando lo está diciendo o trabajando con él, entonces no deberías usarlo. Pues si lo haces, puede que empiece a resentirse tu entidad, y tu trabajo mágicko pueda no manifestarse en la manera que habías esperado. Siempre intenta nombrar a tu entidad con un nombre que te guste y que te suene bien cuando trabajes con él.

Por supuesto, no tienes que dar nombre a tu entidad obligatoriamente. A algunas entidades muy exitosas nunca se les ha dado nombre. Darles nombre sin embargo, les aporta personalidad. Puesto que nosotros, como humanos, tendemos a tener más facilidad para relacionarnos con las cosas que tienen nombre.

Los nombres nos permiten también tener control sobre lo que es nombrado. En algunas tradiciones mágickas, los nombres son simbólicos de la cosa que es nombrada. Por esto, al dar nombre a una cosa - o entidad en este caso - puedes guiarla para hacer tus deseos. Es una cosa importante mantenerlo en mente cuando estás creando tu entidad - después de todo, estás creándola para servirte y a tus deseos.

7. Apariencia

Hay muchas formas diferentes dar a luz una apariencia para tu entidad. Una manera más bien simple es tomar su reino general de influencia y buscar simbolismo que proporcionara una buena apariencia. Podrías pensar también en la tarea de la entidad y después diseñar una apariencia que sería la más conveniente para realizar la tarea exitosamente. La lista es ilimitada aparentemente.

Nosotros nos centraremos en un método que no está bien documentado en los círculos ocultistas en general. Este método crea la apariencia de la entidad de las letras de su nombre. Se hace tomando el nombre y convirtiendo las letras en representaciones simbólicas de las partes astrales del cuerpo de la entidad. La primera letra representa el área de la cabeza, y la última letra representa su área de los pies. Las letras restantes representan diferentes partes entre las regiones de la cabeza y los pies. La cantidad de detalles depende de la cantidad de letras que estén entre la primera y la última letra - a más letras, más fino el detalle, a menos letras, los detalles serán generales.

En nuestro ejemplo, usaremos la numerología como nuestro simbolismo. En numerología, específicamente la Numerología Pitagórica, cada número es asigno a una letra del alfabeto y es vista como femenina o masculina. Cada número tiene una "característica" específica que puede aportarnos una idea de lo que la entidad puede parecer.

Nuestra entidad, Firi Waspim, tiene la letra "F" como cabeza y la letra "M" como pies. Así que, en función a nuestra numerología, vemos que la letra "F" es el número seis. El número seis, que es de naturaleza femenina, aportará a nuestra entidad una cara de rasgos femeninos. Ya que el número seis está asociado con ocupaciones tales como las de artista, patrón/a, asesor, conferenciante, etc., podemos empezar a visualizar los rasgos faciales de gente que cumplan con tales roles. La letra "M" es también femenina por naturaleza debido a su asociación con el número cuatro. El número cuatro está relacionado con las ocupaciones de arquitecto, escultor, personalidad de la TV o la radio, etc. Continuaremos con el resto de las letras del nombre de la entidad. Encontrarás que numerológicamente un número puede representar muy diferentes cosas. Es acertado que decidas qué aspecto deseas que esté asociado con tu entidad. Por ejemplo, hemos elegido las siguientes asociaciones para el ejemplo de nuestra entidad:

F: Cabeza 6 (Femenina) Asesora
I: Cuello 9 (Masculina) Artista
R: Parte Alta Pecho 9 (Masculina) Artista
I: Brazos/Manos 9 (Masculina) Artista
W: Parta Baja Pecho 5 (Masculina) Vendedor
A: Estómago 1 (Masculina) Técnico
S: Nalgas 1 (Masculina) Técnico
P: Muslos 7 (Masculina) Poeta
I: Espinillas 9 (Masculina) Artista
M: Pies 4 (Femenina) Escultora

Hemos elegido profesiones que consideramos que añadirán a la entidad un personaje, y nos suministrarán con una idea de lo que debería parecer. Podemos observar la cantidad de letras/números femeninas y masculinas que harán que encontremos su sexo. En nuestro ejemplo tenemos mayor cantidad de letras/números masculinas que femeninas, así que nuestra entidad es masculina.

Puedes usar cualquier sistema con el que te sientas confortable como simbolismo para las letras. Por ejemplo un mago que esté versado en la Mitología Nórdica puede querer usar alguna encarnación de las Runas. Otro mago, conocedor de la Cábala, puede desear usar el alfabeto Hebreo para ayudar en la creación de la apariencia de su entidad. Lo más importante es usar lo que sientas correcto para ti, y funciones mejor para ti.

Incluso aunque nuestro ejemplo sugiera que nuestra entidad es antropomórfica, este no tiene que ser el caso. En muchos libros las entidades a menudo toman formas que no son encontradas en nuestras vidas diarias comunes. Algunas de estas entidades eran medio bestias o medio animales. Otras entidades tenían una apariencia completamente alienígena. Tú puedes crear la apariencia de tu entidad en cualquier forma o confección que te guste. Una cosa importante a recordar, junto a hacer lo que sientas correcto y que funcione mejor para ti, es hacer que la apariencia de tu entidad esté seguramente en armonía con sus reinos de influencia. Sería contraproducente tener una entidad tan horrible que no pudieras aguantar mirándolas.

Al menos que tengas una razón específica en contra, deberías intentar que la apariencia de tu entidad esté relacionada a su/s tarea/s. Piensa en ello en los siguientes término, digamos que llevaste tu coche a un taller de mecánica del automóvil. Te das cuenta de que todos los mecánicos llevan traje de chaqueta y corbata. También te das cuenta de que esta no es la primera vez que ellos llevan estos trajes - ellos lo llevan todo el tiempo. No hay espacio para la especulación al respecto. ¿Te sentirías cómodo llevando tu coche a este taller? ¿Qué tipo de trabajo podrías esperar de ellos? No hay nada que te pueda decir que este no pueda ser el mejor taller del mundo, pero sólo por las apariencias, puede que tengas reservas sobre si habrán arreglado tu coche allí. Esto es algo sobre lo que deberías pensar cuando estés construyendo la apariencia de tu entidad. Deberías asegurarte de que estás satisfecho con la apariencia de tu entidad y que es correcta para su/s tarea/s. Esto te hará más fácil el trabajo mágicko entre manos.

8 Alojamiento

Para la gente, una de las más fáciles formas de interactuar con las entidades, es evocar a la entidad dentro de un artículo físico. Usualmente los contenedores físicos de las entidades recuerdan a las entidades en sí mismas. Se considera que siempre y cuando el contenedor físico recuerde a la entidad tanto como sea posible, la entidad se sentirá animada a permanecer en su representación física.

Usar objetos como cuerpos físicos para las entidades, es muy efectivo en los trabajos mágickos, porque evoca conductas instintivas e intuitivas de nuestra infancia. Los niños nacen con la habilidad de darle vida a las cosas. Un ejemplo de esto es la habilidad de darle vida a sus juguetes; ellos son tan buenos en esto que incluso tienen la habilidad de oírles hablar. La forma en que un niño crea un amigo imaginario es similar a la manera en la que crearías una entidad.
Usar imágenes como punto focal de comunicación con la entidad no es nada nuevo. Los católicos rezan a los Santos, Jesús, María, etc., usando cuadros, estatuas y altares para ayudarse en la comunicación. Esta técnica de trabajo con entidades ha sido usada por cientos de años por muchas culturas diferentes.

Hacer que un objeto tenga una entidad viva en su interior, puede ser tan simple o complejo como quieras que sea. El requerimiento básico para animar a un objeto es tratarlo como si estuviera ya vivo. Una vez este requerimiento básico ha sido comprendido, puedes engalanarlo tan elegantemente como te guste, aunque no es imprescindible hacerlo así. Por su facilidad, mucha gente no reconoce su efectividad.

La técnica citada antes es muy similar a la forma en la que las brujas crean familiares. Los alquimistas han usado la técnica para impregnar sus fórmulas con entidades. Esta técnica ha sido capaz de permanecer "oculta" (esto es, escondida o secreta) debido a su simplicidad. Es un caso clásico de esconder algo en búsqueda abierta. Ha sido desatendida por su simplicidad, y así permanecerá como una muy efectiva y poderosa técnica oculta.

Lo que atrae a las entidades a ocupar su residencia en los objetos físicos, es la sinceridad y devoción de la persona que desea tener a tal entidad. La persona, por supuesto, debe tener una fe y creencia firme en la presencia de la entidad. El ritual para crear a una entidad por otra parte, ayuda a expresar esta sinceridad y devoción. Los rituales pueden también ser usado para confirmar la fe de la persona en la entidad.

Las entidades responden muy bien a la idea de "lo semejante atrae a lo semejante" (esto es, que mientras más recuerden dos cosas la una a la otra, más probablemente estén relacionadas la una a la otra). Habiendo comprendido esto, se vuelve muy importante elegir cuidadosamente los símbolos y características del objeto físico, dentro del cual deseas que tu entidad resida. Casi cualquier cosa puede servir para alojar a una entidad. Si puedes identificarla, puede ser un hogar conveniente para una entidad, aunque algunos objetos son mejores que otros. Los objetos que están en armonía con el reino de influencia de la entidad son una mejor elección que aquellos que no lo están.

El tamaño del hogar de la entidad no es de gran importancia. Lo que realmente importa es la forma, apariencia, y la substancia del hogar. El objeto debería ser de un tamaño que sea conveniente para trabajar con él.

Cuando estés seleccionando un hogar conveniente para tu entidad, tienes dos posibilidades. La primera elección es seleccionar un objeto prefabricado. Este puede estar entre una estatua de cualquier forma, tamaño y substancias a cuadros, pinturas, velas, rocas, edificios, pelotas, libros, cristales, ordenadores (PC), animales, plantas, talismanes, muñecas, teléfonos, o incluso una remesa de pagos para tu negocio, llevando el símbolo de programación de tu entidad sobre la misma. La segunda opción es construir el alojamiento usando tu conocimiento de la personalidad de la entidad, reino de influencia y otras virtudes ocultas.

Sea lo que sea el objeto, debe ser atractivo para ti. Debe incitar sentimientos de interés. Si el alojamiento parece sin vida o falto de interés, será un hogar pobre para la entidad. Para ser efectivo, el alojamiento debe tener cualidades que hagan que quieras interactuar con él.
Es mejor evitar objetos que recuerden en cualquier estilo reconocible, a personas vivas o mueras que conozcas. Esto ayudará a mantener tu trabajo con tu entidad, tan puro como sea posible. Si tales objetos son usados, puedes confundir la energía de la persona con la de la entidad. Esto puede causar efectos dañinos sobre la persona a la que el objeto recuerde. Por supuesto, esto no se aplica si estás probando intencionalmente a crear una entidad, para tener un enlace con la persona representada por el objeto.
El alojamiento de la entidad puede ser formado de cualquier cosa. Lo importante a recordar es elegir materiales que soporten ser llevados, rozados y manipulados repetidamente toda la vida de la entidad.
 
Taylor tiene entidades que están alojadas dentro de su voz, manifestándose sólo cuando él dice palabras específicas, mientras que otras están dentro de una manifestación más visualmente orientada, como sus pinturas. Las Formas-Pensamiento Hadas de Amanda (por ejemplo, Hada de las Cosas Perdidas, Hada de los Dulces Sueños, etc.) están alojadas dentro de varias figuritas de hadas. Ella ha alojado también una entidad vengativa dentro de una casa en sí misma. David aloja a las entidades en botellas, velas, llaves e incluso puntas de flecha. Usualmente el alojamiento es elegido más por la conveniencia que por el simbolismo. Se creativo cuando estés creando la apariencia y alojamiento de la entidad. Después de todo, la apariencia puede ser descriptiva de lo que la entidad es y lo que hace.

Si eres artístico, puedes querer crear el objeto tú mismo. Haciéndolo así, estás inconscientemente formando a la entidad en tu mente. Esto servirá para reforzar el enlace entre la entidad y tú mismo. También, de esta forma el objeto resonará profundamente dentro de tu psique y mejorará tus trabajos con la entidad.

Cuando estás creando un objeto para que la entidad viva en él, puede que quieras diseñar una cavidad en el objeto que te permitirá depositar artículos vitales para la entidad. Por ejemplo, puede que quieras poner el símbolo de la tarea y de programación de la entidad, en un pequeño rollo de papel o pergamino y colocarlo dentro de la cavidad. Puede que quieras tener un área en la que puedas colocar sangre, semen u otros fluidos durante el ritual para dar vida a la entidad. Hay muchas otras razones, si eliges tener una, para dejar una cavidad en el alojamiento de la entidad.

Si estás construyendo el alojamiento de la entidad, puede que desee incorporar un color, o colores, que se correspondan y sean armoniosos con el reino de influencia de la entidad. Si no estás seguro de que color o colores usar, elige algo que te sea atractivo y placentero.

Puede que desees también usar momentos astrológicos cuando estés creando el alojamiento de la entidad. Los trabajos mágickos pueden ser influidos en gran medida si se tiene en cuenta este paradigma, pero no es esencial usarlos. De hecho, el trabajo mágicko puede ser simplificado en gran medida si no son usados. Puede ser útil, sin embargo, hacer los trabajos durante la apropiada fase de la luna, y en días que estén en armonía con tu propósito mágicko.

En los tiempos antiguos la gente usaría piedras y cristales, con atributos apropiados, para atar a una entidad a una planta que tenía similares atributos al reino de influencia de la entidad. Mientras que la planta y piedras estaban en armonía con la entidad, se usaría la planta como un hogar mientras se estuviera trabajando con la persona que la enlazó. Las piedras servían para cargar a la planta con la energía de la entidad y con su reino de influencia. Si tienes habilidad para la jardinería y un poco de ingenuidad y creatividad, podrías hacer algo similar.

Una vez se le ha suministrado a una entidad un cuerpo físico, tiende a responder y actuar mejor que una desencarnada. También una entidad con un cuerpo físico, tiende a mostrar más interés en la experiencia humana. Por lo tanto, una entidad encarnada querrá realmente ayudarte en tus esfuerzos. Esto aportará a la entidad las experiencias humanas a las que pronto se acostumbrará.

No todas las entidades requieren alojamientos. Las entidades para un corto uso, algunas veces tienen un lapso de vida que es tan corto, que un alojamiento físico no es necesario. Para dichos tipos de entidades, puede ser mejor enlazarlas (o "alojarlas") a aromas. El aroma podría ser inhalado durante la creación y evocación de tu entidad. Puede que incluso desees ungir un alojamiento físico, si es usado uno, con el aroma elegido. Recuerda elegir uno que apele a ti, y sea armonioso con el reino de influencia de la entidad.

Puede que quieras considerar construir una urna para tu entidad. El alojamiento de la entidad sirve como el "cuerpo físico" de la entidad, mientras que la urna sirve como la "casa" de la entidad. La urna no necesita ser detallada o elaborada. De nuevo, la cosa más importante a recordar es asegurarte que te sea placentera y atractiva, y que se adapte a la personalidad de la entidad y su reino de influencia. Puede que incluso desees hacer que tu urna sea "portátil". Esto te permitirá moverla, o guardar fuera de la vista.

Cuandoquiera que te esfuerces en crear una entidad, el objeto físico en el cual resida, o ambos, usa el juicio personal y la intuición. Hay muchas correspondencias con significados y usos específicos en la mayoría, sino todos, los sistemas mágickos. Por ello, puede ser difícil decidir cual usar. Si tienes una idea general de cual es el reino de influencia, esto te ayudará a reducir las opciones que tengas. En cualquier caso, usa tu propia mente para guiarte y nunca actúes como un esclavo de cualquier sistema mágicko.

9 Alimentación

La energía de alguna u otra forma, tiene que ser suministrada para que la entidad exista. Las entidades se alimentan de energía, igual a como nosotros comemos y bebemos. Así como tú morirías si no comieras, una entidad cesaría de existir sin la energía apropiada. Por lo tanto cuando estés creando una entidad, una gran consideración debe ser tomada acerca de dónde y cómo la entidad recibirá su suministro regular de energía.

Alimentar a la entidad no es necesariamente algo demasiado difícil. Hay dos formas comunes en las que la entidad puede recibir energía. La primera es alimentar a una entidad con tu energía personal, y la segunda es alimentarla con una fuente de energía externa a ti.

Cuando tú primero creas una entidad, una cantidad de tu energía es usada para dale vida a la entidad. Puedes continuar siendo la única fuente de energía para la entidad, si lo que te gustara es tener una entidad totalmente dependiente de ti para su existencia. La forma en al que podrías "alimentar" a tu entidad con tu energía, es hablarle diariamente. Esto ayudará a construir la conexión entre tú y tu entidad, mientras que al mismo tiempo diriges tu atención personal y energía a ella, de la cual se alimenta. Otra forma es ofrecerle devotamente platos de comida. Por supuesto la entidad no comerá la comida física, más bien se alimentará de la esencia de la comida. Este acto es un signo de tu afecto. Puedes también meditar sobre la imagen de la entidad y visualizar la energía fluyendo desde tu cuerpo astral hacia dentro del de la entidad. Básicamente cualquier atención que des a la entidad, puede servir como "energía alimenticia". Hay muchas otras formas de lograr esto, si te tomas el tiempo para encontrar lo que es correcto para ti y te permites ser creativo.

Justo como hay muchas forma de alimentar creativamente la energía de tu entidad con la tuya misma, hay tantas formas de alimentarla creativamente con una fuente de energía externa a ti. Si la tarea de tu entidad es ayuda a disolver los atascos de tráfico y cosas por el estilo, podrías destinar a la entidad para que se alimente de los patrones de energía generados por el tráfico de automóviles. Haciéndolo de esta forma, habrás eliminado la necesidad de tu constante atención para la supervivencia de la entidad, y la habrás aportado con un suministro relativamente ilimitado de energía - supuesto que siempre habrá tráfico rodado. En cualquier momento que llames a la entidad para ayudarte en un atasco de tráfico, tu atención y energía añadidas ayudarán a fomentar la habilidad de la entidad para hacer su trabajo.
Si fueras a crear una entidad para ayudarte en las tareas del hogar, podrías destinar a la entidad para que se alimente de la misma fuente que crea el trabajo del hogar. Haciendo eso, tendrás una entidad que siempre tendrá un suministro de energía para ayudarte con tus labores del hogar, en la misma medida en que haya tareas del hogar por hacer. ¿Qué ocurre si no hay trabajo del hogar y tu entidad se muere de hambre? Eso es bueno, porque en la medida en que no haya labores del hogar, no tienes la necesidad de una entidad para ayudarte con las mismas. Por lo tanto, la "entidad para las labores del hogar" dejará a primera vista de existir.

Puedes también crear un sistema híbrido de alimentación para tu entidad. Puedes hacerlo así para que la entidad tenga una fuente de energía constante externa a ti, pero cuando la alimentes de energía - a través de cualquier medio - la entidad reciba un gran aumento de energía. El aumento de energía puede ser usado ara ayudarte (o a aquello para lo que la entidad es creada) mucho más eficientemente. También al especificar una forma secundaria de energía externa a ti, te aseguras de la existencia de la entidad durante aquellos momentos en los que no necesitas activamente sus servicios. Es algo parecido a un niño que aprende que puede comer fuera de su casa para sobrevivir, pero parece disfrutar y beneficiarse más de la comida cocinada en casa.

Cualquier fuente de energía que le suministres a tu entidad, hay dos cosas a mantener en mente. La primera es asegurarte de que la fuente de energía esté en armonía con la tarea y el reino de influencia de la entidad, y que la fuente de energía te sea placentera (porque si no te es placentera, o se vuelve una carga el tener que suministrarla, tu entidad sufrirá por ello). La segunda es recordar el asegurarte de que le das a tu entidad alguna forma de energía, y que tu entidad sabe de dónde obtener su próxima comida. Si olvidas hacer esto, tu entidad nunca podrá llegar a existencia, o (como algunos ocultistas parecen creer) la misma se volverá un "vampiro" errante buscando energía allá donde la pueda encontrar.

10. Habilidades

Para crear una entidad necesitas saber qué tipo de habilidades debería tener. ¿Qué tipo de cualidades debería tener tu entidad? Puesto que ya has decidido sobre el reino de influencia de la entidad y su apariencia, deberías pensar sobre qué tipo de herramientas - si es que las tendrá - va a usar, y si lleva algo especial como un reloj, anillo, o gargantilla para ayudarle en el logro de su/s tarea/s.

Para aquellos que puedan estar creando una entidad que durará un corto tiempo o para aquellos que gusten de escribir y sean creativos, podéis beneficiaros del hecho de escribir una corta biografía de las habilidades mágickas de vuestra entidad. Esta biografía debería detallar cómo de grande es la entidad, en su tarea mágicka. Podéis describir cómo reacciona vuestra entidad a diferentes situaciones, cómo soluciona problemas específicos, cómo interactua con la gente y los animales, etc. Probad a darle tanto realismo a vuestra entidad, como podáis a través de los detalles.

Después de que hayáis terminado de escribir la biografía de la entidad mágicka, deberíais leerla. Aseguraos de que todo pequeño detalle de la biografía, esté firmemente plantado en vuestra memoria. Después de que se haya grabado profundamente en vuestra psique, permitidle que trabaje en vuestro subconsciente hasta una semana para que obtenga los mejores resultados. Durante este tiempo de incubación, vuestro subconsciente edificará los detalles necesarios para construir esta entidad. Después de que haya transcurrido este tiempo y volváis a trabajar con vuestra entidad, podéis daros cuenta de que vuestro subconsciente ha concretado parcialmente, sino completamente, la descripción de las habilidades de vuestra entidad. Entonces cuando hagáis cualquier trabajo relacionado con vuestra entidad, hallaréis que las cosas se manifiestan y funcionan más llanamente que lo esperado por otra parte.

Incluso si no escribes una biografía para la entidad, es importante al menos pensar en las habilidades de tu entidad mágicka. Planea las formas en las que tu entidad trata con las cosas específicas a su/s tarea/s. Esto te ayudará a comprender firmemente a tu entidad y a hacer trabajo con ella de una forma mucho más fácil.

11. Intervalo de vida.

Una cosa que la mayoría de la gente parece ignorar cuando está creando entidades, es la duración que tendrá la vida de las mismas. Por lo tanto, para evitar cualquier problema imprevisto o cuestión que pueda surgir debido a que tu entidad no tiene un término de vida definido, deberías considerar el lapso de vida de ella. Las razones para disipar a una entidad pueden ser variadas. La entidad puede haber completado su tarea o puede no estar haciéndola. Puedes sentir que eres capaz de manipular la tarea tú mismo y no la necesitas por más tiempo. Cualquiera que sea la razón, sigas con ella por el tiempo que sigas, debes saber que no eres dependiente de la entidad.

Al definir el tiempo de vida de tu entidad, estarás haciéndote responsable de tus acciones. También te provee de un cierre para la consideración de la entidad y su tarea. Entender el intervalo de vida la entidad ayuda a poner las cosas del pasado en el pasado. Te permite tener una clara visión del presente y el futuro.

A fin de determinar el lapso de vida de la entidad, deberíamos contemplar su propósito. ¿Qué se supone que va a hacer la entidad? ¿Fue creada para un único evento, lo fue para trabajar en un asunto en curso? ¿Quieres que la entidad continúe viva después de que la tarea específica sea completada, ya que sabes que surgirán más tareas parecidas próximamente? ¿Se interrumpirá la existencia de la entidad con la realización de su tarea? Y si la misma tarea sucede posteriormente, ¿construirás una entidad mejor en base a las lecciones aprendidas con la experiencia original? ¿Quieres que la entidad termine en un punto específico en el tiempo, indiferentemente de si la tarea ha sido completada o no? Estas son todas las cosas que podrías querer considerar, cuando estés pensando en la duración de la vida de tu entidad.

Una vez imaginado qué lapso de vida tendrá, podrías pensar en los diferentes momentos de referencia a usar, como tus marcadores de tiempo. Por ejemplo podrías desear tener a la entidad activa sólo durante la luna creciente y terminar a la tercera luna llena después de la creación de la entidad. Podrías tener que cesar la vida de la entidad el Lunes inmediatamente después de que la tarea de la entidad haya sido completada.

Una forma incluso más fácil de determinar la vida de la entidad es añadirlo directamente a la declaración de intención. Un ejemplo de esto podría ser: Proporcióname la mejor oportunidad para que la seguridad financiera esté alineada con mis metas, sueños y deseos, después de hacer así tu servicio para mí, terminarás y no existirás más.

Si la entidad va a durar toda una vida, quizá quieras que su vida acabe cuando tu vida cese. Incluso si tu entidad va a durar por siempre, es una buena idea consolidar eso de alguna forma o manera. Esto hará que tu entidad tenga una existencia con más definición, y te permita trabajar con la misma de una forma más significativa.

Otra cosa a considerar, junto con el intervalo de vida, es la manera en la que la entidad será disuelta; asumiendo por supuesto, que la entidad tendrá una existencia finita. Esto también se añade al aspecto fisiológico de proporcionar un final. Alguna gente elige destruir el alojamiento de la entidad en el momento establecido de disolución. Otros gustan de enterrar el alojamiento. Otros gustan de visualizar a la entidad disipándose dentro del plano astral, dejando su alojamiento como una cáscara vacía. Algunos simplemente tiran cualquier cosa asociada con la entidad a la basura. Algunos extraen la energía esencial que habían puesto dentro de la entidad, la cual venía de ellos mismos inicialmente. Para ello destruyen el enlace entre la entidad y ellos mismos, visualizando la energía de la entidad regresando a su propio interior. La mayoría de la gente encuentra esto fácil, ya que cada persona tiene su propio y único sello energético. Invocar esa energía de vuelta atrás, es simplemente una materia de estar entonado con ella. Deberías, si así lo eliges, crear alguna forma de disolución para tu entidad cuando llegue el momento de que cese. La mayor parte de la gente está de acuerdo en que el término de la vida de una entidad, debería ser manipulado personalmente, o a través de la absorción de la energía o incluyéndolo dentro de la declaración de intención.

Por supuesto que esto no es aplicable a aquellas entidades con una vida perpetua. Sin embargo, podrías todavía desear decidir alguna forma de disolución, simplemente en el caso de que tú, o cualquier otro al que se lo permitas, desee que la existencia de la entidad cese. Usualmente la gente que tiene entidades perpetuas, pondrá una cláusula de disolución al crear la entidad en caso de que la entidad - por cualquier razón - no actúe conforme al plan. Esto es algo inteligente de considerar si decides crear una entidad perpetua.


Traducido por Manon


Fuentes

Por David Michael Cunningham conTaylor Ellwood y Amanda R. Wagener. Traducido por Manon, revisión y negritas de F. Organ. 


Enviado por: Frater Organ

33 artículos publicados

Visto 4548 veces



Tags:

Servidores mágicos


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse