Habitantes del Caos

Servidores Mágicos IV: Fotamecus


 

"Pierde una hora por la mañana y la estarás buscando todo el día"

Richard Whately

 

"Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj."

Julio Cortázar - "Instrucciones para dar cuerda al reloj"

 

 

Alrededor del año 1998, cuando en los países de habla hispana poco o nada se sabía de la Magia del Caos y su sinfín de posibilidades, un par de caotas estadounidenses crearon un ícono dentro de los servidores: Fotamecus.

308337_f260El nombre, que tiene un proceso simplificado en su construcción, significa “Force time intro compression” (comprimir el tiempo a la fuerza) y se refería al primer decreto para el que fuera creado este servidor.

Posteriormente, y en vista a los excelentes resultados logrados, las funciones de Fotamecus se ampliaron y se lo viralizó, de modo que cada persona que lo utilice tendrá su propia “copia” del servidor, en vez de tener que esperar que se desocupe si alguien más lo está utilizando.

Desde la mejora introducida, Fotamecus puede tanto expandir como contraer el tiempo a voluntad del operante, aunque hay algunas sugerencias a tener en cuenta:

Para evitar desfasajes y movimientos de la percepción temporal extraños, es recomendable expandir y contraer el tiempo (o hacer su proceso contrario, es decir, contraer y expandir) por períodos equivalentes de tiempo. Por ejemplo, ordenarle que expanda el tiempo al doble un fin de semana, y contraiga a la mitad el lunes y el martes. De lo contrario, comienzan a producirse fenómenos asociados a la mala percepción del tiempo que causan molestias en nuestra comprensión del continuum temporal. No tiene mayor importancia si hacemos uno u otro proceso, lo realmente necesario es que sean equivalentes.

El servidor ha sido extensamente probado y su funcionamiento es impecable, pero también hay que consideran que cuando el tiempo se expande demasiado por un largo período, sentiremos mayor cansancio, tal como si nuestro día fuera larga duración. Volviendo al ejemplo anterior, si optamos por expander nuestro fin de semana en un 50%, hablamos de la percepción de un día que dura… 36 horas! Nos sentiremos agotados, sin dudas.

 

Funcionamiento

RELOJ PARTIDOEl tiempo, tal como lo demuestran los avances realizados en Física Cuántica y teorías asociadas, no es una entidad en sí misma, sino que tiene una existencia relativa, condicionada al observador. Como todos sabemos, una hora en el consultorio de un dentista dura unas cuatro, mientras que cuatro horas de entretenida charla con amigos, apenas duran una. Todos hemos tenido momentos en los que nuestra noción del tiempo se vio más o menos alterada.

El tiempo, según algunos autores, se define como un movimiento de la conciencia. En otras palabras, es una fabricación mental para poder comprender el devenir de los sucesos y darles un orden en nuestra mente. Es por ello que la función de Fotamecus es perfectamente posible y de hecho, consigue alterar nuestra percepción temporal.

Su activación es simple; basta con tener el sigilo a mano y trazar, en el aire frente a nosotros, una copia del mismo, mientras la cargamos con nuestra energía personal, emanada del chakra de la frente. Cuanta más energía, mejor cumplirá sus funciones. Mientras se hace esto, se debe mantralizar su nombre, extendiendo la s final. Hay quienes dicen que Fotamecus se pronuncia en realidad, Foh – thu –me – khussss. A continuación, se expone simple y llanamente la tarea que se desea que cumpla. Como con todo servidor, hay que abstenerse de frases como: “Por favor, Fotamecus…”. Un mago no pide favores a sus creaciones o servidores. Se debe ordenar: “Fotamecus, es mi voluntad que… “.

 

Limitaciones

Las limitaciones relacionadas con el uso de la entidad están en la mente del operante. Si su estado de agotamiento es excesivo, obviamente, parecerá que Fotamecus no está cumpliendo adecuadamente su misión. Es necesario activarlo por medio de energía personal, pero si esta es escasa, no conseguiremos más que algunos minutos de tiempo extra. Son datos a tener en cuenta.

(Se comenta en los oscuros callejones del Caos que Fotamecus está en plena guerra de poder con el viejo dios Chronos, encargado de contar el tiempo para los mortales. Si trabaja con el primero, ni se acuerde de mencionar al segundo, y menos de realizarle seguimiento por medio de instrumentos primitivos, como son los relojes).



Enviado por: Astrid Griesser

31 artículos publicados

Visto 7495 veces



Tags:

Servidores mágicos Fotamecus


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse