Habitantes del Caos

Estructuras del Trance Mágico, por Frater U.D.



(Extraido del libro High Magic) Por Frater UD

Peter Carroll, el fundador de la Magia del Caos, es acreditado por atraer nuestra atención como magos, a la importancia del trance mágico (el cual definió como gnosis), mientras claramente lo dividió en varias categorías a su vez. Echemos una mirada a estas categorías aquí y expliquémoslas en más detalle. Después de todo, puede ser el campo más significativo de la magia moderna a día de hoy.

Magick

Carroll básicamente distingue entre dos tipos de gnosis en su libro Liber Null, particularmente el modo inhibidor y el modo excitador. Esquemáticamente, esto aparece como sigue:

 

Modo Inhibidor

Modo Excitador

Postura de la Muerte

Excitación sexual

Trance Mágico de Concentración

Excitación emocional, por ejemplo miedo, odio, terror

No dormir

Dolor, tortura

Ayuno

Flagelación

Extenuación

Baile, tamborileo, salmodia

Fijar la Mirada

Correcta forma de caminar

Drogas hipnóticas o inductoras al trance

Drogas excitadoras o desinhibidoras

Privación Sensorial

Alucinógenos suaves

 

Hiperventilación

 

Sobrecarga Sensorial


Primero echaremos una mirada cercana al modo inhibidor, pero nos gustaría apuntar que el tipo de trance elegido depende justamente del temperamento del mago, como de la meta de la correspondiente operación mágica de uno mismo.

MODO INHIBIDOR

Postura de la Muerte (I)

El mago puede estar de pie o sentado. El sigilo es o colgado sobre la pared, o colocado sobre la mesa frente a uno mismo. El mago toma una respiración profunda y cierra su boca, ojos, oídos y fosas nasales usando los dedos de ambas manos. Entonces aguanta la respiración hasta que esté cercano a lo insufrible. Pero no se permite respirar aún. Mientras hace esto, no debería pensar en nada relacionado con el sigilo ni su propósito. Entonces – justo antes de desmayarse – abre los ojos tan ampliamente como le sea posible y fija su mirada en el sigilo mientras exhala y rellena sus pulmones con aire fresco. Después el mago cierra abruptamente los ojos de nuevo y destierra el sigilo.

Otra opción es mirar el sigilo mientras se está de pie sobre las puntas de los dedos, manteniendo los brazos en una antinatural e incómoda posición, retorcidos y girados hacia atrás a la espalda, y reclinándose hacia atrás tanto, que apenas pueda mantenerse el equilibrio.

Postura de la Muerte (II)

Esta versión de la postura de la muerte es mucho más suave que la primera, pero funciona también cuando es hecha con la apropiada intensidad. Sin embargo, requiere un poco más de práctica. Debería ser realizada mientras se está sentado y es adecuada para las personas con problemas de corazón o respiratorios.

El sigilo es colocado sobre la mesa frente al mago, que está sentado con la espalda recta y con sus manos sobre la mesa rodeando el sigilo. Los pulgares forman un ángulo de noventa grados, las manos yacen planas sobre la mesa con las puntas de los pulgares tocándose, y el sigilo descansa en el cuadrado abierto formado por las manos. Mira fijamente el sigilo con tus ojos ampliamente abiertos; no parpadees o cierres los ojos, incluso cuando empiecen a lagrimear.

Ahora el mago comienza a tensar los músculos uno a uno, empezando con la parte baja de la pierna, después la otra, después ambas al mismo tiempo. Este crispamiento debería ser tensar y relajar; debería durar sólo una fracción de segundo, pero necesita ser muy intenso. Después el mago continua tensando la parte alta de las piernas de la misma forma, después las nalgas, manos, brazos y finalmente incluso el cuero cabelludo. Después de practicar durante un rato, tensar todo el cuerpo sólo debería costar medio segundo.

En el clímax de la tensión, el mago entorna los ojos incluso más, mientras todavía mira fijamente el sigilo; abruptamente cierra los ojos y destierra el sigilo.

Concentración conducente al Trance Mágico

  1. Concentración en un objeto. Esto incluye tratak (técnica yóguica de fijación de la mirada), entre otras cosas. Por supuesto, esta forma de concentración puede ser expandida en numerosas formas.
  2. Concentración en un sonido. El mago se concentra en sonidos acústicamente perceptibles, articulados o imaginados, usualmente mantras, para bloquear los pensamientos verbales que tratan de introducirse, mientras a la misma vez se está desarrollando la clave en palabras de poder y la habilidad de lanzar el encantamiento.
  3. Concentración en una imagen. El mago se concentra en imágenes o símbolos, tales como un círculo, cuadrado o cruz. Secuencias más complicadas de imágenes pueden ser usadas también. Esta es la llave a la magia mental y el trabajo con el doble mágico, así como a la creación de psicógonos y carga de sigilos a través de fijación de la mirada. Incluso la demonología descansa ampliamente sobre esta técnica.

Con estas tres formas de concentración, el mago puede ganar control de las partes de su mente que son responsables de los pensamientos tanto pictóricos como verbales.

Seguramente que si nos enfocamos sobre una declaración de intención mágica, esta se convierte en una técnica extremadamente poderosa, con tal de que podamos al menos mantener – o mejor todavía, perfeccionar – el estado de trance alcanzado en el ejercicio de la meditación.

En contraposición a muchos autores más tempranos, preferimos no trabajar sólo con técnicas de visualización en la magia práctica, ya que la experiencia ha mostrado que los resultados de tales técnicas son insuficientes y esporádicos. En casos de duda, una visión más cercana revelará que las tres formas de concentración son realmente usadas en toda operación mágica exitosa.

Esta forma de magia es mucho más efectiva y completa que las meras técnicas de autosugestión mental, que funcionan principalmente con conceptos y raramente con imágenes y sonido.

Esto se refleja en el hecho de que la concentración del pensamiento – que fue una parte integral de la magia del pasado – es raramente usada hoy en la magia moderna. En aquel entonces, usualmente tomaba la forma de concentración sobre la meta mágica, el deseo del mago, o sobre la declaración de intención. Esta forma de concentración del pensamiento ha sido reemplazada por el uso de la técnica del estado de mente vacía (lo cual es probablemente un resultado de influencias orientales, en particular tibetanas); después de lograr este estado durante una operación mágica, un símbolo de la voluntad mágica del mago es enmascarado e implantado dentro del subconsciente. Esto está especialmente claro en la magia sigílica, pero lo encontraremos en otras disciplinas (tales como la muñeca mágica) que usa esta técnica también.

Pero en tu práctica, por favor no olvides que aunque las técnicas listadas aquí pueden conducir a la gnosis, ellas solas aun no representan el trance.

No dormir, Ayuno, Extenuación

Con la ayuda de estas técnicas, la realidad de cada día es “ablandada” y el mago se vuelve más receptivo a la percepción sutil, ya que el censor se debilita con el tiempo. Descritas por Pete Carroll como “antiguas favoritas monásticas” (Liber Null), estas técnicas inhibidoras son todavía parte del repertorio estándar de todos los chamanes y magos naturales de hoy. El truco para el mago es, ser capaz de volver el confuso estado de consciencia que estas tres técnicas eventualmente producirán, en un verdadero y poderoso trance en el que se retiene bastante control para impregnarse uno mismo con la voluntad mágica. Simplificando en términos exagerados, no hay ninguna razón para ayunar hasta que te desmayes, a menos que puedas cargar tu voluntad mágica en el momento en que pierdas la consciencia.

Sin embargo, la autoprivación sobreexagerada es inútil; es mucho más sabio y más efectivo encontrar un nivel moderado de falta de sueño, ayuno, y/o extenuación que el hábito adecue a la habilidad natural (y entrenada) del mago para la gnosis. Pero esto es una materia de experiencia personal y es difícil para un extraño juzgar, incluso aunque muchos magos y chamanes sean capaces de desarrollar un sentido sobre la capacidad y profundidad del trance de otra persona, y por lo tanto ayudarla en conformidad para que logre resultados óptimos. Esto es exactamente lo que los participantes en una operación de grupo exigen de un líder ritual, ya que es responsable de activar, almacenar, impregnar y dirigir las energías de cada uno de los participantes sobre un nivel de igualdad, para alcanzar una meta común.

Teóricamente, la marca de un verdadero maestro es la habilidad de sincronizar a cada uno de los participantes de un grupo ritual (incluso bajo circunstancias desfavorables), para crear el nivel deseado de gnosis mientras que a la misma vez – en trance – mantiene un “ojo abierto” sobre las cosas y es capaz de responder si algún participante parece estar perdiendo el control. Si trabajas frecuentemente con magos experimentados de las Artes Negras, seguramente observarás esto bastante a menudo.

Desafortunadamente, hay excepciones a esta regla también. Por ejemplo, los magos que trabajan con el paradigma oriental de wu-wei (“acción a través de la no acción”), generalmente prefieren enfocarse sobre la cualidad general del trabajo del grupo, en lugar de sobre el éxito o fracaso de cada uno de los individuos para lograr el apropiado estado de trance. Por supuesto, en estos casos a menudo observamos que tales maestros armonizan o equilibran estas energías liberadas o inconscientemente a través de la pureza de poder y cualidad de su propio campo de fuerza, o eliminando conscientemente cualquier disonancia sobre la energía sutil del grupo de una forma sutil, lo cual usualmente sólo el ojo experimentado será capaz de ver.

Fijación de la Mirada

Ya que los ojos son considerados como las “ventanas del alma”, la magia siempre ha trabajado con varias técnicas de mirada; estas técnicas son usadas en operaciones mágicas o para enmascarar los ojos en sí mismos (i.e. para ocultar los propios pensamientos). Los ojos pueden revelar bastante sobre el corriente estado mental de una persona, y usualmente mostrarán signos antes de que cualquier otro cambio en las expresiones o gestos de la persona se manifieste.

Las mejores formas de usar la mirada mágica en la que deberíamos implicarnos, serán listadas más abajo.

  1. Concentrar el poder del pensamiento y enfocarlo sobre una cosa específica: no requiere ningún blanco humano (ni “víctima”), pero sirve como una técnica para controlar el pensamiento en general.

    2. Transferir impulsos mágicos (órdenes) a un blanco humano sin su conocimiento, con motivo de influirle: para usar desde la manipulación del aura y los chakras con propósitos curativos, a la implantación de un glifo detonante en el aura de la persona.
  2. Disfrazar el propio estado mental e intenciones: enmascarando los propios ojos o poniendo una falsa expresión (e.g., amistosa en lugar de ceñuda).
  3. Percibir energías sutiles y dirigirlas así como para la clarividencia: una extensión del propio rango de percepción de uno mismo, con el propósito de manipular o ver dentro del futuro (e.g., en el espejo mágico o bola de cristal).

  4. Escanear a otra persona para determinar sus puntos fuertes o debilidades: determinando y diagnosticando una situación (e.g., en operaciones curativas, potencia ofensiva mágica) antes de iniciar una operación mágica.
  5. Extrayendo energía o información de una blanco humano: manipulación del aura y chakras golpeando ligeramente las energías sutiles de la víctima, haciendo que se debilite hasta (aunque es bastante raro) que esté completamente vacía de fuerza ódica; pero también usada para golpear las energías no deseadas que causan una enfermedad o en un exorcismo; además, para duplicar y “registrar” información consciente e inconsciente, que esté almacenada en el blanco humano.

Mientras que la mirada de 180º (mirada periférica) es principalmente usada para la percepción pasiva, o la recepción de impulsos sensoriales sutiles y la expansión de la propia consciencia, la mirada mágica enfocada en general (con excepción de los número 4 y 5), es usada para enviar impulsos sensoriales sutiles y concentración de la consciencia y energía, dentro del propio punto de enfoque.

 

Drogas Hipnóticas o Inductoras al Trance

Independientemente de los aspectos legales en esta cuestión, el uso de drogas para propósitos mágicos no es recomendado generalmente. Esto se aplica en particular a los principiantes, especialmente para aquellos que ya han experimentado con muchos tipos de drogas y todavía lo hacen sobre una base medianamente regular. ¡Un viaje es un lamento lejano de un ritual! Aunque un ritual pueda (pero no necesariamente) conducir a estados de consciencia alterada, que fuertemente recuerden a aquellos inducidos por el uso de drogas, esto no funciona a la inversa, las drogas no necesariamente conducen a un ritual mágico. El principal problema es que las drogas no solamente causan la pérdida del control mental y físico que es requerido para una operación mágica, sino que también embotan la agudeza de la voluntad. Esto es a menudo pasado por alto, especialmente por jóvenes magos que gustan de imitar las escapadas de Crowley con las drogas, pero en su caso (lo cual también es pasado por alto) estas drogas eran a menudo prescritas médicamente (e.g., originalmente le fue dada heroína para tratar sus ataques de asma), y eventualmente le condujo a una adicción de por vida, de la que fue víctima hasta su muerte.

Pero incluso durante su adicción, Crowley fue capaz de mantener su fuerza de voluntad y una personalidad estable que la mayoría de sus jóvenes admiradores a día de hoy, no podrían. Un amigo tardío de Therion me contó una vez, de un ataque de asma que tuvo en medio de una conversación tres años antes de su muerte; su cara se volvió azul y apenas fue capaz de ir dando tropezones hasta la cómoda, para coger su inyección de heroína que ya estaba preparada y lista para administrársela. Después, Crowley le hizo a su amigo que nunca le obstaculizaría en cualquier caso si esto volvía a ocurrir de nuevo alguna vez, ya que esta inyección era su última salvaguarda. En ese tiempo, el médico de Crowley había ya empezado a reducir drásticamente sus prescripciones de heroína, lo que para el viejo mago se volvió un tiempo muy difícil al que adaptarse, ya que estaba acostumbrado a una dosis alta de la droga. Pero al menos tuvo bastante poder de voluntad para siempre mantener una inyección de reserva en caso de una horrible emergencia de asfixia. ¿Cuántos junkies de hoy en día, serían capaces de hacerlo?

Aunque los chamanes a menudo usan drogas para estimular el trance, esto es hecho en un enteramente distinto contexto sociocultural, y para la comunidad chamánica este uso de drogas es considerado un acto sagrado, así que cualquier abuso sería seguramente tan severamente castigado, como en nuestra cultura moderna.

Algunas de las drogas hipnóticas o inductoras de trance, incluyen el alcohol en grandes cantidades, cannabis, pastillas para dormir, y tranquilizantes, así como un buen número de drogas psicofarmacológicas. Cuando son administradas por un verdadero experto, es de hecho posible inducir un útil trance mágico, pero las desventajas seguramente excederán a las ventajas. El único momento en el que el uso de drogas debería ser considerado es, si el mago tiene severas inhibiciones que no le permiten lograr un estado de trance (el cual es ocasionalmente el caso de los principiantes no entrenados), y en operaciones extremadamente visionarias y aquellas que trabajan con “suaves” energías de grupo; estas últimas son ocasionalmente el caso de la magia sexual.

 

Privación Sensorial

La técnica de privación sensorial fue y todavía los es, usada entre los monjes y ermitaños, junto con ocasionales prácticas de reclusión. Su meta es reducir el número de impulsos externos que afectan a nuestro pensamiento racional tanto como sea posible, lo cual eventualmente producirá la paralización debida a la falta de estímulos.

Durante un ritual, creamos privación sensorial usando vendas de ojos, capuchas, y el elemento de la oscuridad. La experiencia ha demostrado que debido al “efecto shock” que provoca, es mucho más efectivo cerrar los estímulos externos sólo por un corto periodo de tiempo, que desterrarlos enteramente durante un largo periodo. La privación sensorial de largo término, es usualmente más conveniente para las prácticas místicas.

El “Tanque de Samadhi” (o “Tanque de Meditación”) es una excelente máquina moderna, diseñada por el explorador de la consciencia John C. Lilly para trabajos con este tipo de gnosis. En este tanque, una persona flota sobre aproximadamente dos pulgadas de agua salada, con una extremadamente alta concentración de sal (similar al Mar Muerto); la puerta y paredes del tanque bloquean todos los estímulos ópticos y ruidos externos. Incluso después de unos pocos minutos, la persona perderá todo sentido del tiempo y experimentará un extraordinariamente profundo sentimiento de relajación, ya que la alta fuerza de la sal soporta todo el peso del cuerpo, eliminando toda tensión en los músculos. Dichos tanques pueden ser comprados en almacenes, pero también pueden ser encontrados en centros terapéuticos en la mayoría de las grandes ciudades. Quienquiera que no haya tenido esta experiencia todavía, debería ciertamente probarla.

Como ya ha sido mencionado, depende fuertemente de las preferencias personales y metas del mago qué forma de gnosis elegir. Es obvio que una agresiva operación de potencia ofensiva mágica, debería ser más fácil de realizar con un trance excitador que con gnosis inhibidora. Por otra parte, tal operación podría tener como meta la destrucción del oponente o su situación, lo cual seguramente se beneficiaría más de una forma de “corrosivo trance inhibidor”.

Pero dentro de ambas categorías, hay sutiles diferencias que cada mago probablemente expresará de una forma completamente única, por lo que no hay reglas fijas a ser dadas. Idealmente todos los métodos deberían conducir al mismo nivel de gnosis, pero en la práctica hay ciertamente diferencias que están probablemente relacionadas con el hecho, de que el mago casi nunca induce un trance total con completa pérdida de consciencia, ya que esto le haría completamente objeto de la voluntad e influencia de otros.

Todo mago debería estar completamente familiarizado con las varias cualidades energéticas de los métodos introducidos aquí, así que sea capaz deformarse una educada opinión sobre sus ventajas y desventajas. Además, es buena idea tener siempre varias técnicas a mano en caso de que sea difícil o imposible realizar un método por alguna razón u otra. Por ejemplo, sería bastante difícil inducir verdadera privación sensorial en el metro, pero la mirada mágica o la concentración sobre un sonido serían mucho más fáciles bajo tales circunstancias.

Es importante dominar y no sólo lograr un estado de trance, si no fuera así, podría conducir justo a lo opuesto de lo que el mago realmente pretendía. Ese es el porqué de que la persistente práctica en este campo, sea una alta prioridad para todos los tipos de magia moderna y chamánica.

 

MODO EXCITADOR

Excitación Sexual

La excitación sexual es una de las más poderosas herramientas que el mago tiene. Durante el estado de excitación sexual, el censor está bloqueado al 100%, el sendero al subconsciente está ampliamente abierto y el mago es libre para implantar en él cualquier cosa que necesite para su operación.

La excitación sexual puede ser obtenida por cualquier método que el individuo prefiera – pero el mago debería en ocasiones usar también métodos que no necesariamente sean sus favoritos. Casos en los cuales podría ser de beneficio son: (a) operaciones que requieran energía particularmente fuerte; (b) cuando las prácticas de magia sexual se vuelvan extremadamente rutinarias; o (c) en casos de sobre saturación sexual.

Pete Carroll menciona (Liber Null) que la excitación sexual es especialmente adecuada para la creación de seres independientes (psicógonos), y cuando se está trabajando con una pareja, esta pareja podría invocar y encarnar materialmente un cierto principio o deidad, seguida por la unión sexual con el principio invocado – una práctica común en la mística sexual y las operaciones tántricas. Los orgasmos prolongados a través de la karezza (estimulación repetida sin clímax orgásmico) y los orgasmos repetidos pueden conducir a estados de trance que son útiles para la adivinación, por esa razón los últimos generalmente conducen a un trance por extenuación en la mayoría de los casos más bien. Sin embargo, esto también puede conducir al mago al estado altamente exaltado por Crowley de “lucidez erotocomatosa”. Por supuesto que el mago debería asegurarse también de que sus propios hábitos sexuales no sean dominados por constantes asociaciones de pensamiento y fantasías, si no esto podría conducir a un entremezclado de símbolos no deseado.


Nota: Más sobre el tema en los textos Magia Sexual I y Magia Sexual II de este mismo autor presentes también, en esta misma web.

 

Excitación Emocional

En principio, todos los estados emocionales pueden ser usados mágicamente. Sin embargo, la experiencia ha mostrado que la furia, el miedo y el terror funcionan más efectivamente. Incluso en un nivel físico, estas tres emociones pueden conducir a la liberación de habilidades insospechadas; sólo piensa en los increíbles poderes físicos de alguien que está delirando, o en la perseverancia y poder físico de la gente en situaciones de pánico. La efectividad de estas tres emociones es ciertamente justo tan fuerte como la excitación sexual, pero tienen la desventaja de que son bastante más difíciles de avivar sin una gran cantidad de esfuerzo. Aunque el entrenamiento sistemático puede ayudar a eliminar algunos obstáculos a lo largo del camino – y todo mago debería experimentar tal entrenamiento – permanece no obstante, la dificultad de conseguir un ataque de ira a voluntad y después usarlo mágicamente.

La iniciación a través de los otros es una situación diferente. En tiempos antiguos, así como la actualidad, el poder del miedo y el terror ha sido usado efectivamente, y la “iniciación a través del miedo” es una apropiada y bien conocida frase.

 

Dolor, Tortura y Flagelación

Este método de trance es el opuesto complementario del no dormir, el ayuno y la extenuación. Mientras que los últimos calman e inhiben, los primeros encienden el cuerpo y el espíritu. El extremo e insoportable dolor, siempre culmina con la inconsciencia o la lascivia porque el organismo humano, solamente puede manipular el dolor incesante a través de la aceptación extática. Las prácticas penitentes de la Edad Media con sus procesiones de saltimbanquis y autoflagelaciones, las prácticas de fakirismo de los hindúes y cristianos en Sri Lanka y las Filipinas – estos son ejemplos de acceso al éxtasis a través de la paralización del intelecto y el censor, agudizando el espíritu en el mismo grado que un mago requiere para sus operaciones mágicas. Por supuesto, estos métodos tienen la gran desventaja de que pueden rápidamente conducir a un inefectivo y altamente dañino exceso. Porque incluso si el cuerpo humano es supuestamente bastante insensible al dolor naturalmente o a través del condicionamiento, el umbral de estimulación se hace más y más alto hasta que eventualmente sólo la automutilación será capaz de lograr el efecto deseado. Este es el motivo de que fuertemente advirtamos contra el excesivo uso de esta práctica.

 

Baile, Tamborileo y Salmodia

Son historias completamente diferentes el baile, el tamborileo y la salmodia. Practicadas solo o en grupo, estas técnicas pueden rápidamente conducir a un considerablemente útil estado de trance. Las habilidades musicales y gimnásticas del mago (o la falta de las mismas), no son de importancia en absoluto, aunque el trabajo de grupo ciertamente requiere más coordinación que cuando se está trabajando en solitario en el templo. En particular, las religiones africanas y afroamericanas (Vudú, Macumba, Candomblé, Santería) hacen uso de estos métodos, como lo hace el chamanismo a través de todo el mundo, encontrándose desde la región de Tunguska en Siberia, a la Sami de Laponia, de los nativos americanos de Norte y Sur de América a los aborígenes de Australia. La salmodia incluye mantras y canciones ritualísticas, exaltación a través del lirismo (himnos), la narración de mitos y “nombres bárbaros de invocación”, o los encantamientos mágicos y palabras de poder. Cuando se apoya una operación mágica con música, un ritmo distintivo y una cierta monotonía (el efecto repetición) son importantes. Los percusionistas experimentados usualmente comienzan con un ritmo como el latido del corazón, al que el instintivo sistema nervioso se adaptará automáticamente acompañándolo armoniosamente durante un tiempo. Cuando el ritmo se hace más rápido, el ritmo cardiaco de los participantes automáticamente se ajustará al mismo en cierto grado.

 

Caminata Mágica

La caminata mágica es una técnica que está relacionada con la caminata Zen, pero va más allá de ella. Involucra el andar largos trechos de camino mientras se usa la mirada de 180º, por esa razón las manos, dedos y brazos deberían ser mantenidos en posiciones inusuales. La experiencia ha demostrado que presionar los minúsculos laterales de la parte interior de arriba de los sensibles dedos meñiques, es considerablemente efectivo. Esto crea un cierto dolor que es completamente inocuo en la medida en que la piel no es dañada. Finalmente el pensamiento cesará y la mente estará totalmente absorbida en su entorno. Por esta descripción, es claro que esta técnica no es realmente conveniente para conducir una operación de magia específica (con la excepción de cargar un sigilo mántrico), pero puede ser usada con bastante efectividad para el entrenamiento en tales estados de consciencia. La técnica de hiperventilación (ver más abajo) puede ser usada aquí en adición también.

 

Drogas Excitadoras o Inhibidoras, Alucinógenos Suaves, Hiperventilación

Por favor recuerda lo que ya hemos dicho sobre el uso de drogas en magia. Básicamente, no hay mucho más que decir. Las drogas excitadoras o inhibidoras y los alucinógenos suaves (recuerda, la dosis es lo que cuenta), incluyen el alcohol en pequeñas cantidades, la cocaína, pequeñas y moderadas dosis de cannabis, así como LSD, mescalina y psilocibina, junto con algunas modernas drogas de diseño, y por supuesto, los estimulantes (anfetaminas). El té (usualmente caliente) hecho de raíz de galangal es más suave aún así considerablemente efectivo. Esta es una substancia legal, a propósito. Pero incluso el té negro, el café y el tabaco pueden tener un efecto excitador o inhibidor, aunque el precio de la propia salud debe ser pagado. Este es el motivo de que nos gustaría enfatizar una vez más, que por las razones mencionadas ¡fuertemente advertimos en contra del uso de drogas!

La hiperventilación es inducida por un rápido y poderoso jadeo durante un periodo extendido de tiempo (generalmente de cinco a quince minutos, algunas veces más), que causa un exceso de oxígeno en el cerebro que puede provocar efectos alucinatorios reales. Si tienes problemas de salud que afecten a tu corazón o sistema respiratorio (pulmones, bronquios), te será absolutamente necesario consultar a tu médico o practicante alternativo antes de esforzarte con tales técnicas. De hecho, debido a los calambres catatónicos que a menudo ocurren, esta práctica sólo debería ser hecha bajo guía experta en primer lugar. Esto también se aplica a las personas con problemas generales de circulación, así como a asmáticos y epilépticos.

 

Sobrecarga Sensorial

Mientras que los monasterios y ermitas sirven como lugares especiales para experimentar la privación sensorial, un estado de sobrecarga sensorial puede ser experimentado en casi cualquier lugar. Para hacerlo así, varias técnicas son usadas todas a la vez para estimular todos los órganos sensoriales simultáneamente o en sucesión, con motivo de inducir un estado de gnosis excitadora. Los métodos inhibidores pueden ser usados aquí también, ya que pueden lograr el efecto opuesto cuando son incrustados en un ciclo de excitación. Por ejemplo, uno de los clásicos métodos de entrenamiento tántrico implica mantener despierto al candidato durante un extenso periodo de tiempo, mientras que sus ojos están vendados (no dormir), después sometiéndolo a flagelación (tortura dolorosa), y después dándole hachís y llevándole a un cementerio a medianoche donde copula con su gurini (gurú femenino) encima de un cadáver para unirse con su divinidad. Los métodos occidentales de hoy incluyen el uso de la más moderna tecnología, por ejemplo el uso de sobrecarga de estímulos con la ayuda de estéreos, radios y televisiones (todos a la misma vez) hasta que la mente entra en un estado de éxtasis/gnosis.

Para finalizar bien esta discusión sobre el principio estructural básico de la gnosis, resumámoslo todo con una cita del Liber Null:

El pináculo de la excitación y la gruta de la absoluta aquiescencia están en el mismo lugar, mágica y filosóficamente. En esa oculta dimensión del ser de uno, cuelga el halcón buitre del Ser [...], libre de deseo, aún así preparado para arrojarse a sí mismo dentro de cualquier experiencia o acto.

Extraido del libro High Magic. Por Frater UD


Fuentes

Extraido del libro High Magic. Por Frater UD. Traducido por Manon. Extraído de la antigua ZDC (Zona de Caos.com)


Enviado por: Ishqueriot

28 artículos publicados

Visto 5534 veces



Tags:

Gnosis Trance Frater UD


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse