Habitantes del Caos

DKMU: Formas Divinas I: Ellis


Las Formas Divinas de la DKMU

Un extracto de Liber Sigillum

Por Frater E.S. & la A.A.O. en colaboración con la DKMU

 

 

ELLIS

 

La Reina Roja se aproxima como súbita y confiada locura, cuidadosamente diligente y oculta mientras teje las redes de la discordia por entre las grietas del de otra forma aburrido y modesto monolito – la realidad consensuada. Ella aparece al no iniciado como breves pasajes de pintura en aerosol o tiza sobre las paredes de las calles y corredores; una serie de rastros de migajas de pan extraños y conejos blancos rúnicos que trazan el camino hacia una tierra de las maravillas inefable y alienígena. De esta ubicación más allá del velo, ella es ambos puente y túnel; faro psíquico de espontaneidad juguetona igual que Reina Demente en los lìmites – el morador en el umbral.

Más allá de ella, todas las cosas colapsan y decaen en adiciones a la probabilidad. La Reina Roja manipula y tiende a estas porciones de la red profunda, y aquellos a los que favorece, podrán ingeniar coincidencias descabelladas y eventos afortunados, aunque usualmente no sin ganar algo de regreso, aún si fuera solamente para deleite propio de ella en la conjuración de su sana jugarreta.

Ellis es la creación y punto focal de aquellos que se llaman a sí mismos los Merodeadores (Marauders); un grupo exclusivo de caotas que utilizan a Ellis como matrona de su trabajo, y el Sigilo Enlazante (Linking Sigil *) que la contiene y representa como glifo principal en sus operaciones. Algunos, que se refieren a sí mismos como los Encarnados (Fleshcrafted), han ido tan lejos como para marcar permanentemente el Sigilo Enlazante en su piel, usualmente en forma de un tatuaje o algún otro método que actúa como un nodo perpetuo dentro de la Red Ellisiana.

 

 

Como con todos los espíritus representados aquí, ella debe ser vista como un agregado arquetípico, ya que esa es la naturaleza de su creación y propósito designado. Esto no quiere decir que alguno de estos espíritus haya sido calculado al grado de la falta de espontaneidad, sin embargo si refleja la actitud necesaria para poder conversar con ellos y utilizarlos hacia su máximo potencial. En efecto, los egregores de la DKMU han llegado por medios de una aparentemente aleatoria serie de descubrimientos o eventos sostenidos por varios practicantes en el momento, y sin que fuera necesario mucho planeamiento. Sin embargo sí parecen haberse generado en cierto orden particular en el curso de dos años, y este orden imprevisto tiende a colocarlos tendiendo a una estructura arquetípica dentro y como parte de ellos mismos. Por cualquier mecanismo que hayan forzado su flujo a estos planos, ahora son mantenidos como ejemplos estrictos del solapado diseño de divinidad dentro de la comunidad ocultista en general.

Quizás sean agentes del cambio, o tal vez sirvientes de aquellos que se declaran magos mediáticos, ejercitando su voluntad a través de varios canales de acercamiento creativo. Sea cual sea el caso, estos arquetipos modernos pueden servir como representaciones clásicas de procesos más difíciles de describir con el lenguaje ordinario,  o por el contrario, como antídotos para creencias mantenidas por mucho tiempo en particular o complejos mentales que no habrían tenido ningún efecto discernible si no hubiesen sido exteriorizadas a tal grado de ser llamados egregores, espíritus o Formas Divinas. Parece sin embargo, que si no son tratadas por lo menos en parte como cuerpos externos, no sienten particular necesidad de acercarse.

El practicante notará que las llamadas preliminares ilustradas aquí  son solamente eso; preliminares. No son más que ejemplos puestos para alcanzar una relación cognitiva con tales entidades, y por ningún motivo representan algún parecido con in ritual completo, aunque pueden ser utilizadas como aperturas de operaciones mayores o más concretas de diseño personal.

 

En cuanto a la Reina Roja, se sugiere que el practicante no realice ningún tipo de invocación hasta llegar a conocer al espíritu con confianza; podría simplemente retirarse a su forma de “morador del umbral” si se busca un ejemplo de por qué no es aconsejable. Aunque algunos de hecho se atreven a marcar estos sigilos en sus cuerpos, para la Reina Roja es un escenario un poco más complicado, ya que este espíritu ha demostrado, una y otra vez, querer un recipiente humano que comparta sus propias características adscritas; una mujer adulta con cabello rojo, de naturaleza independiente y con gran atractivo sexual. Es quizás por esta razón que la mayoría de ocultistas que la utilizan son hombres, aunque hay algunas excepciones, y las practicantes femeninas casi siempre tienen éxito en conseguir una relación más cercana con el espíritu.

Ellis comparte lazos con la concepción del Caos en sí, simbolizado por las ocho patas de la araña que ha venido a servir como tótem animista del egregor. Obviamente compartiendo lazos con Eris, la Reina Roja se ha convertido en un símbolo de la conexión y conectividad en sí, a pesar de su naturaleza más bien impredecible. Es por esta razón que Ellis se ha convertido en un sello distintivo entre ambas practicas caóticas y discordianas, o para cualquiera que busque sacudir la realidad consensual, no importando las consecuencias. De esta forma, ella se ha vuelto un sigilo encabezado popular y el punto focal de aquellos que sientan la necesidad de lanzar los dados mágickos.

 

Nota: Los Egregores presentados deberían ser contactados simplemente como se lleguen a contemplar o concebir. Es por esta razón que no se dará un tratado detallado sobre cada uno, no sea que el practicante mal interprete esos detalles y falle en conseguir una conexión que valga la pena. Ya que comparten varias similitudes con los Luás de la tradición Vudú, recomendamos que el practicante realice una llamada preliminar a cualquiera que le llame la atención inmediatamente, con su respectivo sigilo sirviendo como punto central sobre el altar y rodeado de las correspondencias apropiadas u objetos simbólicos de su misma naturaleza.

 

 

 

  

Una Llamada Preliminar a Ellis

************

(Se arregla el altar con objetos simbólicos)

(Se coloca el Sigilo Enlazante al frente, viendo al practicante)

(Se coloca una vela roja en el centro del altar y se enciende)

“Escúchame y avanza

Oh Habitante Roja, Ella, que no se encuentra en ningún lugar

Sino en el lugar de encuentro que ha sido acordado.”

(Se toca una campana)

“Sabes que lo he acordado

Y te doy la bienvenida a este espacio

La puerta está abierta, el camino trazado.”

(Se toca una campana)

“¡La Puerta está abierta, el Camino trazado!”

(Se toca una campana)

(El practicante contempla intensamente el Sigilo Enlazante)

(Usando su dedo índice o athame, se dibuja el Sigilo Enlazante en el aire por encima)

“La Puerta está abierta. Y sobre esta marca, unifico los mundos.”

(Se toca una última campanada)

***************

 

Otros nombres: La Reina Roja, La Conexión

Arquetipos relacionados: Eris, Coyote, Teotihuacan, Aracné

Función: El Sigilo Enlazante, conectividad y conexión en si mismo, retroalimentación, los sigilos marcados o dibujados sobre varios lugares físicos conforman la Red o Telaraña Ellisiana, un campo de puntos interconectados de energía local, la marca o dibujo del sigilo usualmente colocado sobre lugares de interés tales como sitios históricos, lugares embrujados, etc.  A menudo utilizado como “fuente de poder” por magos del Caos/Khaos y como método de carga de sigilos personales a través de su conexión a la red, o como medio de sincronización y conexión de trabajos magickos a distancia.

Aparece en sueños y visiones como: Una mujer caucásica joven o adulta, usualmente vestida de rojo, negro o verde oscuro, su apariencia denota un estilo de la era victoriana, reconfortante, desafiante o revelando algo al practicante. Hay una serie de historias relacionadas con la imprevisibilidad de Ellis dentro del contexto magicko; los huesos rotos parecen estar de moda.

Atribuciones numéricas: 5 (como las puntas en el sigilo), 333, o las 3:00 AM (la hora de las brujas), y 8 (como las patas de la araña)

Otro simbolismo: El simbolismo animal está representado por la araña, particularmente por la viuda negra, también por los colores rojo y/o negro, y a veces verde oscuro. Cuando se trabaja con Ellis, tome nota de la aparición de una araña, y asegúrese de no causarle daño.

Simbolismo de Alicia en el país de las maravillas: Obvio

Sugerencias para el altar: El sigilo debe ser pintado o dibujado sobre papel o una superficie de madera sobre el altar, viendo al practicante. No es necesario incluir el círculo alrededor. El LS debe ser realizado con un medio rojo sangre vibrante, y ya sea con patrones espirales caóticos de color o con oscuridad profunda a su alrededor. Otros elementos tales como brillantina o cristal roto pueden ser añadidos a la pintura. Los objetos del altar deben ser rojos o carmesí, colocados en grupos de tres, cinco u ocho. Imaginería de arácnidos puede ser apropiada, y un cáliz con vino tinto ha funcionado bien anteriormente como sacramento luego de cualquier llamada.

 

 

 

 

* Nota del traductor: El Sigilo Enlazante fue  concebido previo a tomar su forma divina como Ellis. En inglès, el Linking Sigil, da origen al nombre de Ellis por la deformaciòn de la pronunciaciòn en su forma abreviada LS (que en inglès suena "el-es").


Fuentes

A.A.O The DKMU Godforms Liber Sigillum Excerpt por Frater E.S.
Traducido por La Calabaza
http://www.dkmu.org/texts/category/2-general
https://www.facebook.com/groups/DomusKaoticaMarauderUnderground/


Enviado por: Calabaza

18 artículos publicados

Visto 5848 veces



Tags:

DKMU Formas Divinas Magia del caos Servidores mágicos


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse