Habitantes del Caos

Persiguiendo Egregores, por Paco Xander Nathan


bruno_dayan_01

En todos los mitos alguna vez contados, en todas las teologías alguna vez defendidas, en todas las deconstrucciones nihilistas alguna vez sostenidas, fluye al menos una corriente en común: Un entremezclado entre los mundos de los humanos y los mundos de los dioses. Ya sea que los humanos hayan creado a los dioses (o viceversa; Ya sea si los dioses fueron invocados, evocados, calmados, ordenados, desterrados, seducidos o fueron ellos lo que hicieron esto a los humanos; ya sea si el orador creía apasionadamente en lo numinoso) o no ... algunas características ciertamente conservaron su validez. Un punto de encuentro del área de las gónadas con el área de las mónadas parece destinada a producir una abundancia dinámica de palabras, emociones, y polaridades.

Ahora lo que encuentro interesante, en el contexto de la magia operativa, es la habilidad para diseñar éstas dinámicas. Hace apenas unos cuantos años atrás encontré al más intrigante y poderoso formalismo hermético en el concepto del "Egregor".
 
Para contextualizar usando términos thelémicos, esta palabra describe el proceso de desarrollar un enlace mágico. En un sentido platónico, los egregores son estructuras dinámicas destinadas a perpetuar sistemas de creencias. Proveen armazones intelectuales para construir y desestructurar las creencias que provienen de la dinámica grupal, es decir, El surgimiento autopoietico de un “ individuo ” adicional para representar a un grupo de individuos. En el espíritu de Vitruvio, se ven a los egregores como los edificios alegóricos de los albañiles alegóricos de la Tradición Esotérica occidental.
 
¡Qué tecnología tan asombrosa de estudiar y practicar! ¡Desafortunadamente, los textos esotéricos que uno tiende a encontrar en los estantes de las librerías ofrecen poco con respecto a referencias o fuentes básicas. Aparentemente, esto transgrediría alguna ley de secretismo dentro de la literatura ocultista. De todas formas, cuando quise explorar más a fondo dentro de los misterios de cómo crear / críar / visualizar egregores, mi búsqueda condujo en su mayor parte a una cadena de párrafos imprecisos.
 
Debo admitir que no soy un gran estudioso de Crowley, de esta manera para aquellos que prefieren una interpretación thelémica más estricta de los vínculos mágicos, que por favor considere esto como una lectura complementaria. Ciertamente, Thelema representa un ejemplo evidente de un egregor particularmente dinámico y con buena reputación. Este hecho sin embargo, avivó mi interés en la tecnología filosófica para estructurar sistemas de creencia algo mayores que la Golden Dawn, Fraternitas Saterni, los supuestos Jefes Secretos, o cualquier cosa que uno pueda designar como la era victoriana de los fenómenos esotéricos. A saber, ¿fue este concepto usado entre los alquimistas del Renacimiento? ¿Si es así, qué estaban pensando? ¿Heredaron ellos, a su vez, el concepto de las obras clásicas antiguas? ¿También, qué acerca de la teoría y praxis para desarrollar egregores?
Buscando por la Red, la palabra dio como resultado y encajó razonablemente bien dentro de los archivos de la Magia del Caos. Ostensiblemente, una familiaridad práctica y dinámica con servidores, sigilos, egregores, etc, prospera en el mismo corazón de la prácica Caoista. Sin embargo, si uno presiona a estos locos ciudadanos de la octarina y hackeadores de mentes, inevitablemente contesten con “ Oh, no lo sé... probablemente alguien lo descubrió, quizás alguien como Carroll o Spare.” La praxis es la clave aquí, en todo caso, y uno le debe dar a la pandilla del Caos su merecido. El sitio de Phil Hine y los archivos ChaosMatrix ofrecen recursos excepcionalmente deliciosos.
 
Pero explorando más allá, he encontrado a otros investigando el término egregor – en Israel, Francia, y en otras partes. Por ejemplo, una profesora de Israel llamada Liona Sara Bernstein escribió un ensayo excelente sobre el tema para la publicación online Mystae en 1998:
Bernstein buscó desordenadamente en el material que queda entre los restos del ocultismo del siglo XX, encontrando que la palabra fue usada en conjunción con el eufemismo “Observadores”. Ella llegó a ubicar esa referencia en un período anterior a la Golden Dawn en un termino usado por Eliphas Levi, "egeiro" (que traducido significa: “Estar despierto”, “observar”) en diccionarios especializados Greco-Ingleses los cuales adjudicaron al término orígenes bíblicos. Esta conexión, sin embargo, resultó difícil de establecer.
 
Afortunadamente, Bernstein tiene más facilidad con el hebreo y el griego que, digamos, la mayoría de las personas que encuentro en fiestas. Su investigación de del 4:14 de Lamentaciones y de Daniel 4:10 condujo a una conclusión interesante de que pudo haber ocurrido algún error de la transcripción de las traducciones bíblicas a través de los siglos, obscureciendo los orígenes del término:
 
“Así, el misterio queda resuelto. Un egregor es un ángel, algunas veces llamado "observador"; En hebreo la palabra es "ir", y el concepto aparece en El Libro de Enoch, editado por Charles (sería el 1. de Enoch).”
 
La investigación de Bernstein recogió otro hilo en el texto de Liber Loagaeth y la historia de Dr. John Dee, estableciendo los primeros usos del término egregor en la Tradición Esoterica occidental del siglo noveno via la Cronografía de Syncellus. Este trabajo habría sido sacado de los escritos gnósticos antiguos y del apogeo de Alejandría hace algunos siglos. Uno podría suponer que la buena doctora probablemente colocó sus patas en una de las copias, quizá al andar de aquí para allá en Polonia.
 
En conjunto, el artículo de Bernstein provee una referencia sumamente recomendable y una lectura entretenida. Que contesta parte de mi pregunta. Como un comentario aparte, el término egregor también aparece en el misticismo ruso del siglo XX, notablemente dentro de la bellamente intrincada prosa de "La Rosa del Mundo" de Daniil Andreev:
 
“Estas entidades de una naturaleza no material emergen del ser psíquico de grandes colectivos.”
 
Sus enseñanzas resuenan con un tono decididamente gnóstico, bosquejando una multitud de áreas estratificadas, subjetivas pobladas por las proyecciones daimónicas idealizadas, de las contrapartes atadas a la tierra. Me siento especialmente atraído por la noción de que los héroes de nuestra ficción popular – según la cosmología de Andreev – brotan del área de los Demonios. De lo poco que he podido leer de su trabajo, mi impresión es que Andreev pudo haber extraído el término egregor de fuentes griegas, y quizás así representar un desarrollo paralelo del mismo. Esta parece un buen área para ulterior estudio.
 
A lo largo de las tradiciones egipcia, judaica, e indoeuropea, existen el concepto de una palabra usada para la creación, y por lo tanto sus letras representan los 4 elementos de una operación mágica de creación. Aparentemente, este concepto también se aplicaría a la operación de creación de sistemas de creencia?
 
Llendo hacia atrás en el tiempo, justo antes del Renacimiento, el occidente recobró una colección de textos del helenizado Egipto, conocidos en su conjunto como el Corpus Hermeticum. Estos incluían una joya llamada "Tabula Smaragdina", también conocida como "La Tabla Esmeralda" de Hermes Trismegisto. La cuarta de seis declaraciones en esa escritura describe un proceso importante:
 
"Pater eius est sol; mater eius est luna. Portavit illud ventus in ventre suo; nutrix eius terra est. Pater omnis telesmi totius mundi est hic."
 
Traducido: “Su padre es el Sol. Su madre es la Luna. El Viento lo llevó en su vientre. Su nodriza es la Tierra. Éste es el padre de toda la Perfección del Mundo.”
 
Su análisis se basa en el título YHVH – el “Nombre hebreo de Dios ”, o Tetragrammaton – aplicado en un contexto mágico helénico. Citando a Clark:
 
• Yod (Fuego) simboliza una intención creativa, la cual busca expresión en la Forma.

• la Hé inicial (Agua) representa el movimiento continuo de la energía debajo de la escala de vibración, expresándose a sí mismo a través de la constantemente más densa manifestación.

• Vau (Aire) representa su síntesis, buscando expresión descendente, es decir., “La conciencia del adepto.”

• el Hé final (Tierra) representa lo manifiesto, el Yo Individual, aquello que es expresado dentro de un cuerpo físico.

• Shin (Espíritu) representa el conocimiento consciente del creador, lo cual conjuntamente con los otros cuatro da como resultado la creación de la vida independiente.
 
Nota que YHVH es el nombre de dios más frecuentemente utilizado todo a lo largo del Corpus Hermeticum, y es discutiblemente utilizado como una fórmula para la magia ceremonial más que como una supuesta deidad. Esto me hace llegar al meollo de lo que yo llamaría un egregor.
De modo semejante, basado en las formas del ideográficas semíticas antiguas las letras del tetragrammaton se traducen como:
 
• “mano”
• “ventana”
• “gancho”
• “ventana”
 
Nota que la inserción de un shin (que significa“ dientes ”) en la fórmula es un proceso que se repite una y otra vez a todo lo largo de una gran cantidad de textos esotéricos y religiosos. Esto representa, consecuentemente, el “quinto ser” o “quinto elemento” del Espíritu.
 
También, la “mano de dios” pasando a través de las nubes aparece como un tema común en muchos de los Arcanos Mayores. No es que esté tratando de construir una teoría conspiratoria aquí; Más bien, los símbolos asociados con la teoría de los egregores resuenan en todas partes de las tradiciones y las organizaciones que los aplican, de una manera realmente apropiada y esencial.
 
Me choca que el significado figurativo de YHVH necesite ser recontextualizado en el ambiente cultural del Helenizado Egipto, ya que lo más probable es que las capas exodérmicas de adoración Judeo-cristiana y su literalidad ensombrezcan el uso operativo de tetragrammaton y sus orígenes en la praxis del temprano Egipto. Al menos, ese comentario proveería un entretenido ejercicio de blasfemia práctica. Desafortunadamente, mi comprensión del árabe es pobre, y no tengo conocimientos del idioma hebreo en absoluto, pero desde mi postura limitada en la lingüística semítica, podría aventurar la siguiente interpretación para el enfrentamiento entre el tetragrammaton y los egregores:
 
La construcción de una forma divina gracias a la mano de dios (el mundo de los ángeles/daemones) pasando a través de una ventana hacia un mundo inferior, dándole dientes a (avivamiento) al egregor, y así proveyendo a través de una ventana un gancho (vínculo) con un mundo inferior (el mundo de los hombres).
 
El texto original en el cual encontré el término egregor estaba en el libro "El Tarot: Un Curso Contemporáneo del lo Esencial del Ocultismo Hermético" por Mouni Sadhu. Su debate es el más amplio que yo alguna vez haya encontrado – siempre y cuando el lector pueda soportar su prosa tan florida y ampulosa como la del título, y remover los estratos sedimentarios de Teosofía que el autor usa.
 
Mouni fue, para ser sincero, un tipo extravagante, pero escribió algunos textos asombrosos. Puede que el buscador sea bastante afortunado de encontrarlos en alguna librería de libros usados.
Dentro de las páginas de su libro "El Tarot", Sadhu invoca a un análisis cabalístico para elaborar lo que él llama “Los Principios Egregóricos: Un Plan de Corriente Religiosa ”. Ese ensayo aborda “ las corrientes ” y la “formación de una cadena mágica” también llamado un tourbillon colectivo. Esta representación convoca de regreso a la teúrgia que es descrita por Plotinus. Las operaciones que dependen de la “simpatía de las fuerzas encadenadas.”
 
Sadhu bosqueja un set intrigante de correspondencias entre los pasos en el proceso de crear un egregor y las letras del tetragrammaton. Para entonces proceder a aplicar su teoría en el análisis de las principales religiones mundiales, junto con otras un poco mas oscuras.
 
El lector interesado puede indagar el trabajo de Sadhu directamente. Para extractar a Sadhu, los pasos esenciales durante el proceso para gestar un egregor incluye:
 
• El punto sobre la Yod: Una razón para la creación del egregor, la cuál debe ser invariablemente abnegada, en el sentido más amplio de la palabra. Para revivir la idea de la Corriente doble (involucionista y evolucionista), como la Gran Escalera de Jacob, en la cuál por la izquierda bajan los ángeles (Binah) y por la derecha ascienden las Almas (Chokmah), mientras que arriba el Radiante Macroposopos (Kether) está sentado sobre su trono.
 
• Yod: La esencia metafísica de la Filosofía Unitaria, tomado como una totalidad o como una parte. Para establecer la autoridad de Maestros, como una analogía de la reminiscencia de la Segunda Hé de la Primera Familia (El Emperador), que misteriosamente transmite el Influjo Superior en forma de Emanación.
 
• La Primera Hé: La preparación del ambiente para atraer a los elementos astrales, los cuales usualmente encuentra su solución en las dificultades éticas o materiales de una raza o nación, lo cual conduce a la realización de la necesidad de mejorar la forma de su condición. Estos elementos pasivos poseen intuición así como también susceptibilidad a la histeria en grado extremo. Para disuadir a los hombres de su competencia orgullosa de reconstruir el mundo para su comodidad, y en lugar de eso remarcar la necesidad de exactamente lo contrario: la reconstrucción Hermética de la propia personalidad, a fin de crear, si bien perdiendo intensidad y decolorándose, un cuadro del andróginamente armonioso Logos.

• Shin: Un señuelo para aquellos que están listos a fusionarse con el egregor, pero que aún no lo han hecho; También, una reserva de conocimiento objetivo o clichés atractivos, asegurando la adquisición de prosélitos y poniéndose en guardia contra herejías y secesiones. Para purificar el estado de ánimo de los hombres, en nombre de la Primera Hé de la Primera Familia (la Suma Sacerdotisa), que significa obligarlos a comprender la práctica de los Mandatos de la Vida única.

• Vau: Un buen órgano de discípulos, agrupado alrededor del maestro, que puede estar dividido en los apóstoles o discípulos principales de una doctrina (que debería representar todo los cuatro tipos Herméticos: Águila / pensadores valientes, León / fogosos caballeros Kadosh, Hombre / deliberaciones lógicas y Toro / afanosos trabajadores), también como los discípulos secundarios (Que también deberían representar los elementos activos de la Yod). Estos elementos andróginos tienen la habilidosa capacidad de la transmisión de enseñanzas y su adaptación, a menudo con una tendencia hacia el ajuste al aplicar métodos personales. Para que se ocupen de la Reintegración plena de la humanidad, purificada por la Religión Verdadera, para hacer conocer la reflexión del Influjo de la Primera Yod (Magus) y para sublimar sus niveles astrales y mentales, para percibir el sephiroth del Esposo y el Microprosopos (la sortija Tiphereth), y llegar finalmente a la Unidad Protoplasto-Adámica en la sephira Chokmah.

• La Segunda Hé: Una sociedad sensata de los discípulos. Estos elementos factibles gozan de la disciplina y el sacrificio en la práctica de las reglas éticas de la doctrina.
 
Creo que mi pregunta acerca de la historia y la teoría de los egregores ha sido contestada razonablemente bien. El término probablemente derivó de la era isabelina y su uso de compendios griegos, quizá a través del Dr. Dee.
 
La teoría mágica de Plotino estructuró una idea de “concatenar” seres daimónicos para la construcción de algo mayor. La teoría contemporánea establece que las letras del tetragrammaton como los elementos de la operación mágica requirieron crear y sustentar un egregor. A través de estos elementos, uno puede analizar la dinámica egregórica estructural de los sistemas de creencia existentes. El elemento shin de la operación parece ser un aspecto especialmente sutil.
Ahora consideremos a los egregores en la praxis, en particular a través de un ejemplo común. A tal efecto, me gustaría aplicar el proceso analítico de Sadhu para la creación de una clase de sistemas organizados de creencia que se imponen muy patéticamente en la vida contemporánea: Las corporaciones.
 
Discutiblemente, estas entidades gozan de una existencia efímera y altamente simbólica, a menudo pretendiendo características no muy diferentes de las formas divinas. Para generalizar un poco, las corporaciones casi personifican un contraste estereotipado de los acercamientos a la filosofía de oriente y del occidente.
 
Dada la representación de la forma corporativa como un egregor, es decir, Como un tipo de forma divina o ser daimonico, ¿qué aspectos de la teoría mágica necesitan ser aplicados para manifestar y perpetuar una corporación? Aquí un análisis:

• la yod representa el “ser metafísico” de la operación, o sea lo que el alquimista trata de realizar. En este caso, la prestación de los accionistas aquí encajaría con precisión.
• la primera hé representaría una “preparación del ambiente". La propiedad intelectual colectiva que representa a la corporación, es decir, el sigilo compuesto de un logotipo y marca registrada, es probablemente algo excelente de utilizar. Un estatuto corporativo viene bien, también.
• la vau representa un “buen cuerpo de discípulos agrupados alrededor del amo”. Si eso no suena como a una Junta Directiva, entonces estoy dispuesto a devolver mi túnica negra. Esta categoría también puede extenderse a los ejecutivos, empleados, internos, y asesores – previendo un organigrama básico.
• la segunda hé representa una “sociedad sensata de seguidores”. Éste es un asiento óptimo para incluir a los clientes, el público, y medios de comunicación en general en la cadena de creencia.

El hermetismo tiende a valorar la oscuridad intencional. Indicado en este contexto, el término “velo corporativo ” provee una ambigüedad interesante. La manera de lanzar un egregor a la acción, o sea la manera de darle cuerda a este tourbillon, requiere de dos componentes adicionales. Primero, hay un “ punto sobre la yod ” que representa la “razón desinteresada de la creación” del egregor. ¿Qué es lo que pasa mejor aquí? ¿Quizá el propósito del servidor mismo? ¿Quizá el concepto de la soberanía inmortal de la Corona que potenció las corporaciones originalmente, o cualquier cosa que usurpe el poder de esa Corona?
 
En segundo lugar, la shin debe ser intercalada entre la primera hé y la vau. Ya que esto representa un “señuelo”, es decir., Un tipo de inversión de propósito declarado, que parecería servir como un mecanismo reflejo para la autoconservación. Esto parece reminiscente de la dialéctica de la sublación (N de la T: término creado por Hegel para describir la mecánica de la dialéctica con implicaciones aparentemente contradictorias entre los conceptos de preservación y de cambio), particularmente si la inversión requiere infundir giros corporativo estereotipados en los medios. ¿Te suenan familiares jingles comerciales tales como “Gente trabajando hombro a hombro, haciéndo del mundo un lugar mejor", o “para brindarle a usted lo mejor”? ¿Te imaginas lo que pasaría si la publicidad corporativa obviara el shin de su egregor, admitiendo abiertamente que “esta cosa no es humana, y se traga tu voluntad ” en lugar de lo anterior?
 
Nota que Sadhu también advierte acerca de cómo un egregor podría marchitarse o morir:
 
• cualquier corriente espiritual o religión existente o recién formada puede ser socavada en tres niveles:
 
• a un nivel mental la religión puede ser perjudicada y hasta destruida por la combinación del razonamiento y el debate dentro de su teología. Esto es involución en el área idealista de la religión.
 
• a nivel astral la religión puede ser perjudicada por la introducción de principios estéticos en su ritual formal. Una búsqueda en pos de la “belleza de los símbolos” desbarata su pureza. Ésta es involución dentro de las formas del orden ritual.
 
• a nivel físico la religión es subvertida por la adición de principios emocionales en su código y mandatos. Considere la (de relativamente breve vida) historia de los cultos que resultaron perjudicados por manifestaciones emocionales en sus celebraciones religiosas.
 
Retrocediendo al ejemplo corporativo, estos pasos en falso podrían corresponder los problemas en la reuniónes de los socios accionistas, una convención mercadotécnica, o un curso de información trimestral, respectivamente. Los entusiastas guerrilleros de los medios, los abogados demandantes, y activistas políticos harían bien de tomar notas cuidadosas acerca de este Talón de Aquiles del empeño corporativo.
 
Para concluir recomiendo leer "A Inside Magical Lodge" de Greer. Ese texto ofrece una perspectiva equilibrada, si bien con algunas inclinaciónes hacia la Golden Dawn. Razonablemente incluye buenos patrones para saber cómo aplicar egregores que requieren magia operativa, junto con advertencias para direcciónes prácticas de la logia.
Espero que esto te ayude a fluir en las áreas remolineantes de las mónadas y las gónadas.

 

La imagen de presentación es La Nuit de Walpurgis de Nepo Constantin (1915-1976). La del interior, arte fotográfico de Bruno Dayan


Fuentes

Por Paco Xander Nathan. Traducción de Kaosmos. Extraído de la antigua página de ZDC (Zona de Caos.com)


Enviado por: Frater Organ

33 artículos publicados

Visto 2545 veces



Tags:

Egregores


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse