Habitantes del Caos

Cómo crear un Shoggoth, por Parker Ryan


Este es un ensayo sobre un breve rito que desarrollé. El mismo me parece absolutamente eficaz; mucho más eficaz, incluso de lo que yo mismo anticipara. Demostró ser muy eficaz, rápidamente y por sí mismo; de gran alcance, pero mágica y potencialmente peligroso. Desafortunadamente este artículo se inscribe enteramente en el contexto de lo masculino, es un rito pensado para ser realizado por hombres. No quería especular en cómo adaptar este rito a la práctica mágica femenina, aunque estoy seguro que son muy capaces de hacer esto ellas mismas y casi diría, podrían realizar un trabajo mejor.

10517468_10153036481764043_4536145304225261190_nSegún HPL (Howard Phillips Lovecraft) los Shoggoths eran (originalmente) criaturas despreocupadas, creadas como servidores/esclavos por los antiguos (Great Old Ones). Podrían asumir cualquier forma que su amo deseara para así realizar las tareas que se les asignara. Los Shoggoths raramente se conforman con ser servidores, pues se hacen inteligentes y con el tiempo se revelan contra sus propios amos, eventualmente hasta llegar a destruirlos.

Las diversas tradiciones mágicas que pueden encontrarse alrededor del mundo, contienen la fórmula para crear criaturas mágicas tales como esclavos/servidores. Estas criaturas pueden ser creadas de acuerdo a las necesidades del mago, aunque como veremos mas adelante, su forma no se crea de antemano, aparece durante el proceso que se describirá en unos momentos.

Estas criaturas mágicas son llamadas “Tulpas” o como los tibetanos dirían “thought-forms”, una suerte de (pensamientos con forma). En ”Mystery and Magic in Tibet “, Alexandra David-Neal nos cuenta cómo ella creó un Tulpa a manera de experimento. El Tulpa se volvió cada vez más independiente transformándose a la larga en un problema por lo que Alexandra David-Neal tuvo que eventualmente descontinuar el experimento ya que su creación crecía con un incontrolable poder potencial.

G.H. Estabrooks en su libro ”Hypnotism” describe su intento por crear una “mascota” con forma de oso polar, como animal doméstico a través de un proceso de auto-hipnosis. El autor afirma, “la técnica de la autosugestión es difícil, pero se puede dominar magistralmente”. Una vez que la técnica se domina con holgura, el practicante encontrará que no sólo puede producir, por ejemplo, las alucinaciones mediante trance sino que también puede producir realmente alucinaciones post-hipnóticas en si. Suena extraño pero puede ser hecho…

La autosugestión nos da un dispositivo excelente con el cual poder estudiar muchas cosas extrañas. El escritor tenía una mascota, un oso polar, que él podía llamar rápidamente contando hasta cinco. Este animal podía estar en la sala de un hospital por ejemplo, vestido de una manera convincente, sobre o por debajo de las camas, besar a las enfermeras y dar pellizcos a los doctores. Era muy curioso observar cómo era obediente frente a los comandos dados desde un nivel mental, incluso saltando de una ventana a pedido. Pero la autosugestión puede acarrear amenazas, como el de este oso citado. Él oso se hizo tan familiar que se negaba a marcharse. Es mas, solía aparecer en los lugares más inesperados y sin que nadie se lo hubiera ordenado.

Cierta noche, el escritor, jugando al bridge comento a sus anfitriones repetidas veces y con gran grado de nerviosismo “es ese oso maldito otra vez, ojala alguien le disparara”. El oso también tenía un hábito repugnante, se aparecía en esquinas oscuras durante la noche, no se podía negar que el mismo no estaba bien realizado, pero por momentos podía decirse que no todos tenían los suficientes nervios para tolerar sus extraños comportamientos. De tal forma que el Tulpa fue destruido, para así, nunca volver. Debió transcurrir un mes antes que el escritor se sintiera lo suficientemente seguro respecto a que esa forma fantasmal, creada por él mismo, no estaría haciendo muecas a los pies de su cama durante las noches de tormenta.

Las escrituras mágicas y chamánicas del mundo también registran la manera en la cual las entidades fueron creadas mágicamente y como muchas de estas se volvieron independientes y problemáticas, incluso, bajo formas de peligrosa rebeldía. Budistas, tibetanos, chamanes, alrededor del globo, nos hablan de estas “Formas Mentales” y como las mismas pueden ser vistas bajo estados de gnosis generada por el uso de ciertas plantas.

El mismo Lovecraft escribió que a los Shoggoths se les puede ver en visiones luego de consumir determinado tipo de plantas alucinógenas.

Aquellos que pueden visualizar Tulpas (muchas veces llamados Egregores en la tradición occidental) son estrechamente vinculados a los Shoggoths mencionados por Lovecraft. Shoggoths y Tulpas son entidades creadas. Ambos son servidores o esclavos y pueden asumir cualquier forma que sus amos les requieran. Ambos pueden revelarse. Pienso entonces que hay una fuerte relación entre los Shoggoths de Lovecraft y las entidades del tipo “Formas Mentales” de Magiak y el chamanismo.

 

Crear un Shoggoth

En esta sección analizaremos algunas consideraciones prácticas en relación a como crear un Shoggoth, entidades del tipo “Formas Mentales”. Existen muchas técnicas para crear una Forma Mental a lo largo de la historia de la magia(k) y del chamanismo. Debemos considerar entonces, cuál de esta multiplicidad de técnicas es la mas apropiada para crear un Shoggoth al mejor estilo de Lovecraft.

La palabra Shoggoth, según Kenneth Grant, se relaciona con la palabra “shaggathai”. Shaggathai podría traducirse como “fornicar” y proporciona una pista significativa en cuanto a qué metodología debe ser empleada. La unión entre ”Shaggathai” (fornicar) y Shoggoth no es tan extraña, aunque pueda parecerlo así al principio. El uso de la energía sexual en la creación de una entidad del tipo “Forma Mental” es particularmente antigua y es una técnica muy efectiva.

Esta técnica se adapta particularmente para poder crear casi violentamente estas entidades, por momentos imprevisibles como son los Shoggoths.

Nota: Así como los fenómenos del tipo poltergeist están casi siempre asociados a los niños púberes; la explosión y liberación de la energía sexual en la pubertad, especialmente asociada a disturbios emocionales o reprimidos, pueden dar lugar, entre otras cosas, a la conformación de un ”poltergeist”.

Esta técnica, que incluye el uso de la energía sexual es quizás una de las mas apropiadas para crear un Shoggoth. La técnica clásica implica una directa manipulación de los fluidos sexuales a la hora de la creación de una entidad.

La descripción dada por Lovecraft de un Shoggoth refiere a una masa protoplasmática viscosa y sin forma como ejemplo evocador de esta técnica.

Una formula medieval para hacer a un homúnculo era colocar abono orgánico en un recipiente al cuál el mago agregaría su esperma tres veces acompañando a la fórmula con visualizaciones y el uso de palabras apropiadas. Este proceso daba inicio a la vida de la entidad. El mago pondría después gotas de su propia sangre en el recipiente durante cuarenta días. Al final de estos cuarenta días el homúnculo sería maduro y le seria permitido salir del recipiente.

Esta técnica tiene gran alcance y hasta podría decirse que es algo peligrosa debido al uso de la sangre; el mago debe utilizar siempre su propia sangre; esto es porque la sangre de otros puede ser muy difícil de controlar. Sin embargo, esta técnica todavía trae riesgos, aun usando nuestra propia sangre.; la energía que fluye de la sangre puede ser directamente manipulada para la creación de la entidad.
De hecho Lovecraft en ”El Dunwich Horror” comenta respecto a algunas entidades que estas no pueden tomar una forma corpórea sin el uso de sangre humana.

El uso de nuestra propia sangre es una técnica peligrosa poco recomendable para los principiantes. La fórmula que sigue, para crear a un homúnculo, será adaptada, abajo, como método para la generación de un Shoggoth.

 

El Rito

Usted debe primero decidir la función que el Shoggoth tendrá, (para que servirá). Una vez que usted ha determinado cuál será la o las tareas del Shoggoth, deberá crear un sigil que represente y exprese este propósito.

Prepare un envase con la marca de Signo de los Antiguos en el exterior de la tapa y el talismán de Yhe en la superficie interior de la tapa. Ponga el sigil en el fondo del envase.

Usted debe elegir la forma en que desea que el Shoggoth se presente, teniendo presente siempre la tarea que este realizara y la naturaleza en si del Shoggoth en general; (los trabajos realizados por H.R. Giger son una buena fuente para estudiar sobre posibles imágenes a utilizar).

Coloque el envase en un altar dedicado a Shub-Niggurath. (Shub-Niggurath se elige en base a la asociación con fertilidad y a la creación de nueva vida.) El lugar de trabajo debe también tener presente los colores (negro y marrón), y los símbolos (cabra, árbol, pentagrama invertido, etc.), así como sonidos, (una grabación, quizá, el sonido emitido por una cabra) o algún otro que pueda asociarse rápidamente a Shub-Niggurath.

 

El mago comienza el rito así:

Frente al altar toma su daga e inscribe un círculo (un círculo de la magiak no se utiliza normalmente en magick aplicada a Cthulhu, sin embargo, en este rito debemos esforzarnos para guardarnos de cualquier influencia indeseada que pudiera aparecer de nuestro acto creativo, de la energía del mismo Shoggoth o bien de aquellas que puedan llegar a variar la dirección del rito).

El mago, entonces, vuelve la daga a su lugar en el altar. Luego se enfrenta a la representación física de Shub-Niggurath y declara:

“Shub-Niggurath es el señor de las maderas, de los pozos de la noche a los golfos del espacio, y de los golfos del espacio a los pozos de la noche, nunca las alabanzas del gran Cthulhu, de Tsathogguau, y de aquel que no debe ser nombrado… alabanzas y abundancia a la cabra negra de las maderas. ¡Shub-Niggurath! ¡La cabra negra con mil jóvenes!”

Y continúa diciendo;

“Shub-Niggurath, gran señor de las maderas, hacedor de la vida, concede tu productividad a este rito. Confiere tu fertilidad. Los presagios de tu fecundidad son bienvenidos… alabanzas a Shub-Niggurath, la cabra negra de las maderas. ¡Ia! Shub-Niggurath”

El mago ahora se quita sus vestiduras (siempre en color negro) y abre el envase, luego, comienza a estimularse así mismo frente al sigil del Shoggoth.

El mago debe visualizar cuidadosamente la forma elegida para el Shoggoth dentro del envase.
En tanto se siente fluir la energía el mago debe dirigirla al Shoggoth de manera de comenzar a darle vida. El hiperventilación debe ser usado de manera deliberada para consolidar el ASC y también la energía del rito. Cuando el mago se acerca al punto del orgasmo el mago deberá hacer el llamado:

(Nombre elegido para el Shoggoth) “¡Ven aquí!”

Mientras que esta parte del rito culmina, el mago debe permitir que su mente sea abrumada por sensaciones, eliminando totalmente (tanto como sea posible) el pensamiento consciente. En esta suerte de mente en blanco es cuando el Sigil (que el mago debe estar mirando) debe ser introducido en el inconsciente y en ese instante dirigir toda la energía posible sobre el. Es entonces cuando el mago permite que sus líquidos sexuales aterricen sobre el Sigil localizado en el envase para energizarlo y encarnar así al Shoggoth.

Después de que se cierra el envase el mago dice:

“Gracias y alabanzas a Shub-Niggurath The Black Goat.”

“¡Ia! Shub-Niggurath”

El mago entonces hace el signo de Koth seguida por la del Signo de los Antiguos. El mago entonces cierra esta parte del rito de la forma que el acostumbra.

El proceso antedicho se debe repetir tres veces en tres días (que pueden ser o no consecutivos).

La etapa siguiente del rito es ”alimentar” el Shoggoth. Una vez más se traza un círculo. El mago debe entrar de cualquier forma en estado de gnosis. Después, el mago abre el envase con su mano izquierda y hace el Signo de los Antiguos con la mano derecha. Después toma su daga para dejar caer una pequeña cantidad de sangre en el envase. En tanto la sangre cae en el Sigil el mago exclama:

(“Nombre del Shoggoth”) ¡Ven aquí!! ¡Te ordeno que te alimentes y crezcas para que puedas hacer mi voluntad!” ¡(Nombre)! ¡Bebe de mi sangre y toma forma!”
Nota: tantas veces como la formula del original en ingles lo indica.

Mientras el mago hace ésto deberá visualizar de manera MUY INTENSA la forma del Shoggoth. Si el mago lo desea puede visualizar al Shoggoth creciendo lentamente, la visualización del Shoggoth debe ser muy clara para el éxito del rito. Cada vez que se repite este procedimiento, la imagen del Shoggoth debe convertirse en algo cada vez más y más claro e independiente. Mientras pasan los días, el Shoggoth debe aparecer claramente tan pronto como el envase se abra ante el mago, incluso antes de que este intente visualizarlo. Este proceso es diario y deberá ser repetido por 37 días más.

El rito entero tarda cuarenta días. En el ultimo día, después de “alimentarlo”, el mago ordena a el Shoggoth así:

“¡(Nombre)! ¡Te ordeno que dejes el envase! Entra en el mundo y realiza tu tarea!

Enfrente al Shoggoth e indíquele la tarea asignada “¡ASI TE LO ORDENO YO!”

El mago realiza el signo de Voorish y destruye el talismán de Yhe y el Sigo de los Antiguos

Si la función del Shoggoth fue pensada para que sea duradera (se guarda el objeto de su creación en un lugar apropiado), pues, el Shoggoth puede necesitar una periódica recarga. Esto se puede hacer con energía sexual o cualquier otro método que el mago conozca para impartir energía magika.

Finalmente, el Shoggoth debería ser poderoso y de gran alcance, independizándose y con capacidad de acción autónoma. A veces el Shoggoth parece desarrollar su propia ““personalidad” y puede llegar a ser hasta molesto. Si el Shoggoth se rebela puede ser necesario que el mago lo destruya. Destierro estándar pero cuidadoso y destrucción del Sigilo deberían ser efectivos para terminar con la creación.


Fuentes

Por Parker Ryan, Traducido por AER. Publicado anteriormente en la antigua ZDC. Fuente original: https://iflcm.wordpress.com/2015/06/12/creating-a-shoggoth/ 


Enviado por: Astrid Griesser

31 artículos publicados

Visto 6254 veces



Tags:

Servidores mágicos Shoggoths Tulpas Magia del caos Lovecraft


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse