Habitantes del Caos

Acerca del Egregor Mágico, por Phil Hine


El término egregor deriva de una palabra griega que significa "ser consciente de" o "cuidar de". Un Egregor es por lo general concebido como una entidad mágica intencionalmente creada(1) por un grupo u orden como la encapsulación de las aspiraciones e ideales colectivas del grupo. Un ejemplo es la entidad GOTOS, creada por los adeptos de Fraternitas Saturni.

___by_magdusia

 
Stephen E. Flowers, en Fire & Ice: Magical Teachings of Germany's Greatest Secret Occult Order describe la función de GOTOS:

A través de la experiencia de GOTOS el Hermano o Hermana Saturnal puede percibir directamente los valores de personalidad que de ellos se espera desarrollen como iniciados: El amor desapasionado, la fuerza de voluntad, la resolución, la severidad (con si mismos y con otros). Los mismos son cultivados para crear las condiciones necesarias para el desarrollo espiritual superior a través del dominio de uno mismo y del entorno. En otras palabras, éstas son las características del mago saturnal.
 
Flowers procede a relatar cómo ciertos iniciados en Fraetenitas Saturni pudieron obtener visiones astrales de la apariencia humanoide de GOTOS, y que su imagen fue con posterioridad fundida en bronce. Según Flowers, todos los miembros poseyeron un busto del GOTOS en sus santuarios privados. Por lo que él describe acerca de la relación entre la orden y GOTOS, este Egregor parece haber sido utilizado como una fuente de ''poder psíquico'', la intercepta a través de la logia y sus componentes lo emplean como una fuente de fortaleza y determinación, así como una guía para encaminar el desarrollo colectivo de los miembros.
 
Flowers denota la similitud existente entre el concepto del GOTOS y el uso que la Golden Dawn le dió a los "jefes secretos". Sin embargo, existen importantes diferencias que ayudan a definir la naturaleza de un Egregor. En los movimientos esotéricos como la Golden Dawn o la Sociedad Teosófica, los Jefes Secretos o los Adeptos del Plano Interior eran figuras distantes, accesibles sólo por los líderes de las organizaciones, quiénes tenían la habilidad de conectarse con ellos convirtiéndose este hecho en una clara legitimación de autoridad mundana [sobre los demás teosofistas (2)]. Según lo que Flowers nos dice, el acceso a GOTOS en la logia parece no haber estado restringido a nadie. Más aún, mientras que los Jefes Secretos y los Adeptos del Plano Interior parecen haber sido sólo vagamente definidos (por aquellos que alegaron contactarse con ellos), el personaje GOTOS del FS parece estar muy claramente definido.
 
Otro aspecto claro del Egregor es el concepto de contacto directo conocido hoy en día como ''canalización'', y muy practicado por las órdenes mágicas "de Luz" y también los llamados espiritistas. Aparte de algunas pocas y extraordinarias excepciones, la calidad de la mayor parte de estas comunicaciones en las que supuestamente se canaliza a ''seres superiores'' es extremadamente baja. Según la descripción que Flowers hace de GOTOS, parece poco probable que la logia estuviera interesada en tratar de obtener  ''guía'' verbal de su Egregor. Más bien, GOTOS funcionaba como una ''máscara del vacío'', una proyección de la "diferenciación futura" que podría ser utilizada como una base para el desarrollo personal y grupal. Dado que GOTOS proveía una guía arquetípica para el desarrollo de los iniciados en su grupo para así poder convertirse en "magos Saturnales", parecería más apropiado examinar a tales egregores a la luz de las modernas concepciones del Santo Ángel de la Guarda o Augoeides. Más ejemplos de este tipo de entidades incluyen a la entidad de Typhoniana-Thelemica LAM, el antinómico Nyarlathotep en los Mitos de Cthulhu, y posiblemente a Odin en su aspecto de maestro mago. Tales entidades reflejan la aspiración del mago para convertirse en "otro". Tales entidades pueden ser consideradas como ''portales de acceso'' a través de los cuales el mago se prepara para transitar diferentes y extraordinarios estados de conciencia. Con esto no me refiero a esos elevados estados etéreos tantas veces asociados con el desarrollo mágico. Más bien, éste es un largo proceso cuya meta es expresar al estado de conciencia caracterizada por un "portal de acceso" particular el cual se logra mediante la alineación de los patrones emocionales/cognitivos/conductistas personales de una manera coherente. Ya que la mayoría de estos "portales de acceso'' son entidades extremadamente polifacéticas, no es éste un trabajo restrictivo, pero, por la misma razón, tampoco una opción que cualquier persona pueda tomar.
 
La práctica de los iniciados la logia con GOTOS, relatada por Flowers, además de su rol en los trabajos de la logia, refleja otra muy común forma de trabajo llevada a cabo con las llamadas ''entidades aspiracionales''. Esta práctica es común en manifestaciones occidentales degenerativas (como el Espiritismo) donde los individuos buscan ''mensajes'' de guías famosos o bien conocidos por ellos. Es muy común que en las religiones orientales los discípulos posean un santuario para un maestro espiritual en particular, en agradecimiento y respeto por su influencia. En el Tantra, es igualmente común que los adeptos posean un santuario de una entidad/gurú como Shiva o Dattatreya, sin embargo, la meta aquí, es aspirar a la condición de libertad y logro que la figura representa, en vez del mero culto o adoración. Dattatreya, por ejemplo, es considerado como el "legendario" fundador de muchos de los clanes del Tantra, y como tal, encarna las aspiraciones de aquellos que le siguen. De esta manera el practicante del Tantra aspira a la maestría de Dattatreya, en lugar de simplemente reverenciarle como ocurre en los cultos Bhakti.
 
Debería entenderse con esto que, en tales términos, son las cualidades personificadas por un egregor lo que es importante, más que hacer "contacto" con tal entidad para buscar ''sabiduría oculta'' o permiso de ''autoridad'' espiritual. Más aún, parece que según lo expuesto por Flowers acerca de GOTOS, el Egregor es específicamente creado para actuar como el foco de tales metas y subsiguientemente utilizado por los miembros del grupo u orden cuyos ideales el Egregor refleja.
 
Así el Egregor se convierte en lo que en la escuela del Caos es conocido como "Magia del Ego" [Ego Magick], el trabajo de integrar y transformar las facetas de la personalidad, de acuerdo a un particular conjunto de metas. En el caso de la logia FS; convertirse en encarnaciones de las cualidades del "mago Saturnal".
 
La magia del Ego es un área del trabajo mágico a menudo ignorada, puede que por el hecho de que no es algo muy encantador, teniendo poco de los artificios de la Magia Ritual por ejemplo, y posiblemente debido a su propia naturaleza. Después de todo, es sencillo convencerse de la propia proeza mágica, pero también ignorar deficiencias importantes como la baja autoestima o la falta de confianza al ocuparse de esos más tortuosos planos mágicos que son la vida del día a día. El examen de uno mismo es a menudo doloroso, pero el reto de la magia es la constante conciencia de sí mismo y vigilancia.
 
El uso de un egregor como foco para el trabajo individual puede ser sumamente útil, ya que el egregor es el núcleo de un particular conjunto de atributos y puede ser trabajado como un tipo de yo-sombra; Una perspectiva a través de la cuál experimentar el mundo durante períodos específicos, más bien que en el ámbito limitado de un trabajo invocatorio. Así el mago, en las circunstancias que lo requieran, hará uso del poder del Egregor tratando de expresar aquellas cualidades que son propias de la entidad.
 
Según la doctrina cabalística un egregor grupal debe ser cuidadosamente manejado. Si las cualidades que el egregor está destinado a encarnar no son hechas claramente explícitas, el Egregor corre el peligro de absorver las emociones ''inferiores'' y la negatividad presentes en el grupo u orden, convirtiéndose finalmente en una ''cáscara astral'' sin una personalidad coherente, reflejando y reforzando así las emociones incontroladas y los deseos conflictivos de aquellos que trabajan con él. Es como el famoso sistema "Si entra basura, Sale Basura".
 
Creo que hay más que algo de verdad en esta afirmación. La creación, implementación, y el subsiguiente trabajo con cualquier entidad relevante requiere una gran cantidad de disciplina y un método estructurado de trabajo. La doctrina oculta común asevera que cualquier entidad creada puede volverse incontrolada y maligna con el paso del tiempo, y la experiencia ha demostrado que éste ciertamente puede ser el caso de los servidores y tulpas. Precaución es entonces lo más importante al trabajar con una entidad creada y diseñada para encarnar cualidades ideales comunes a las cuáles un grupo, colectivamente e individualmente, puede aspirar.
 
Que una visión puede potenciar tanto el propio trabajo de individuos como el desarrollo colectivo de una organización parece ser algo bien comprendido por los asesores corporativos modernos:
 
Los líderes articulan y definen lo que previamente ha permanecido implícito o inexpresado; Entonces inventan imágenes, metáforas y modelos que proveen un foco de atención nueva. Haciéndolo así consolidan o desafían la sabiduría predominante. En resumen, un factor esencial en el liderazgo es la aptitud para influenciar y estructurar contenido para los miembros de la organización. La intención combinada con empeño es magnética. Y estas agudas personalidades no tuvieron que coaccionar a las personas para que presten atención; Ellas están tan absortas en lo que ellas están haciendo que, como un niño completamente absorto en crear un castillo de arena, arrastran a otros a hacer lo mismo. (Warren Bennis & Burt Nanus, Leaders).
 
Tom Peters, autor de Thriving on Chaos (Prosperar en el caos) señala que para ser efectivo, las visiones deben ser regularmente proyectadas y expresadas apropiadamente por aquellos en los puestos de liderazgo. Esto, dice él, es más efectivo que cualquier número de "declaraciones grandilocuentes", lo cuál si no es expresado con regularidad, no es más que retórica. Peters advierte a los gerentes empresariales de la trampa en la que excesivamente muchas órdenes mágicas parecen haber caído: que es demasiado fácil hasta para la visión más convincente volverse estática, de manera tal que impide los cambios que estaban planeados al principio. Parece que, cada vez más, los gerentes están percatándose de lo importante de proporcionar una visión inspiradora.
 
La creación de un Egregor grupal es el trabajo de aquellos adeptos que tienen claramente definidos los ideales y metas colectivas del grupo. La exhortación wiccana de "mantener puros tus más altos ideales" es de gran importancia en éste caso. Todo esto está lleno de dificultades en esta era posmoderna dónde el cinismo abunda, pero el poder mantener los ideales de uno en contra de la inerte, ridícula y estrecha visión de la mayor parte de la población es la marca del verdadero adepto.
 
Traducido por Kaosmos

Imagen de presentación de artículo, Eve, de Leonere Beadsman (detalle).

Imagen interior que ilustra el artículo, Magdalena Cyrczak, Magdusia

 

NOTAS del E.

1: El uso que hace Hine del término es correcto. Sin embargo, los orígenes son difusos y los usos actuales varían este significado. Para Eliphas Leví es algo creado dejando cierta ambiguedad respecto a si se puede hacer sin la intención de un grupo entrenado (iniciado) para ello. El uso francés habla de fuerzas puestas en movimiento, pero a la manera de un clamor u objetivo general, organización espontánea, en manifestaciones públicas o cultura de pueblos. Las enciclopedias antiguas anglosajones recogen este significado para el término, hoy en desuso, que vendría a ser similar al del palabro germano angst, pero aquí no habría nada de ocultismo ni sobrenatural. 

Es importante recalcar que se emplea el término egregor más de una vez para recurrir a algo parecido del segundo significado, pero poniendo en ello un agente sobrenatural creado de forma inconsciente por un colectivo. Algo tan general como la guerra o tan localista, pero masivo y lleno de símbolos y/o sentimiento como puede ser un equipo de fútbol, serían entonces egregores, pero inentencionados en su creación, no advertida su presencia y que se alimentarían del propio colectivo sin ofrecer usos prácticos como los señalados.

Esté artículo puede llevar a la confusión de denominar egregor a un servidor grupal, de un colectivo. En realidad la diferencia es sutil y a veces los términos se solapan. Es un debate largo y con puntos oscuros, simplemente se consciente de ello para cuando encuentres un término u otro. Consulta este artículo primero y este otro de los que tenemos en Habitantes para más datos.

2: El contacto con estos seres ha venido a ser la manera de ratificar el mando en este tipo de sociedades muchas veces, no solamente en la teosofía. Lo que ha provocado distintos vuelcos en cuanto a quien dictaba el devenir del grupo y más de una lucha de poder ante unos miembros que no podían demostrar con pruebas, ni serles aportadas, ni una parte ni otra. A veces supuestas pruebas estos maestros se han descubierto falseadas, fabricadas precisamente para mantener o hacerse con la dirección. El hecho de que el egregor no reparta órdenes ni señale el camino a tomar, y que sea de libre acceso a todos los miembros es la clave de su diferenciación. Para saber más de disturbios de este tipo, la parte relativa a la teosofía de El Mandril de Madame Blavatsky, una historia del gurú occidental (De Peter Washington y un libro tan documentado como crítico con estas sociedades) puede ser muy ilustrativa y no puedo negar que también divertida.

 


Fuentes

Originalmente publicado en la antigua ZDC (Zona de Caos.com), hoy extinta. Traducción de Kaosmos. Texto original de la página de Phil Hine http://www.philhine.org.uk/writings/ess_egregore.html 


Enviado por: Frater Organ

33 artículos publicados

Visto 2770 veces



Tags:

Egregor servidor Phil Hine


Participa

Habitantes del Caos es una comunidad abierta a nuevos participantes que quieran colaborar con artículos propios o publicando aportaciones interesantes.

Registrarse